www.diariocritico.com

El País de Nunca Jamás

viernes 02 de julio de 2021, 12:05h

Había una vez un país, que en otro tiempo fue un Imperio donde nuca se ponía el sol. Bueno, no sé si esto ahora se podrá decir, no sé si esto es compatible con la memoria histórica, no sé si la piel fina aguanta esta afirmación... No sé, no sé.

En fin, no quiero despistarme así que no me iré tantos siglos atrás para hablar de ese país, conocido por muchos como España y reconvertido por unos pocos en el País de Nunca Jamás, donde los líderes indultados y sus acólitos del Procés, bien podrían ser los niños perdidos de la novela, aquellos que no crecen y viven sin ninguna regla ni responsabilidad, pasando así la mayor parte del tiempo divirtiéndose y viviendo aventuras. Y en este caso, no vale lo de cuenta la leyenda... porque la realidad supera la ficción.

En el País de Nunca Jamás la Fiscalía y la Abogacía del Estado dependen del Gobierno y además su Peter Pan particular se jacta de ello. Y si alguna institución no hace lo que a él le gusta la deslegitima, aunque sea tan constitucional como el Tribunal de Cuentas. Y no sólo eso, sino que cuando dice que algo no se hará “nunca jamás” hay quien le contesta con ironía “denos tiempo”, sintiéndose imprescindible y sabiendo que el cambio de opinión es, sin la más mínima vergüenza, lo más normal en Neverland.

En el País de Nunca Jamás, la concordia es doblegarse por propio interés. Los indultos políticos son “restaurar la convivencia”. A una medida de gracia no se responde con un agradecimiento, sino con un desafío. El diálogo es un monólogo. Las ruedas de prensa son comunicados sin preguntas. Los comités de expertos son gabinetes de comunicación. Los paseíllos son cumbres bilaterales. Los “nunca pactaremos” se diluyen en aras de la normalidad democrática y el “no dormiría tranquilo” se arregla cambiando de colchón...

En el País de Nunca Jamás sino estás conmigo estás contra mí y en cuestión de horas el sí puede ser no y el no, sí. La mentira no existe y la verdad es subjetiva. Un país donde, pase lo que pase, nunca pasa nada y donde Nunca Jamás se traduce en nuevamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios