www.diariocritico.com

Catastrófica abstención: 47% en las elecciones catalanas

lunes 15 de febrero de 2021, 13:02h

La mitad de los catalanes, no fueron ayer a votar, significa eso, que pasaban de lo que se dirimía, o estaban aterrorizados por el Covid19, eran constitucionalistas o más bien independentistas, o estaban cansados de la política, en parte nacional, en parte regional. Me parece increíble que la candidatura del ministro Illa, haya conseguido doblar los resultados del antiguo PSC de Iceta porque la verdad como ministro no se ha distinguido especialmente en el control de la pandemia, incluyendo las compras de material sanitario a empresas desconocidas de su entorno catalán, más bien debería haber tenido mala imagen y sin embargo le ha dado el triunfo a Pedro Sánchez, por el simple hecho de acudir con un candidato gubernamental, archiconocido por la tele, de pocas palabras y una aparente timidez.

Pienso que esto último, es lo que le ha dado el 23,02% de los votos, y 33 diputados, pues ha movilizado a los antiguos obreros que votaron en su día a Maragall, aunque no consiguiera la mayoría absoluta, que no creo pretendiera, frente sus adversarios Esquerra 21,31 y también 33 diputados, y Junts per el si 20,06 y 32 escaños (el increíble Puigdemont). Es decir que solo lograron movilizar a los independentistas que siempre están dispuestos a dar guerra, y de manera anecdótica a sus contrarios VOX con 11 diputados y el 7,69% de los votos. Aunque no lograron sumar con Ciudadanos y el PP el 17,11% del voto. Lamentable el papel del PP que ha estado a punto de quedarse fuera. ¿Significa esto que los independentistas, tienen ya mayoría del 50% de los catalanes? No lo creo, pues es en el saco de la abstención, donde está oculto el fiel de la balanza, que sigue manteniendo, un relativo 60 a 40. Habría que hacer una encuesta a los abstencionistas y ver como se comportarían si se planteara un referéndum local, cosa ilegal, pues el referéndum debe ser según la Constitución de todos los españoles y por tanto es imposible conseguir la independencia que no lograría salir adelante.

Ciertamente la situación es enrevesada pues aunque Illa se presente a Presidente necesitaría el apoyo de Esquerra para ganar, y dudo mucho que lo consiga, en cambio es mas probable que Esquerra se unan a Junts per el si, con el apoyo de En comú podem que ha aguantado, frente a la posible perdida que vaticinaban los últimos malos resultados de Podemos, será Pere Aragonés o Laura Borras el presidente? Me inclino más por esta última ya que es la más independentista.

Mientras la situación económica caminaba en Cataluña hacia el caos, según analizaba Francesc Moreno considerando la situación de 2018 y 2019 como de decadencia sin conocer la existencia de la futura pandemia:

“En 2018, el PIB catalán, según cifras provisionales, creció el 2,6% mientras el de Madrid lo hizo el 3,2%. Con ello, el PIB de Madrid superará el de Cataluña. Ya en 2017, el PIB de Madrid se quedó a pocas décimas del de Cataluña, en concreto el 19,2% del PIB español para Cataluña y el 18,9% para Madrid. Recordemos que, en 1980, Cataluña ya representaba el 19,2% del PIB español mientras Madrid sólo alcanzaba el 14,1%. El vuelco ha sido muy importante.

En riqueza por habitante ya hace muchos años que fuimos superados los catalanes. Mientras en 1980 todavía íbamos por delante, en 2017 la diferencia sobrepasaba los 4.000€ per cápita en favor de Madrid. El paro también es unas décimas superiores en Cataluña. El crecimiento de la población se hace a menor ritmo en Cataluña que en Madrid. El envejecimiento de la población hace que Cataluña no puede pagar sus pensiones. Madrid, sí.

Las expectativas de futuro no son mejores. Cae la inversión extranjera, se crean más empresas en Madrid que en Barcelona, el cambio de domicilio social de unas 4.000 empresas tendrá un impacto negativo progresivo los próximos años... No es de extrañar que, a pesar que el fracaso de la DUI ha frenado la huida de empresas, la previsión de crecimiento del PIB para 2019 es del 2,8% para Madrid y del 2,2% para Cataluña. Las agencias de rating continúan calificando la solvencia catalana como “bono basura”.

De los datos anteriores se deduce una primera conclusión evidente: el autogobierno, monopolizado por el nacionalismo, no le ha sentado bien a Cataluña. Y ello a pesar del tirón económico que significaron los Juegos Olímpicos, realizados a pesar del nacionalismo.

Más allá de esta constatación, ¿cuáles son las causas concretas por las que Cataluña ha dejado de liderar la economía española y su PIB per cápita está por detrás de Madrid, País Vasco y Navarra? Seguro que el nacionalismo repetirá uno de sus eslóganes favoritos: “España nos roba”. ¿Acaso la España de Franco no nos robaba? También se alega el efecto capitalidad. ¿Es nueva la capitalidad de Madrid?

En un país normal, de verdad, los medios de comunicación, la Universidad, el Govern, se ocuparían de analizar el problema y buscar soluciones. No esperemos eso del régimen nacionalista. Aquí prevalecen el silencio, salvo escasas excepciones, y el victimismo acompañados de un toque de supremacismo. Eso es lo que ha llevado al abstencionismo al 47% de catalanes, con lo que la única conclusión de que si van a algo, es a peor. Especialmente con la participación de Pedro Sánchez.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios