www.diariocritico.com

Ellos (I)

viernes 12 de febrero de 2021, 14:50h

Los gobiernos de casi todas los casos, cosas y cosos, y las elites ídem… además de urgentes curas de humildad necesitan hacerse urgentes autocríticas en profundidad.

Los debatillos que hubo, y hay, en “el extremo centro bipartidista” empiezan con babas-balas de fogueo y casi siempre acaban con el: “ellos”, “nosotros”, “vosotros”, “los otros”,

“conmigo o contra mí”… y atribuciones-vaguedades por el estilo; en efecto, no hay autocrítica partidista ni bipartidista.

Es, o parece ser, un paripé, porque este bipartidismo tiene más complicidad-oscuridad que credibilidad-claridad.

Lo cierto es que llevan manejando directamente “los países democráticos ricos”, e indirectamente manejan a casi todo el mundo… y estamos como estamos en corrupciones-desigualdades-malestares sin límites. Llevan más décadas-siglos en ese tajo que lustros llevaban-llevan China y Rusia intentando otro-otros sistemas económicos donde la igualdad supere a la desigualdad y la solidaridad supere a la propiedad.

-Oiga-oigo, que en China-Rusia hay muchas carencias…

-Oiga-oigo, y en “Occidente” también…

El Capitalismo privado de siglos, –con y sin “elecciones democráticas”-, no ha dado tregua para desarrollar-evolucionar otro-otros sistemas económicos en consonancia con las necesidades humanas de cada tiempo y lugar… no ha dado tregua a otros sistemas que no van más allá de 10-12 lustros en más-menos experimentos-vigor.

-Oiga-oigo, ¿qué diferencia de fondo hay entre el capitalismo de esclavos de hace cien años y el capitalismo de explotados actual? ¿En los países ricos todos son ricos y en los países pobres todos son pobres? ¿En los países democráticos todos son demócratas?

La cacareada, manoseada y sobre valorada “democracia occidental” es un artificio de extrema derecha económica. Es derecha porque la mayor parte de las materias primas y su comercialización-beneficios está muchísimo más en manos-mentes privadísimas que a disposición del pueblo-pueblos. Es extrema porque no pone límites al tener y al no tener… y en demasiadas ocasiones, las elites, tienen más influencia-poder de decisión que los mismísimos estados-gobiernos.

Es descorazonador-desmoralizador comprobar la ostentación del más todo y la miseria del menos nada. Es un atentado homicida a la condición-dignidad humana… al margen de la calidad-cantidad de pueblos habidos y por haber.

La libertad económica sin justicia social es una dictadura tan consentida como falaz. Es dictadura porque la “teoría democrática” de echar al gobierno en las siguientes elecciones por su mala gestión, y poner a otro… atrae en un principio, pero cuando se dan esas alternancias y no se dan soluciones satisfactorias a los verdaderos conflictos-problemas de la mayoría de la sociedad “el extremo centro bipartidista” suma otro fracaso capitalista tan histórico como el que más.

Hasta ahora, lo poco que cambia de un gobierno de “centro derecha y un gobierno de centro izquierda” se limita a la más-menos aceptación de “asuntillos” como: bajar-subir uno-dos puntos los impuestos, de ser o no ser creyente; de ser más-menos militarista-pacifista, de afrontar más-menos el feminismo-machismo, de libertad de expresión-impresión, de monarquía-república, de independencia-dependencia, etc., etc. Ojo, son asuntos a seguir estudiando–tratando; pero el asunto central-primordial a solucionar son las terroríficas desigualdades… sin esas soluciones esenciales no hay soluciones creíbles para casi nada ni casi nadie… solo hay demagogias sobre el más de lo mismo o peor.

-Oiga-oigo, que somos bastantes los que tenemos resuelto el asunto económico… y hay que dar prioridad a lo que usted llama asuntillos.

-Oiga-oigo, también creían que lo tenían resuelto bastantes “hosteleros”… y con la llegada del Covid, o de otros virus, fíjate-fíjese como están-estarán… no paran de pedir-protestar al gobierno regional y al gobierno central. ¡Es el mercado “amigo”!

¿Hay o no hay que hacer planificaciones sensatas con el beber-comer, con el disfrutar-trabajar… en la vida y con la vida?

Está claro, que ahora mismo, y desde el “bipartidismo centro extremista”, el poder político es un mandado del poder económico… está claro, que la confusión, sin discusión, y quizá la confrontación, reinan a sus anchas en la “victoriosa” Dictadura Capitalista.

Al Gran Capital le da igual que tu-usted cierren sus ahora ruinosos “negocios”… porque otros “hosteleros” más-menos preparados los abrirán. ¡Es el mercado-virus “amigo”!

En este sistema, ellas-ellos, las elites-elitistas siempre o casi siempre ganan. ¿O no?

Ojo, la autocrítica-humildad-análisis de ellos, y de nosotros, es urgente ponerlas en marcha.

Continuará…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios