www.diariocritico.com

El despotismo en Baleares, con los estudiantes, ante la covid-19

sábado 03 de julio de 2021, 13:54h

La semana pasada, estuve en Mallorca, coincidiendo con el escándalo del “macrobrote” de Covid 19 que afecto a los estudiantes de viaje de vacaciones a la isla. Naturalmente tuve que tomar precauciones, rellenando un formulario de IbeSalut para adquirir una QX y poder entrar en la isla de la que soy originario. Me pidieron el pase, lo menos 5 veces antes de la salida, unos muchachos, con distintivos , parecían voluntarios, en tanto la policía o la guardia civil no aparecieron para nada. Después de recorrer aquellos inmensos pasillos, sali a la calle y como yo no iba a ir a ninguna macrofiesta ya no me molestaron más. En cambio, no sé lo que sucedió a la llegada de los estudiantes, cuyo control a la vista de un “macrobrote” ,hizo funcionar de manera despótica a la Presidenta del Consell Francia Armengol, encerrando en hoteles como el Bellver, a los posibles contagiadores jóvenes que se quedaron sin ver Mallorca, posteriormente devueltos por la fuerza a su localidades de origen en la península en un transbordador.

La noticia saltaba aperiódicos como el Mundo: 1.167 contagios de coronavirus y 4.796 personas en cuarentena por el 'macrobrote' en Mallorca. 12 jóvenes han sido hospitalizados por precaución en Palma y 268 (procedentes de cuatro comunidades) se encuentran aislados.El gran brote de coronavirus detectado a partir de los viajes fin de curso a Mallorca y que se ramifica por una decena de comunidades no para de crecer. Alcanza los 1.167 contagios confirmados y las 4.796 personas en cuarentena, según los datos facilitados en la tarde de este lunes por Fernando Simón. "Son datos importantes que dan el toque de atención, tenemos que tener claro que los grupos que no están inmunizados están en mayor riesgo", ha explicado ante los medios.

Por comunidades, aunque no todas han difundido sus cifras actualizadas, la Comunidad de Madrid ha contabilizado ya 526 casos; Galicia, 102; País Vasco, 172; Comunidad Valenciana, 104; Cataluña, 132; Murcia, en 54; Castilla y León, 12; Castilla-La Mancha, 19 y Aragón, 10. Un 26% de las pruebas PCR a los jóvenes peninsulares que han tenido relación directa o indirecta con el brote de un viaje de estudios en Mallorca han dado positivo. La última comunidad en detectar positivos relacionados con esos viajes ha sido, este lunes, Castilla y León. A estos positivos notificados por las diferentes CCAA, hay que sumar los 33 positivos en Mallorca notificados este domingo por el Govern balear entre estudiantes de diferentes comunidades y las pruebas diagnósticas continúan. La mayoría de estudiantes son menores de edad, por lo que se necesita una autorización paterna para realizarles las pruebas.

Los 12 estudiantes que permanecen aislados en Mallorca, han sido hospitalizados a lo largo de las últimas horas. Se les ha ingresado en el hospital universitario de Son Espases de Palma al presentar síntomas de la enfermedad, principalmente fiebre y malestar general. Según fuentes del servicio de salud del Govern balear, se encuentran en buen estado, pero los servicios sanitarios han decidido trasladarlos al hospital por cautela y para seguir los protocolos sanitarios. Estos doce hospitalizados formaban parte de los estudiantes peninsulares que entre el sábado y el domingo han sido derivados al llamado 'hotel Covid' de Palma.(El Bellver)

En total, 265 estudiantes de cuatro regiones de España fueron aislados en Mallorca. 21 proceden de la Comunidad de Madrid, mientras que 214 son de Andalucía, 18 son de País Vasco y 12 son de Galicia. La mayoría lo han hecho hasta ahora en las habitaciones de los hoteles que ocuparon para disfrutar de un viaje de estudios que ha acabado traduciéndose en el mayor brote de coronavirus desatado en el país en las últimas semanas. La tasa de positividad entre los estudiantes que permanecen en Mallorca es del 26%. Uno de cada cuatro estaban contagiados.

Un grupo de padres de alumnos procedentes de San Fernando (Cádiz) ha presentado una denuncia contra el Govern balear al considerar que se ha aplicado un "criterio arbitrario e injustificado" para dicha medida. Otra madre ha presentado una denuncia por detención ilegal y prevaricación contra la directora general de Salud del gobierno balear, María Antonia Font. A lo largo de dos días se han vivido momentos de tensión entre los estudiantes recluidos forzosamente en sus hoteles. Algunos de ellos se resistían a permanecer en aislamiento o ser trasladados al hotel puente del Gobierno balear alegando que llegaron a Mallorca con una PCR negativa. "Ahora nos quieren llevar a un hotel al que llaman 'hotel Covid' y corremos el riesgo de contagiarnos", explicaba una estudiante a través de las redes sociales desde la habitación de su hotel. También hubo una negativa masiva entre los estudiantes a someterse a más pruebas y muchos intentaron conseguir billetes de barco o avión para poder volver cuanto antes a sus lugares de origen, lo que hubiera provocado una brecha en los protocolos de aislamiento. Ante esa resistencia y la amenaza de una rebelión que disparara el riesgo de descontrol y expansión del foco, el Govern balear ordenó el aislamiento forzoso de los estudiantes. Lo hizo al constatar que se estaba dando una "elusión masiva" de los protocolos sanitarios por parte de los estudiantes.

Lo que motivó el artículo en ABC de Jorge Rodríguez Zapata “lesión de la Libertad” denunciando el carácter despótico y forzoso de las medidas de confinamiento y expulsión de la isla. La directora general de Salud Pública emitió una instrucción para ordenar el aislamiento y dar cobertura a la Policía y a la Guardia Civil para que pudieran realizar traslados. La Policía tuvo que intervenir y mediar para hacer cumplir las normas impuestas en esta situación de excepción. Un dispositivo de ambulancias y coches policiales se ha ocupado de los traslados. Entre algunos de los grupos de estudiantes se estaban alzando voces denunciando que estaban siendo retenidos en contra de su voluntad. Mientras tanto, uno de los partidos de la oposición, Vox, acusa al Govern balear de "retener ilegalmente a los menores" y ha pedido la comparecencia urgente de la presidenta balear, Francina Armengol, "para responder por la desastrosa gestión del brote". Mientras tanto yo me pregunto sobre que tipo de festejos organizaron los estudiantes, sin mascarillas, ni las debidas precauciones, para organizar nada menos que un “MACROBROTE” y trasladarlo luego a sus poblaciones de origen, ya que han contagiado, en casi todas las Autonomías a sus familiares y amigos, ante una expulsión sin control suficiente. Vaya “papelón” el del Govern de las Illes Balears socialistas y Más Mallorca (radical de izquierdas). Si no fuera por un amigo y mi familia, no vuelvo a una tierra que se catalaniza, sin respeto a nuestras costumbres ancestrales de acogimiento y buen trato al “foraster”.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios