www.diariocritico.com

El socialismo es más necesario que nunca: caos capitalista

martes 02 de noviembre de 2021, 08:11h

Tenemos delante un tiempo apasionante con grandes cambios mundiales que pueden ser a mejor o a mucho peor, lo de socialismo o barbarie ya está aquí. Sufrimos una gravísima crisis capitalista que es el fracaso e incapacidad de los amos del sistema que pretenden saber todo pero están metidos de lleno en un caos de logística, transporte marítimo y falta de piezas, acero, aluminio, cemento… en una crisis que ya va mucho más allá de la crisis financiera de 2008 pues también lo es de producción, reparto de mercancías, desastre ambiental, geoestratégica y de mano de obra barata. El problema no es la crisis en sí, sino como se va a encarar y sobre todo como se va a resolver en Occidente (territorio OTAN) dada la mayor riqueza, (aunque pesimamente repartida), de sus poblaciones y la creencia en poseer un poder militar y económico superior al oriente y el sur, por lo que el batacazo social será más fuerte.

Hace un tiempo ya que la Red Ecosocialista Global y socialistas como John Bellami Foster entre otros están advirtiendo de lo que llega, porqué y cómo encararlo.

Por ahora en los estados OTAN y en la Unión Europea, que más nos afecta, es la clase trabajadora y popular la que asume los costes sufriendo rebajas salariales, despidos y recortes sociales, así como el avance de los fascismos y/o el trumpismo y por su parte los estados con ingentes cantidades de dinero público subvencionando el capitalismo.

Las Subidas de precios en la luz doméstica y comercial e industrial, los carburantes, el pan, las frutas y hortalizas, la carne y el pescado, el calzado… dañan a las clases humildes y trabajadoras; todo ello en medio de salarios menores, cada vez menores, una precariedad muy extendida más la excusa de cierres o pagar menos debido al Covid-19 y la falta de piezas mecánicas o materiales, fabricados en Asia. La devaluación salarial es bestial, pero lo es porque también el concepto y la centralidad del Trabajo, Trabajo como clase social organizada y como derechos salariales y sindicales ha sido abandonada por socialdemócratas, verdes y populistas progresistas. Todo esto en unos momentos que los que las y los capitalistas de Occidente, del primer mundo, más beneficios obtienen y mayores son sus fortunas y poder sobre unos estados debilitados y de los que sin embargo extraen enormes ventajas y beneficios y encima son tan miserables que atacan las pensiones, la sanidad, la educación y exigen más privatizaciones, en el caso español con el miserable Casado a la cabeza y un gobierno en crisis permanente y sin usar su mayoría parlamentaria.

Lo primero que debe analizar un o una socialista, es que está ocurriendo e informar correctamente, pues la crisis capitalista ni ha cesado, ni lo va a hacer y el caos financiero, del transporte marítimo y la subida de los combustibles se va a acrecentar. Además de que cientos de millones de personas del mundo que antes eran campesinos miserables, están accediendo a bienes de consumo, automóviles y a comer todos los días y eso perjudica a la sociedad de consumo del primer mundo.

El capitalismo ha generado con sus emisiones de gas un cambio climático que está produciendo sequias, inundaciones, incendios, plagas y malas cosechas. Y las malas cosechas, en las ciudades ignoran que son escasez de alimento e incremento de precios, en un mundo que habiendo liquidado la soberanía alimentaria depende del trigo ruso, canadiense, argentino o del maíz, la soja y el arroz y ante esto los capitalistas que si lo saben están acaparando millones de toneladas estos productos para especular, ellos, que no los agricultores y agricultoras.

Lo segundo a denunciar es que la economía del carbono está ayudando a todo lo anterior, pero el sustituto es el capitalismo verde, que habiéndose transformado en especulador y siendo sus paramentos los de la economía neoliberal, ha pasado a formar parte de la explotación de territorios rurales y la privatización del agua, el sol y el aire. Y ese es el modelo moderno que nos venden los verdes y los mal llamados socialdemócratas.

Como socialistas sabemos que en esta hora de caos capitalista y alzas generalizadas de precios, acaparación de materias primas más gas y carbón la solución no es potenciar otro tipo de capitalismo, sino de construir socialismo. Hace falta una vida más frugal, pero más justa y mientras tanto mejores salarios y medidas de reparto. Lo que ocurre es que los ricos no se van a dejar y sabiendo de la cobardía de las “izquierdas” sistémicas y de la mayoría de los sindicatos a la hora de defender medidas de justicia social y equilibrar salarios y legislar en favor del trabajo, los capitalistas financian a la extrema derecha demagógica al objeto de garantizar su negocio y sus riquezas creando nuevos enemigos populares falsos. Es por ello que defender e implementar medidas socialistas no será un camino de rosas. Tampoco podemos aceptar lo que la decadente Unión Europea, meca neoliberal mundial, nos permita. Encima la palabra socialista en el reino de España la acaparan quienes ni lo son, ni quieren el socialismo ni saben lo que es y esta devaluación del socialismo ayuda a la derecha reaccionaria, porque liberales ya no hay, todos viven del estado y a costa de destruir lo público en beneficio de una minoría, aunque sea a costa de la vida. Socialismo o barbarie.

Permitirme unas referencias de autoras y autores y entidades que elaboran:

Entre otras y otros incluidos los y las clásicas del socialismo, tenemos a John Bellami Foster, Michel Löwy, SusanPrice, William Morris, Global Ecosocialist Network, Juan Torres, Jeremy Corbyn, Democratic Socialist of America, Vandana Shiva…

Carlos Martínez García

Politólogo y ex portuario. Miembro de la plataforma socialista pro PSF.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios