www.diariocritico.com

La gran ayuda de los farmacéuticos en la COVID-19

viernes 20 de noviembre de 2020, 09:46h

Es un gran dislate despreciar, o no apreciar como se merece, la gran ayuda que los farmacéuticos están prestando, y la que pueden seguir dando en esta triste y dolorosa Pandemia a la que todos hemos de hacer frente, trabajando en equipo y remando en la misma dirección.

Nunca olvidaré que, a los pocos días de jurar mi cargo como Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, en junio de 2015, tuvimos que hacer frente a la mayor ola de calor de los últimos 12 años, que se cobró muchas vidas de nuestros mayores. Llamé al presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, que no vaciló ni un solo momento para poner a nuestra disposición a todas las Oficinas de Farmacia de Madrid; sin ningún interés económico y sin pedir nada en absoluto a cambio, firmamos un convenio oficial de colaboración para poder llegar a todos los madrileños con los necesarios consejos de educación para la salud, y así poder afrontar esa gran ola de calor. Después, en otoño volvimos a contar con su inestimable ayuda en la campaña de la vacunación de la gripe, lo que se repitió en las siguientes, así como durante los veranos en la prevención del melanoma y otros muchos programas de educación para la salud.

Ahora, desde marzo y para hacer frente a la pandemia, siempre confié en que podríamos seguir contando con la colaboración activa y desinteresada de nuestros compañeros farmacéuticos, pero la realidad no se ha hecho esperar y de nuevo, como en tantas ocasiones del pasado, son muchos, demasiados, los que quieren despertar las luchas por las competencias profesionales. Me pregunto ¿por qué no pueden administrar la vacuna de la gripe los farmacéuticos, ahora que no disponemos de los recursos humanos necesarios y que los centros de salud están especialmente saturados? ¿por qué no pueden realizar los test rápidos antigénicos o los test serológicos?

El Consejo General de Enfermería y la Organización Médica Colegial se oponen aludiendo que las Oficinas de Atención Farmacéutica no son centros sanitarios de diagnóstico y que se podrían estar incumpliendo hasta 15 leyes en relación con la seguridad y eficacia. La verdad es que ante la extrema situación que todos estamos viviendo, estos argumentos carecen de toda solidez. No se trata de sustraer competencias a ningún profesional, ni de poner en riesgo a nadie, sino de sumar y sumar, y cuanto más mejor, todos los recursos profesionales de que disponemos, y los farmacéuticos lo son y están especialmente preparados, algo que han demostrado en infinidad de ocasiones tanto en los ámbitos de la prevención, como en el del diagnóstico precoz.

Y por supuesto que si al final llegara el sentido común a nuestro Gobierno, que tanta resistencia al cambio ha demostrado desde el principio, se debería hacer a través de los convenios específicos necesarios con las diferentes Consejerías de Sanidad y asegurando siempre la eficacia, la seguridad de todos y la necesaria coordinación con el sistema de rastreo y vigilancia epidemiológicos; las Oficinas de Atención Farmacéutica cuentan con una rebotica o despacho para poder administrar las vacunas y realizar los diferentes test antigénicos y serológicos, respetando así la intimidad de los ciudadanos, y con todas las medidas necesarias para asegurar la calidad y la eficacia necesaria, y evitar también su posible contagio.

Estoy totalmente convencido de que el colectivo profesional de la farmacia de toda España no está pidiendo ayudar en esta pandemia para aumentar sus beneficios económicos; desde luego, estoy en disposición de asegurar que los farmacéuticos madrileños, no tienen ese tipo de interés, porque así me lo ha asegurado y me lo ha demostrado en multitud de ocasiones Luis González, su presidente, ofreciendo los servicios de las 2.897 Oficinas de Atención Farmacéutica, con las que contamos todos los madrileños.

Desde esta tribuna de opinión, quiero manifestar una vez más mi sincero agradecimiento a todos los farmacéuticos por su disposición y por su ayuda desinteresada, y esperar que el gobierno de España reflexione y autorice la petición que en este sentido han manifestado ya, tanto Madrid como Cataluña, al menos en el tema de los test rápidos de antígenos.

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud; Universidad Complutense de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios