www.diariocritico.com

Razones por las que he suscrito el manifiesto que promueven Leguina y Redondo

jueves 28 de noviembre de 2019, 08:06h

Hace dos semanas recibí un correo de Joaquín Leguina en el que me adjuntaba el texto de un manifiesto y me preguntaba si estaba dispuesto a suscribirlo. Después de leerlo le respondí que estaba de acuerdo en términos generales y que podía contar con mi firma. Yo supongo que, aunque todos los que lo suscriben componen un consenso general de apoyo, cada persona tiene sus particulares motivos para hacerlo. Expongo a continuación las tres principales razones por las que me sumo a esta iniciativa.

La primera y mas importante refiere a la naturaleza del socio preferente y sus efectos programáticos. La expectativa del pacto de gobierno puede poner sordina a las exigencias de Podemos, pero no cambia su naturaleza política. A ello se refería Pedro Sánchez cuando aludía al insomnio que le provocaba la presencia de Podemos en el gobierno (y al 95% de la población, agregó). Habría que saber en qué habría cambiado Podemos en menos de dos meses. Y la respuesta abrumadora es que lo que ha cambiado es la opinión de Sánchez por intereses políticos coyunturales.

El propio Sánchez describió entonces que Podemos pertenece a una cultura política diferente, mas proclive a una orientación populista. Es decir, un planteamiento tendente al asalto de los cielos, a prometer la luna, sin reparar demasiado en gastos. Algo que, desde luego, no resuelve los problemas del país. Basten dos ejemplos: las propuestas económicas y el reto de la crisis territorial. El programa económico de Podemos plantea abiertamente aumentar los ingresos del Estado por medio de una mayor carga impositiva, para poder así incrementar los gastos. Cabe la pregunta de cómo ello es compatible con los acuerdos sobre equilibrios fiscales establecidos con la Unión Europea, especialmente de cara a la configuración de los presupuestos públicos. La memoria de Tsipras en Grecia reaparece con fuerza.

Respecto de la cuestión territorial, la propuesta de Podemos es abiertamente contraria a la Constitución, al propiciar, por ejemplo, un referéndum en Cataluña. Pablo Iglesias ha asegurado que en este tema guardarán fidelidad a la política del PSOE. Sin embargo, sus socios en Cataluña acaban de abstenerse ante la nueva burla del Constitucional que ha realizado el independentismo en el Parlament. Y mas recientemente, la convalidación del decreto del Gobierno que elimina la famosa republica digital catalana, ha sido posible gracias a los votos de PP y Cs, mientras que Podemos se ha abstenido en vez de apoyar el decreto del Gobierno. Si por la víspera se saca el día, cabe la pregunta de si ese es el grado de fidelidad que promete Podemos.

Únicamente la invidencia puede no apreciar que el socio preferente no ha cambiado de naturaleza y que buscar una alianza de gobierno con Podemos es incorporar un grado de inestabilidad política altamente nociva para el país. La ansiedad adolescente por obtener la investidura no puede conducirnos a una crisis mayor en el curso de la legislatura.

Por cierto, esta constatación se hace desde un planteamiento de izquierda. Quienes no aprendieron las lecciones del siglo XX, no captan que en el siglo XXI una izquierda violenta ya no es izquierda, que una izquierda no democrática ya no es izquierda, que una izquierda populista tampoco lo es.

La segunda razón por la que me adhiero al manifiesto es porque me parece una clara alternativa al todovalismo que acompaña a la forma de hacer política de Pedro Sánchez. No se puede plantear una cosa y la contraria para mantenerse en el Gobierno. Por tanto, no es presentable hacer una campaña electoral desde un discurso que plantea la moderación y el centro y sólo 24 horas después de los comicios girar 180 grados y buscar un pacto con la izquierda populista y sectores del secesionismo. La coherencia y la honradez intelectual no son adornos en una cultura política democrática.

Algo que también es válido al interior del propio partido socialista. Para lograr el preacuerdo con Podemos Sánchez burló a los órganos de decisión del PSOE. Ese mismo lunes se lo ocultó a la Comisión Ejecutiva que se celebró en Ferraz y luego hurtó las competencias del Comité Federal en materia de alianzas, para acudir únicamente a una consulta a los afiliados sin demasiadas garantías. El PSOE abandona así la democracia interna representativa para transformarse en una organización caudillista, que funciona únicamente a golpes de plebiscito. Claro, con unos resultados abrumadores (92%) que dan una idea del gran debate interno que se ha producido al respecto (y que inevitablemente recuerda los resultados casi unánimes de épocas pasadas). Recuperar el espíritu socialdemócrata en todas sus dimensiones es hoy la verdadera tarea de la izquierda española.

La tercera razón por la que apoyo el manifiesto guarda relación con la necesidad de romper con este silencio atronador que existe entre muchas personas socialdemócratas y progresistas ante la presente situación. Existe una tendencia extendida entre antiguos dirigentes del PSOE de considerar que se debe guardar silencio ante los manejos de Pedro Sánchez para no perjudicar al partido. Quizás el mejor ejemplo de ello es la actitud de Felipe González, quien, sintiéndose claramente a disgusto con la actual orientación del PSOE, sólo hace consideraciones críticas de forma indirecta y tangencial. Tengo que decir que esa actitud de dar un paso al costado ha sido propia de muchos antiguos responsables del PSOE, incluyendo al propio Joaquín Leguina. Hace un año todavía argumentaba en nuestras conversaciones que ya era un hombre jubilado de la política y que era responsabilidad de otros actuar ahora. Mi respuesta siempre fue que eso dependería de la gravedad de la situación. Lamento no haberme equivocado.

Pero además de la necesidad política de manifestarse ante la grave coyuntura que vive el país, creo que también hay una necesidad moral. Como dijo Miguel de Unamuno, hay ocasiones en que callar es mentir. Y hay que agradecer que Leguina y Redondo, junto a muchos otros, hayan decidido no seguir mintiendo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Razones por las que he suscrito el manifiesto que promueven Leguina y Redondo

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    54258 | María José - 30/11/2019 @ 00:24:58 (GMT+1)
    Gracias por apoyar el manifiesto, España y los españoles necesitan voces críticas para evitar semejante disparate que nos puede conducir al abismo. Saludos cordiales.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.