www.diariocritico.com

Información y desinformación en Afganistán

martes 24 de agosto de 2021, 13:04h

Leyendo, releyendo y viendo en WhatsApp y en la Televisión, se me ha ocurrido buscar los bulos con los que se ilustran. las noticias. El domingo 15 de agosto los talibanes tomaron la capital de Afganistán y con ello volvieron a gobernar el país, 20 años después de haber sido expulsados por una coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Su conquista provocó, el mismo día, que una multitud de personas intentara salir del país, a medida que los gobiernos de occidente evacuaban a sus connacionales. Algunos de los muchos ejemplos son los videos que muestran a personas corriendo por la pista del aeropuerto de Kabul para subirse a los aviones en despegue.

Eran decenas de ciudadanos movidos por el miedo al eventual regreso de las violentas prácticas que los insurgentes aplicaron durante su régimen entre 1996 y 2001, especialmente contra las mujeres. Las imágenes de lo que estaba sucediendo dieron la vuelta al mundo, en parte, gracias a las redes sociales. Pero el alto volumen de contenido también dio origen a la desinformación. Uno de los muchos ejemplos es la imagen sobre una supuesta estampida en el aeropuerto de Kabul. Usuarios en redes sociales dijeron que se trataba de miles de personas entrando en masa a la terminal aérea.

El video fue compartido centenares de veces, pero pronto los fanáticos del fútbol americano ayudaron a ponerle contexto a la situación. En realidad, el video fue grabado en enero de 2019 y no en Kabul sino en la ciudad de Arlington, Texas, en Estados Unidos, cuando miles de aficionados acudieron al estadio AT&T para ver jugar a los Dallas Cowboys, tal como se puede ver en el tweet del periodista local Jon Macho.

En Facebook y en Twitter señalan que una multitud estaba siendo evacuada de Kabul en un avión de la India. Pero la fotografía fue publicada originalmente en la página web de la fuerza aérea de Estados Unidos en 2013, y detalla cómo 670 personas son evacuadas hacia la capital de Filipinas, tras el paso del tifón Taiyán que azotó las islas. De hecho, Twitter y Facebook etiquetaron las publicaciones como falsas o engañosas.

Al igual que los ciudadanos de Afganistán, el presidente Ashraf Ghani también abandonó su país al enterarse de que los talibanes habían llegado a Kabul, pero no lo hizo de la forma en que lo sugiere un video, El mismo video lo podemos encontrar en el canal afgano Tolo News, publicado el 14 de julio cuando Ghani partía a Uzbekistán para una visita de dos días.

Otra publicación mostraba la bandera del Talibán ondeando encima del palacio presidencial de Afganistán, en reemplazo de la bandera nacional. Pero el portal español Maldita.es determinó que se trata de un montaje.

Varios usuarios han dicho que la imagen de tres mujeres caminando encadenadas por su esposo es actual. Pero verificadores de las agencias Reuters y AFP encontraron que la imagen se alteró para agregar la cadena. Demostraron que la fotografía en realidad se tomó en 2003, y contactaron al fotógrafo, quien dijo que no estaba seguro si el hombre en frente de ellas era su esposo.

Existen muchos otros, como la mujer arrodillada a la que disparan un tiro en la cabeza. No, este vídeo de una ejecución de una mujer no es de Afganistán ni es actual: es Siria y se difunde desde al menos 2014.

Lo mismo ocurre con las primeras imágenes de talibanes entrando en el palacio presidencial. Y todo lo que se dice de las mujeres a quienes se aplicará la sharía.

Sobre la situación global según ES Global publica un artículo que dice que Occidente se esconde tras las mentiras manufacturadas sobre Afganistán el 20 agosto 2021 por Ana Ballesteros Peiró.: Los reduccionismos y los relatos fabricados han sido utilizados para justificar el cambio de postura de Occidente frente a los talibanes y la inevitabilidad de su triunfo.

Desde la época colonial británica, los pastunes eran clasificados como pertenecientes a las razas marciales, aquellas que el Imperio creía mejor cualificadas para la lucha. Esta afirmación pasó al imaginario colectivo como cierta y marca a sus miembros hasta la actualidad. Así, alegatos como que los talibanes son guerreros naturales que nacieron para luchar y rebelarse resuenan entre quienes aún consideran que Afganistán es la tumba de los imperios. Pero no, no lo es. Es un reduccionismo que evita analizar los factores y actores que influyeron en la caída de esos imperios.

Es un relato que también heredó el Estado de Pakistán, que consideró a las tribus pastunes de sus áreas tribales y de la provincia Jyber-Pajtunjua (KP, en la actualidad, las áreas tribales están integradas en esta última) como ingobernables.

Con la invasión soviética (1979), Islamabad utilizó estas áreas tribales como zona sin ley para crear campos de entrenamiento de promoción del yihadismo en el que utilizó a los refugiados afganos entrenándoles para expulsar a los soviéticos. De muyahidines a talibanes, la utilización del islamismo pasaba por controlar la narrativa. Se ignoraba el legado de Khan Abdul Ghaffar Khan (Bacha Khan), pastún, musulmán, pacifista, laico, defensor de la igualdad de sexos y de la lucha anticolonial de forma pacífica.

Sus herederos, los miembros del Movimiento de Defensa Pastún (Pashtun Tahhafuz Movement, PTM) son vilipendiados por el establishment paquistaní, a los que se califica de terroristas y marionetas de India. Como se cuenta la historia, influye en cómo se percibe un lugar y en cómo se diseñan las políticas de exteriores, de defensa, la ayuda al desarrollo o la concesión de asilo. Perpetuar la imagen de rebeldía natural, de ingobernabilidad, de atavismo, tribalismo, etcétera, solo sirve como cortina de humo para ocultar todo lo que se ha hecho mal en Afganistán, ya que han derrotado a los USA, no dispuestos a que siguieran muriendo sus soldados como en Vietnam.

Joe Biden ha salida de estampida, aunque lo propusiera en su día Trump. El aeropuerto de Kabul es la imagen del caos en la derrota. Le oí decir por TV que esto no iba a pasar, pues el ejército afgano tenía trescientos mil combatientes que podían aguantar perfectamente contra setenta y cinco mil talibanes, Pues la verdad es que no ha sido así, mas bien al contrario.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios