www.diariocritico.com

Olas (I)

sábado 10 de octubre de 2020, 16:02h

Ola, según algún diccionario, es una palabra de origen incierto; o tal vez viene del árabe “hául”…agitación del mar, tormenta…movimiento impetuoso de la gente apiñada, etc. Es decir, las olas se asocian al agua-mar, y también pueden-deben asociarse al espacio- tierra, a sus habitantes y a sus circunstancias.

Hay olas de calor, olas de frío, olas polares… olas contaminadas, olas imprevistas, hay olas-plagas ruinosas-mortales.

Todas las olas de mar, de tierra, de aire, o nuevas-desconocidas, acaban estallando-estrellando con mayor-menor incidencia-virulencia donde más-menos lo esperas-desesperas.

Hay olas de origen natural y las hay de origen animal…cuando digo animal, me refiero a los seres humanos en casi todos los casos-cosas.

El ser humano tiene fecha de caducidad, pero en su interior sigue siendo un misterio lo mires-analices por donde sepas-quieras. La Naturaleza, en su interior-exterior es un misterio de misterios que jamás de los jamases conocerá-controlará-dominará a fondo el misterioso ser humano… porque solo somos una molécula natural-efímera más-menos científica-creyente de no se sabe que con exactitud. Es verdad que hay seres humanos de máximo mérito que hicieron-hacen-harán avances para el conjunto o para casi el conjunto de la humanidad… pero de ahí a estar por encima-mando de La Naturaleza era-es-será más sueño que realidad. Y quizá sea mejor así para que ningún narciso-osado “personaje” se crea un dios todo terreno o el ombligo del mundo. También es verdad que los hombres con auténtica grandeza para y por el bien común suelen ser sencillos-sensatos-sinceros… poco o nada que ver con todos o con casi todos los “grandes-triunfadores” al uso-abuso de “nuestro” hundido-sospechoso modelo de sociedad-suciedad.

¿Qué es triunfar y que es fracasar? ¿Qué es triunfar sin fracasar y qué es fracasar sin triunfar? Como decía mi inolvidable amigo Jordi Grau: ¿qué es la razón sin la locura? Hay triunfadores hijos de perdedores y hay perdedores hijos de triunfadores. No quise-quiero-querré competir, no pierdo demasiado tiempo en falsos, fatuos o forzados ganadores-perdedores… no aprecio las olas de moda-modorros-monsergas es esas cuestiones… prefiero compartir olas de sencillez-sensatez-sinceridad con las personas más fieles-firmes-formidables a sus principios y a sus semejantes.

La Naturaleza es el espacio-tiempo por excelencia, no sé si eternos, pero si inabarcables e insondables… los seres humanos, incluidos los geniales, solo pasamos un ratito “activos-vivos” en ese natural-inmenso misterio de misterios que es el Universo. Necesitamos, ya, mucha más humildad que vanidad.

Es correcto-lógico-normal que el hombre y la mujer se aproveche-experimente con La Naturaleza por curiosidad o por supervivencia, pero ojo con pasarse, o violarla-violentarla, porque todos o casi todos los días-noches hay desgracias provocadas artificialmente por tierra, mar y aire, y ojo porque van de menos a más.

Las olas naturales genéricas son continuas, afortunadamente las olas naturales-devastadoras todavía son descontinuas. Las olas artificiales-humanas más-menos evidentes o con premeditación-alevosía, empiezan a dar más miedo-pánico-preocupación que las olas naturales de “toda la vida”.

Las olas, todo o casi todo tipo de olas artificiales generadas por todas o casi todas las elites globales-nacionales, abarcan desde olas ideológicas-ideo ilógicas para sus fines, a olas de tergiversación formativa-informativa, pasando por olas de confusión-corrupción, amenazas-intoxicaciones, estafa-explotación, optimistas-pesimistas, negacionistas-indignantes, ilusorias-frustrantes, etc., etc., que causan desigualdades criminales, desesperaciones límites, parados, precariedades, enfrentamientos, provisionalidades, miserias, idas-venidas al más de lo mismo o peor, homicidios-suicidios sin fin en partes-porcentajes importantes del resto de la población. En el mundo ultra capitalista actual, y seguramente en los mercaderes mundos anteriores, reir-sonreir desde poltronas públicas-mixtas-privadas más-menos poderosas-cómplices-fracasadas… es de auténticos degenerados-lunáticos. Otra cosa es echarse unas risas-sonrisas que ayuden a burlar-superar el maleficio-maléfico-mal oficio de todas o de casi todas las elites “triunfantes”… y de sus posibles perturbados-turbulentos loros-cotorras-medios propagandísticos también.

¿Servirá, para aclarar algo, el sucio suceso-proceso del o de la Covid 19?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios