www.diariocritico.com

La gran mentira, los presupuestos del Estado

viernes 07 de abril de 2017, 11:29h

Esta semana hemos sido de nuevo espectadores de los aspavientos del PP en la entrega de los Presupuestos Generales del Estado para este año en curso. Donde no entiendo todavía como el ministro Montoro se atrevía a calificarlos como buenos.

Comenzando por el balance global, estima que los ingresos serán de 293.000 millones de euros, con un descenso de todas las fuentes de éstos excepto la proveniente de la recaudación por IVA, frente a un gasto de 343.000 millones de euros.

Sin ir más allá, lo que se ve es un déficit de 50.000 millones de euros, si esto lo llevamos a la economía de nuestros hogares, teniendo en cuenta que no contamos con ahorros, lo que estaremos es en un grave problema, que seguro que el mismo ministro Montoro se encargaría de recordarnos.

De nuevo nos venden estos presupuestos, como unos presupuestos sociales. Pero curiosamente, la partida para las comunidades autónomas, que son las instituciones que soportan la mayor carga de gastos sociales, se ven reducidos en todos los casos, excepto Canarias, comunidad autónoma bendecida por un diputado cuyo voto es clave para la aprobación de estos presupuestos.

Nos encontramos con un importante aumento del presupuesto en el Ministerio de Defensa, partida poco social, que aunque nos lo venden como un 0,6%, en realidad estamos hablando de un 32%, ya que se han incluido las facturas heredadas en gasto armamentístico, aunque no valoradas como incremento del presupuesto.

Si seguimos analizando algunas de las principales áreas nos encontramos con un ligero aumento en Sanidad, un 0,1% con respecto a 2016; ligero recorte en cultura; un 1,7% de aumento de inversión en educación y desplome de inversión en infraestructuras.

Como especialista en economía "familiar", analizando estos presupuestos, no esperaría su aprobación, ni mucho menos una felicitación. No me atrevería a decir que con estos presupuestos mejora la calidad de vida de mi familia.

De nuevo nos hacen ver lo blanco como negro. Titulares sesgados y malintencionados su arma como especialistas en marketing, mantienen a los ciudadanos contentos y creyentes que su gestión es la mejor y la que necesita España, algo que yo no comparto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios