www.diariocritico.com

El dinero de la Unión Europea no hará las reformas necesarias de la Constitución Española

sábado 25 de julio de 2020, 11:38h

Hago uso del comentario del Instituto Bruno Leoni Italiano sobre los dineros que la Unión Europea va a dar con resquemor, tanto a Italia como a España. El dinero no hace reformas y el dinero se termina tarde o temprano. El acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo sobre la próxima generación de la UE representa, sin duda, un momento histórico en el problemático asunto de la Unión Europea. Pero, ¿qué significa esto para Italia y España? Ambos gobiernos han presentado el compromiso como su propio triunfo, y en realidad obtuvieron mucho de lo que pidieron especialmente Pedro Sánchez. Aun así, existe un riesgo y un resultado que debería advertirnos.

A partir del próximo año, nuestros países tendrán acceso a una cantidad sin precedentes de recursos europeos, financiados en parte por formas no publicadas de tributación común (aún por explorar) y principalmente por contribuciones de los Estados miembros. Estos fondos estarán sujetos a fuertes condicionalidades tanto con respecto a su destino como en el sentido de que deben ir acompañados de un camino de reformas estructurales. En resumen, es otro intento más de repensar el vínculo externo, que, sin embargo, en el pasado, al menos en ambos países, han demostrado ser menos efectivo de lo esperado. Si este es también el caso esta vez, existe un grave riesgo de que nuestros países se vean atrapado en un equilibrio de baja productividad y gran dependencia del financiamiento externo, que sin embargo terminará tarde o temprano. Y, por lo tanto, los fondos de la UE pueden ser una fuerza impulsora del desarrollo si se usan bien, pero también pueden ser un elemento de freno y un medio para preservar lo existente, que en España es una gran catástrofe. Dada la forma en que el ejecutivo maneja la emergencia económica (nacionalizaciones, despidos de 360 grados y una prohibición de despidos), hay más de una razón para preocuparse

Hay otro aspecto. La razón por la que la política italiana está subiendo los vidrios es que, después de décadas en las que Italia ha contribuido netamente al presupuesto de la UE, como nos toca ahora España pues, la salida del Reino Unido de la UE nos coloca como más ricos de la media. España ha sido receptora neta de fondos comunitarios desde su adhesión a la Unión Europea (UE) en 1986. Durante 34 años la economía española recibió de la UE más de lo que aportó. Esa situación, que ha aportado a la economía española en 34 decenas de miles de millones de euros, podría acabar en el próximo ciclo presupuestario (2021-2027) que se negocia en esta cumbre extraordinaria en Bruselas. El ‘Brexit’ tiene parte de la culpa. La salida del Reino Unido genera un efecto estadístico que hace que la renta media del bloque baje y por lo tanto, en relación a ella, la española suba. España es ya la cuarta potencia económica europea.

De hecho, las contribuciones se establecen principalmente sobre la base del PIB, mientras que la financiación proporcionada depende de las misiones, incluido el medio ambiente, la política de cohesión y las intervenciones extraordinarias para las economías en crisis. Sin embargo, en esencia, los flujos netos se mueven de países "ricos" a países "pobres": aquí está. Aproximadamente un año después de las apariciones en el balcón del Palazzo Chigi en Italia, en el que el actual Ministro de Relaciones Exteriores proclamó la abolición de la pobreza, Italia se exalta por el hecho de que ha ingresado oficialmente en la lista de países asistidos. Lo mismo ha hecho en España Pedro Sánchez que ha aprovechado la última sesión de control al Gobierno antes del periodo veraniego para sacar pecho del "gran éxito" conseguido por su Gobierno en Europa para el país y ha instado a todas las fuerzas políticas a reconocerlo. Pese a ello el presidente del Gobierno ha arremetido contra el líder del PP, Pablo Casado, al que ha reprochado su aportación inexistente, "un cero por ciento" al "logro colectivo" que, tras un "trabajo extenuante", ha supuesto el pacto en la UE. Y una vez más ha insistido en emparejar a los populares con la ultraderecha de Vox.

La línea argumental del presidente ha sido coreada por todos los ministros. Uno tras otro han exhibido el triunfo que atribuyen a Sánchez y han atacado sin contemplaciones a las fuerzas de oposición, principalmente PP y Vox, a las que acusan de "horadar" los intereses nacionales, olvidando que el dinero se termina si no se realizan las reformas estructurales de la Constitución que no permitan avanzar en riqueza, como por ejemplo la disminución de políticos a cargo del Estado y de funcionarios, el cambio de la ley electoral, La Reforma profunda de las CC.AA, el cambio del sistema de partidos políticos con listas cerradas , la recuperación de competencias en Sanidad, justicia y economía etc.etc, Hasta dejar a España en condiciones objetivas de volver ser rica, sin las tradicionales ocurrencias del Gobierno de Pedro Sánchez en los “viernes sociales”

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios