www.diariocritico.com

De cómo Pedro Sánchez carga de razón a la derecha

lunes 11 de febrero de 2019, 08:11h

Algún diario matutino, tratando de adoptar una posición equidistante entre el gobierno de Sánchez y los partidos de la oposición, ha opinado que estamos ante un doble error cometido por ambas partes. Me parece una interpretación parcial y forzada. En realidad, le resulta mucho más fácil a ese diario demostrar el error cometido por Sánchez al aceptar la impresentable figura del “relator” en las negociaciones con la Generalitat, que mostrar cual es el error que cometen los partidos de oposición al convocar una manifestación para protestar por tal desatino (Alfonso Guerra dixit).

Me parece que el problema es más de fondo. Refiere a una frecuente situación en donde los errores de un gobierno o un partido progresista carga de razones a los partidos conservadores. Históricamente, esto ha sucedido con alguna frecuencia al tratar de llevar adelante iniciativas justificadas pero por medios impropios o simplemente saltándose las reglas del juego. Algo así como lo que sucede cuando un fiscal hace una acusación justa pero torciendo el debido proceso. Generalmente pierde el juicio. Pues bien, en esta ocasión Sánchez no ha cometido sólo un error de procedimiento sino que también ha forzado los principios del buen gobierno.

Presionado por lo que considera la condición previa para agotar la legislatura, la aprobación de los presupuestos, ha acentuado la relación tóxica con el independentismo catalán, que le obliga a una deriva un tanto errática. Hoy pasa por inventarse una figura extraña al Derecho Público, el famoso “relator”, pero mañana puede transitar a la “suspensión” del dialogo con el secesionismo de la Generalitat “porque no acepta el marco que propone el Gobierno, que no es otro que el marco constitucional”.

¡¡ Vaya descubrimiento!!

Tal y como lo presenta la Vicepresidenta Carmen Calvo pareciera eso: que el Independentismo adopta ahora posturas irreconciliables con la Constitución. En realidad, solo caben dos posibilidades: la señora Calvo es limitada de entendederas o cree que todos los españoles lo somos. Produce una enorme vergüenza el papelón que está haciendo esta alta representante del Gobierno de España, especialmente -aunque no sólo- en la relación con la Generalitat. Uno se pregunta de que se estará hablando en las reuniones al respecto, cuando el primer antecedente fue que la señora Calvo dejó pasar el ataque al Estado que constituyó la propuesta de los 21 puntos de Torra. Ojalá haya una grabación de esas reuniones, que pueda salir a la luz en algún momento.

El problema es que la señora Calvo asegura que ella sigue las indicaciones del jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, el alter ego del Presidente de Gobierno. Es decir, que las ocurrencias y las metidas de pata de Calvo son aceptadas por el Gobierno, aunque ya se elevan algunas voces (Borrell, Ábalos, entre otros) en el gabinete, que se suman al hartazgo de una gran cantidad de barones del PSOE con la deriva de Sánchez en torno a las concesiones que está dispuesto a hacer al separatismo, con tal de prolongar su permanencia en la Moncloa.

Así las cosas, Sánchez está cargando de razones a una derecha que –afortunadamente- se reclama defensora de la democracia constitucional. No es fácil saber si la manifestación de este domingo en la plaza Colón ha constituido un parteaguas respecto del curso político, tal y como afirma Albert Rivera. Pero de lo que no hay duda es que resulta un aldabonazo que llena de ánimo a la mitad conservadora del país. Podría ser que Pedro Sánchez haya comenzado inopinadamente a cavar su propia tumba política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.