www.diariocritico.com

El duelo latente por el guion de la campaña

sábado 23 de marzo de 2019, 20:12h

Desde el principio de la precampaña se han ido perfilando dos guiones en pugna que tratan de orientar los contenidos de la contienda electoral: uno, preferido por PSOE y Podemos, que trata de poner énfasis en los temas sociales y colocar en sordina la crisis catalana, y otro, alimentado por PP y Ciudadanos, que busca lo contrario, sin ocultar del todo los temas sociales (desempleo, precariedad, etc.), pone el acento en la situación crítica de Cataluña. La recién estrenada candidata por Barcelona del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, respalda esta opción con un argumento fuerte: afirma que la crisis independentista es una amenaza mayor para la democracia española que el intento de golpe de Estado que protagonizó Tejero el 23-F de 1981.

Si se quisiera realizar un análisis de medios mediante la selección de categorías comunicativas, podríamos decir que el pulso se mantiene entre “los viernes sociales” y los “desplantes de la Generalitat”. ¿Y quién va ganando? Pues todo indica que en las últimas semanas se ha incrementado la presencia de la crisis catalana en los medios. Parece previsible que el peso de la crisis catalana en el guion de la campaña será considerable.

Esta situación está obligando a Pedro Sánchez a emitir mensajes mas claros y no precisamente previstos: “Mientras gobierne el Partido Socialista no habrá una Cataluña independiente”, ha afirmado en algunos mítines de precampaña. Sin embargo, no puede responder a las preguntas de Ciudadanos sobre si se compromete a no reeditar el acuerdo con el independentismo para mantenerse en la Moncloa.

Resulta una paradoja que sea el propio independentismo, aliado de Pedro Sánchez en la moción de censura, el que está empeñado en inducir un guion de campaña que favorece a la oposición. Pero, como en el chiste de la rana y el escorpión, parece que no puede evitarlo porque está en su propia naturaleza. Además tiene que soportar un poderoso acicate: el desarrollo del juicio al procés en el Tribunal Supremo. Pero también en ello hay una inclinación definida en el propio independentismo: por ejemplo, TV3 está haciendo del juicio prácticamente su único motivo informativo día tras día.

Así, progresivamente va estableciéndose un escenario en que parece que será inevitable una confrontación con el Estado más temprano que tarde. La impronta de un Artur Mas negociador ha dado paso a la de un arrebatado como Quim Torra. Claro, entre medias el independentismo sufrió la marca a fuego de una huella mnémica imborrable: la proclamación por Puigdemont de la República catalana para echarse atrás inmediatamente después. Para evitar repetir esa burla, el secesionismo eligió a un energúmeno como presidente de la Generalitat.

Así las cosas, la presencia persistente de la crisis catalana en la campaña cambia apreciablemente la cancha en que tienen que jugar los contendientes electorales. Pedro Sánchez no jugara cómodo en su propio estadio. La pregunta es si logrará superar esa circunstancia para alzarse con una mayoría suficiente para gobernar. Desde luego, siempre necesitará del apoyo de Podemos, pero su apuesta consiste en no tener que depender de los votos del independentismo. Todavía es pronto para poder imaginar si logrará conseguirlo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.