www.diariocritico.com

Rajoy, chivo expiatorio de la podredumbre política

lunes 11 de junio de 2018, 12:25h

Se llama chivo expiatorio, en psicología al que paga los platos rotos, y este es el caso de la moción de censura, en que los partidos de la “Casta” y lo nuevos partidos transversales de la Transición PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos sobre todo, se han enzarzado en una batalla parlamentaria, basada en sugerencias del juicio de la Gurtel, en la que implicaban al PP como partido y lógicamente a su presidente, a su vez se juntaron todos los “malos” independentistas, ultra izquierda, y PNV con Podemos al PSOE, marginando a Ciudadanos, de tal manera que Pedro Sánchez, salió elegido Presidente, pero al igual que hicieron pagar los platos a Rajoy, también lo han pagado ellos por su perversa decisión de echarle a toda costa, pues las encuestas, han dado la vuelta a la situación anterior en la que se preveía que Ciudadanos tendría por encima de los 100 diputados, contra los mas o menos 80 del PSOE Y PP y los 50 de Podemos, para pasar a 118 el PSOE después del show galáctico de las Ministras, incluyendo astronauta, un juez estrella, un periodista twittero etc.101 el PP , 70 Ciudadanos, y 34 Podemos. Es decir, vuelven los partidos de la “Casta “a repartirse el pastel y se hunden los nuevos transversales.

Ese es el problema. Rajoy se ha despedido con dignidad, hidalguía y como hombre de bien y los votantes eso lo aprecian, pero a la vez no perdonan la maldad de sus oponentes, de juntarse con cualquiera, lo que supone que unos 40 diputados han vuelto a los partidos tradicionales, en tanto les parece bien la dimisión de Rajoy al 73% de los votantes. Mientras el mas beneficiado sale el PSOE, por el efecto de arranque de su primer gobierno, pero que ira progresivamente perdiendo posiciones a medida que metan la pata, como acaba ya de hacer Meritxell Batet, en lo que creen el 40% de los encuestados. proponiendo cambiar la Constitución en el tema federal catalán, cuando se necesitarán mayorías cualificadas, que ni el PP ni Ciudadanos le facilitarán.

Circunstancialmente, he tenido ocasión, a través de dos artículos de mi amigo liberal Abel Cádiz, de tener información directa de Mariano Rajoy y de su reacción a un primer articulo de Abel en la Revista Emprendedores titulado “El Partido soy yo “donde afirmaba: Entonces ¿qué es lo que ha pasado? Simplemente que el partido es patrimonio de Rajoy y no de sus supuestos 800.000 afilados que en militancia efectiva seguramente hoy no alcanza más allá del 20%. Rajoy es un buen parlamentario, nadie lo duda, lleva en el oficio 34 años y su estructura mental es la de un opositor de las alturas. No faltaba más, como el diría. Cualquier fino observador ha reparado en que Rajoy nunca ha dicho Nosotros cuando hablaba de acciones del gobierno o del partido. Su declinación recurre siempre al Yo, Mi, Me, Conmigo. Incluso ha circulado profusamente entre afiliados del PP un wasap bajo el título: Que nadie te engañe, Rajoy no arregla esto dimitiendo. España se quedaría con un gobierno en funciones, Cataluña podría independizarse sin que se pudiese impedir. ¿De dónde saldría tan sesudo análisis? La realidad es que el modelo que ha preconizado Génova ha sido absurdamente cesarista cuando Rajoy no es precisamente un líder carismático”. La respuesta de Rajoy ha sido invitar a Abel Cádiz a desayunar para explicarse, a través de una conocida común, que le dijo “Al leer el artículo detenidamente considero injusto que acuses al presidente de patrimonializar el PP, cuando lo que ha hecho es el inmenso sacrificio de salvarlo.

Ello ha motivado un nuevo artículo de Abel titulado:” Rajoy su sacrificio redentor por el PP” en el que dice que Rajoy le dijo: “-Mire Usted, Cádiz, en el PP solo ha habido dos dueños: Fraga y Aznar. El primero era el padre por lo que no cabe reproche; el segundo lo heredó y quiso convertirlo en su cortijo. ¿Acaso cree Vd. que su famoso cuaderno azul era un plan al estilo del “Qué hacer” de Lenin? Desengáñese, el cuaderno eran solo nombres; nombres a eliminar políticamente y nombres a proteger por serle fieles. El PP que Aznar me entregó, eso no lo niego, estaba configurado para obedecer. Así lo había decidido. Estaba nutrido por restos de UCD, los restos más peligrosos por otra parte. No ha leído usted el chiste que ha recordado Rosell en EL MUNDO, sobre los democristianos. Cuántas veces lo hemos repetido entre chanzas. Por eso yo mismo no podía democratizar al Partido. Para eso necesitaba una catarsis más profunda que perder unas elecciones. Y la ocasión me la ha brindado Sánchez cuando por fin hemos podido mantener una comunicación sincera. Ha sido gracias al 155, en sus dos visitas a la Moncloa. El peligro que hemos visto amenaza al PP y al PSOE. Tantos años cogobernado, porque el bipartidismo es cogobernar. Ya sabe usted el consejo del rey Alfonso XII en su lecho de muerte a la regente, su esposa: Cristinita guarda el coño y ya sabes, de Cánovas a Sagasta y de Sagasta a Cánovas. Pero yo estoy cansado, no aguanto más y nadie comprende la dimensión de mis actos por España. Ahora ha llegado el mayor de mis servicios. Es verdad que le he hecho perder el gobierno, y dárselo a Pedro, pero el resultado es que él sabrá reducir a Pablo Iglesias al techo que tuvo Anguita. Un partido comunista no debe pasar del 10% electoral. Si, si, adivino su pregunta: ¿Y qué será del PP? Ese es el otro gran servicio que presto, diría más, es un sacrificio redentor, porque gracias a él, el Partido vibrará y sabrá medirse a Ciudadanos que carece de trayectoria y de mimbres vitales. Creo que no quieren ser un partido de masas sino administrar el poder que consigan de manera que les llegue a todos. Cuando el PP ha mencionado la cifra de 800.000 afiliados, créame Cádiz, no mentíamos. Así fue y así volverá a ser cuando el partido elija a su nuevo líder”. Abel promete nuevos análisis de estas palabras, que yo me permito glosar, pues confirman mi idea central de que paguen justos por pecadores, como le paso al “Justo” en su día creando la iglesia más grande del mundo, condenando al infierno a los pecadores. Metáfora que, aplicada al caso, hace de la moción de censura la gran confesión, liberadora por catarsis, de la podredumbre y falta de democracia que ha caracterizado a los partidos desde 1978. De lo que fui testigo principal, al ser yo el creador del Centro Democrático en 1977(UCD) y abandonarlo ante lo que consideré que Suarez haría como fue, triste futuro.

La encuesta mencionada anteriormente lo confirma, aunque tengo la impresión de que, aun eligiendo, a mis amigos personales, Alberto Núñez Feijóo o Ana Pastor, efectivamente el PP se recuperará bastante. Mis dudas, en cambio, si son Soraya o Cospedal, nunca me han gustado ninguna de las dos. Gracias a Abel por hacer público este testimonio, pues la historia debe ser siempre el reflejo de la verdad vista por sus protagonistas y Rajoy esta vez ha pagado, en si mismo, todos los platos rotos por los demás, además de los suyos propios, que también los habrá.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Rajoy, chivo expiatorio de la podredumbre política

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    48965 | Lmsr - 12/06/2018 @ 06:31:44 (GMT+1)
    Magnifico analisis coincidiendo en lo fundamental. Discrepando en el.metodo. con mayoria absoluta no movio un dedo para proteger a su partido ni a,los españoles de lo que ya,se,atisbaba. Ni la memoria historica derogo.o modifico. Y al irse tampoco lo hizo de la manera que mas nos beneficio. Este circo sanchesqui nos dara disgustos muy graves

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.