www.diariocritico.com

Llegan las primeras vacunas y la nueva variante del coronavirus

domingo 27 de diciembre de 2020, 09:50h

No hay forma de que podamos disfrutar de una noticia tan positiva y deseada como la llegada de las primeras vacunas. La alegría contenida por el comienzo del plan estratégico de vacunación se ha visto ensombrecida por la confirmación de que la nueva variante del Coronavirus, que comenzó en Inglaterra, ya ha llegado a España, concretamente a Madrid, a través del gran “coladero” que ha sido y sigue siendo el Aeropuerto de Barajas. ¿Cuántas personas enfermas habrán llegado a Madrid, y por tanto a España, a través del aeropuerto por no haber exigido hasta ahora la prueba de PCR?

La noticia positiva desde luego es que ayer llegaron las primeras vacunas, aunque solo de forma testimonial, y hoy comienza la vacunación en la Residencia Los Olmos de la ciudad, elegida por su cercanía al centro de logística de Pfizer en Guadalajara, desde donde saldrán a los 50 puntos de vacunación, respetando todas las medidas de seguridad, de ultracongelación y de trazabilidad. Las dos primeras personas que recibirán la vacuna en España serán una residente de más de 90 años, la más longeva de la residencia, y la trabajadora más joven.

Todas las personas vacunadas recibirán una acreditación oficial, tema que ya amenaza con ser controvertido, como casi todo lo que nos ha traído la COVID-19. Sin embargo, esta medida se debe entender únicamente como una medida de salud pública que a todos nos beneficiará. En este caso, como en tantos otros, la pregunta debe ser ¿por qué no hacerlo?; y de muy poco servirán los diferentes argumentos políticos, a los que ya estamos demasiado acostumbrados.

Pero la vacuna solo es el principio del fin, y siempre que todos cumplamos con nuestra responsabilidad y que consigamos que, en junio y siempre que dispongamos de las vacunas suficientes, al menos el 70-75 % nos hayamos vacunado para llegar a esa “inmunidad de grupo”, imprescindible para ganarle batalla a esta cruel y traidora enfermedad.

Y desde luego, todos debemos ayudar a desterrar el pensamiento que circula en algunos medios de comunicación, en internet y en las redes sociales: ¡no se ha solucionado el problema con la primera dosis, y tampoco con la segunda!; nuestro organismo tardará como mínimo 10-12 días para crear anticuerpos contra el Coronavirus, y si bien servirán para que la persona vacunada pueda enfrentarse a la enfermedad con más seguridad y sin gravedad, nadie nos puede asegurar en estos momentos que no puedan transmitir el virus. En otras palabras, nada de abrazos y besos o quitarse la mascarilla, porque de momento no tenemos controlada la enfermedad, que además ahora se complica más con la nueva variante del virus.

Si bien es cierto, como nos han dicho la mayoría de los expertos, que se trata de una variante “mucho menos virulenta”, también lo es que es “mucho más contagiosa”. El virus tiene menos virulencia, menos capacidad de desarrollar una enfermedad grave; será menos mortal, pero la mortalidad en general puede aumentar a pesar de ello, porque al tener mayor capacidad de transmisión, aumentarán las personas contagiadas y por lo tanto también el número de enfermos que necesiten de un ingreso hospitalario, las diferentes complicaciones, los ingresos en las UCI y las muertes, lo que sin duda nos podrá llevar a un nuevo colapso sanitario. Individualmente el virus es menos mortal, pero al contar con un mayor ejército, matará a más personas.

Ahora deberíamos concienciarnos mucho más que nunca y respetar todas y cada una de las medidas de prevención para evitar el contagio, que ahora sabemos que es mucho más fácil: la higiene de las manos, llevar la mascarilla bien ajustada en la barbilla y la nariz, respetar la distancia de seguridad de al menos 1.5-2 metros, aumentar la ventilación de todos los interiores, evitar la movilidad si no es necesario y ante los más mínimos síntomas, llamar a nuestro centro de salud y ‘autoaislarnos’ hasta recibir la respuesta de nuestro médico de familia.

Comienza el deseado 2021 con la gran esperanza de la vacuna, pero no debemos relajarnos en absoluto porque además ahora, el virus es mucho más contagioso.

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud; Universidad Complutense de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios