www.diariocritico.com

El derrumbe del imperio de Occidente, tras el fracaso de Afganistán

viernes 03 de septiembre de 2021, 12:33h

El derrocado imperio de Occidente en nuestros días, ha sido el precipitado abandono de Kabul, por las fuerzas de la OTAN, arrastrando consigo a los afganos, que en veinte años se habían acercado a la democracia, a los que no se puede llamar colaboradores, sino que representaban una revolución para la cultura pastún.

Es comparable esa situación a la caída del Imperio romano de Occidente, que fue el período de declive del Imperio romano de Occidente en que perdió la autoridad de ejercer su dominio y su vasto territorio fue dividido en numerosas entidades políticas sucesoras.

Tradicionalmente, de acuerdo con el criterio del historiador del siglo XVIII Edward Gibbon, se vincula este hecho con el año 476 d.C., coincidiendo con la deposición del último emperador romano de Occidente, Rómulo Augústulo, a manos de Odoacro, aunque fue el resultado de un largo proceso que tuvo otros muchos hitos significativos. Años relevantes en este contexto lo constituyen el año 117, cuando el Imperio alcanzó su mayor extensión territorial, y el ascenso de Diocleciano en el 284.

Las pérdidas territoriales irreversibles, no obstante, comenzaron en el 386 con una invasión a gran escala de godos y otros pueblos. El 395, tras imponerse en dos guerras civiles destructivas, Teodosio I falleció, dejando un ejército colapsado y al imperio, con numerosos territorios donde no ejercía el control, dividido entre sus dos hijos incapaces. Para el año 476, cuando Flavio Odoacro depuso al emperador Rómulo, el emperador romano de Occidente,ejercía un insignificante poder militar, político y financiero, y carecía de control efectivo sobre los dispersos territorios en Occidente que aún podrían ser descritos como "romanos".

Los invasores "bárbaros" establecieron su propia autoridad en la mayor parte del área del Imperio de Occidente, aunque dichas gentes no fuesen ni invasores ni bárbaros, al ser gentes asentadas en el propio Imperio de manera pacífica en su origen (francos en las Galias, vándalos en Panonia, godos en Dacia, etc.) y recibiendo la ciudadanía romana al acordar el foedus con Roma (Edicto de Caracalla).

El imperio de Occidente en 2021, liderado en la OTAN por los USA, estuvo 20 años luchando contra los talibanes, para acabar rindiéndose ante ellos. Después de un presidente como Trump, que anteponía los intereses de América a cualquier otra cosa.

Le siguió, un decrépito Joe Biden, que no quería seguir viendo llegar ataúdes, como ya había ocurrido en la Guerra del Vietnam, aunque le llegaron 13 más. Para ello, optó por el abandono, como han señalado, dos autores como Elvira Roca y Guy Sorman, que han señalado muy acertadamente, la pérdida del Imperio a nivel mundial para los USA. Como lo fue para España en el S.XIX la pérdida de todos nuestros territorios en América y Filipinas en 1898, y la reducción de nuestra armada a la mínima expresión.

Es de suponer pues, que China con Rusia sustituirán a los USA en el Imperio mundial. Naturalmente, después de reducir drásticamente sus fuerzas militares, con la pérdida de la moral, como le ocurrió a España en el 98 que fue su año desastroso.

El presidente Roosevelt, apoyado por el cuarto poder, declaró la guerra. La poderosa flota estadounidense derrotó a las embarcaciones españolas en las batallas de Cavite y La Habana. España perdió con ello sus tres últimas colonias, Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Desde entonces y durante el S.XX, USA ha sido el Imperio de Occidente durante 123 años. Pero se acabó, y como los Imperios romano y español, y con el inglés, tendrán que pasar página. Y aceptar el nuevo rol que la historia y su propia capacidad les ha designado.

Hay que aceptar también, que Europa se verá perjudicada, pues la OTAN jugará un papel secundario. Y en nuestra geopolítica particular, nos veremos perjudicados por el auge de Marruecos, que está invirtiendo masivamente en armamento, con intenciones clarísimas sobre Canarias, Ceuta y Melilla. Al fin y al cabo, formábamos parte del Imperio de Occidente, y de sus democracias y ahora, somos más débiles, al arrastrarnos en su caída, con un derrumbe propiciado por el Gobierno frankesteiniano de Pedro Sánchez con la pérdida de imagen, correspondiente a su errática política exterior.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios