www.diariocritico.com

Sospechas (IX)

jueves 07 de mayo de 2020, 07:46h

LECCIONES

Ya hemos pasado con creces la primera cuarentena del estado de alarma…no saben-sabemos si tendrán continuidad las alertas. Parece que las víctimas-contagios disminuyen…pero es insuficiente; no, todavía no sabemos si nos iremos librando de más tragedias.

El maldito microbio, o lo que sea, se nos presentó casi de la noche a la mañana y nada ni nadie, o casi nada ni nadie estaba-está organizado-preparado como para estoquearlo en los diez-quince minutos que suelen durar las faenas de muleta en tardes de toros.

El Covid 19, ha resultado ser como ese toro de Albaserrada con 550 kilos, dos puñales por pitones y mucho sentido, para que lo lidie un chaval de 12-16 años que se inicia en las escuelas taurinas…dudas, equívocos, confusión, nervios, sustos, pavor, falta de recursos y oficio, horrores, errores, terrores…caos…como diría el inteligente maestro Luis Francisco Esplá.

Sí, ante esa fuerza de la naturaleza, ante esa furia desconcertante-desmedida es muy, pero que muy difícil poner orden en el caos. Habrá algún iluso-listillo, creyendo que quizá Abascal-Casado en un mano a mano cortasen las orejas del burel, ¿o saldrían huyendo con sus propias orejas caídas sin dar un pase-paso ni cara-pecho ante el peligro? Hay héroes útiles y hay héroes inútiles como dejó escrito-demostrado el original Julio Camba. Y también hay héroes de ficción añado yo.

El, o la Covid 19, son como esa montaña que rodeada de escombros, de vertederos, de cementerios tóxicos, de temperaturas anormales, etc., tiene malestares en las tripas y la hacen reventar casi sin avisar…son como un volcán rebelde que inunda de lava el suelo y de fuego el cielo.

El, o la Covid 19, son como ese brazo de mar podrido que al amanecer deposita miles-millones de peces sin vida.

El, o la Covid 19, son como esas nubes oscuras que desafían-chocan a nubes negras, de repente parece de noche, descargan un escalofriante relámpago, se oye un trueno apocalíptico, y las nubes en el fragor de su batalla, nos inundan de agua-granizo que superan sus lindes arruinando-dañando cosechas, cosecheros y sueños. En los años cincuenta, cuando era muy niño, me decían los abuelos que los relámpagos eran culebrinas, y los truenos eran ruidos porque los angelitos del cielo jugaban a los bolos… a casi todos los niños-niñas de aquellos años se nos había muerto un hermanito-hermanita inocentes…hay palabras y conceptos muy descriptivos y bellos en el idioma de Cervantes.

Ojo, al protagonismo del Covid 19, parece que no pasa nada más allá del “bicho”; pero, desmenuzas, consultas y compruebas que las agresividades medio ambientales siguen en vigor, es verdad que la cuarentena humana ha limpiado parte de la fauna-flora… quizá fuese conveniente encerrarnos voluntariamente una semana de vez en cuando para que la higiene global sea una obligación necesaria en nuestro minúsculo planeta. Está claro que no podemos vivir encerrados tanto tiempo, ni mucho menos encerrados toda la vida…pero, no debemos volver a vivir con ese desenfreno ansioso-consumista del mas de los mismo o peor, y que tanto nos envilece-destruye.

Y menos salva patrias-tripas de salón. No ha nacido, y no nacerá, un hombre, una mujer, un-una gay, un alcalde, un caudillo, un rey, un emperador, un presidente… que solo con la soberbia-descaro de las mentiras, del vocerío y de la propaganda, pueda vencer a una tormenta con malos augurios, a una montaña revuelta, a un mar contestatario o a un Albaserrada con fiereza ilimitada… tampoco pueden vencer-convencer a las personas más cabales y templadas hasta la eternidad.

Necesitamos mucho más civismo-humanismo-sentido común que fanfarrones-fanáticos-fantasiosos para cantar, contar y llorar nuestro breve paso por la vida.

Parece mentira, pero es verdad, que un virus, microbio, o lo que sea, haya puesto las cartas arriba-abajo de nuestro destino en un decir “Jesús”.

¿Aprenderemos-aprovecharemos algo de la lección-revolcón que nos está dando el magisterio-misterio natural y sus derivados?

Lo iremos viendo en próximas cuarentenas y tal vez en sospechosas coartadas. Salud.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios