www.diariocritico.com

A Rajoy solo le aplauden las 'seorías' del PP

jueves 01 de septiembre de 2016, 07:45h

Nadie esperaba sorpresas, ni sobre el tono del debate, ni sobre los contenidos de los discursos, por eso lo que llevaban escrito sus seorías (como dice Rajoy) desde hace días, no hubo que rectificarlo ni un ápice, como consecuencia de la intervención del candidato popular en su discurso para alcanzar la investidura. “España necesita un Gobierno, pero no el suyo” le decía Pedro Sánchez que empezó su discurso y a los 35 segundos ya le dio el primer y definitivo NO a su investidura, que por fin Rajoy ya ha entendido, como el mismo afirmó. Por supuesto, no faltaron los famosos Toros de Guisando en el debate para descalificar el acuerdo del PP con Ciudadanos, tal y como ocurrió con el acuerdo entre PSOE y C's meses atrás. Yo no sé si con tanto mencionar a Guisando, lo que de verdad querían los aludidos era asignar papeles a modo de novela histórica, donde se debería saber quien representa al Rey Enrique IV de Trastámara, llamado el impotente, que gobernaba por entonces los designios de Castilla, quienes eran los nobles castellanos que tuvieron enfrentamientos con el Rey por el tema sucesorio, pues deseaban que su hermano Alfonso fuera el legítimo sucesor, y no su hija Juana "La Beltraneja", a la que creían hija de Beltrán de la Cueva y no del propio monarca. Dejo a la libre imaginación del lector, la asignación de los papeles del impotente, el hermano del impotente y el de la hija imposible del impotente, entre los 350 representantes de la soberanía popular sentados en el hemiciclo. Según sea el lector de una opción política u otra, disfrutará con este reparto de papeles ya que entre sus seorías, es un secreto la asignación de personajes.

Rajoy va ganado en ironía y cada vez es más gallego y ocurrente según pasan los debates. Definitivamente, Mariano se ha venido arriba, tan arriba, que ha desvelado en un desliz indefendible, la fecha de la firma del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia, provocando un serio desencuentro diplomático con el país latinoamericano, pues aún no se había anunciado dicha fecha de manera oficial, ni siquiera por parte del propio presidente Santos. Está claro que a falta de Venezuela, Colombia también sirve para animar el cotarro. También entre sus travesuras verbales en la investidura, podemos incluir cuando se le ha escapado que el acuerdo con la formación naranja es por cuatro años, es decir, es un acuerdo de gobierno y no un simple documento firmado de cara a la investidura, como il bello Rivera se ha hartado de repetir. Rajoy es aquel amigo al que es mejor no contarle un secreto y mucho menos la celebración de una fiesta sorpresa.

Esta sesión de investidura ha sido muy hostil hacia el candidato como era lógico de esperar y todos se han desahogado salvando cuentas pendientes con el aún presidente en funciones, pero lo que más destacaría yo como aportación al anecdotario parlamentario es la incorporación del chicle de McGiver como arma estratégica aplicado a il bello Rivera por parte de Podemos. Rivera juega a ser buen chico a cualquier precio...incluso a cuenta de su propia credibilidad tal y como ha afirmado, algo de lo cual parece enorgullecerse. Si Rivera puso de vuelta y media a Rajoy y a todo el PP en la anterior investidura con motivo de la corrupción, en el acuerdo actual, todo aquello ha quedado sumido en la neblina marina de un miércoles de agosto. Yo conozco a una persona que es experta en divorcios de mutuo acuerdo, que como su nombre indica, suelen ser los más feroces. Esta buena señora (que no es abogada, ni se le acerca) suele presumir de tener un papel fundamental en la vida de los ex cónyuges, pues se precia de ser amiga de la pareja por igual. Cuando se reúne con el marido en funciones y este le habla de las maldades de su ex, le da la razón en todo y si puede, aporta algo dañino para echar gasolina al fuego. De la misma manera, cuando lo hace con la esposa, del ex marido ni su ADN queda a salvo. No sé por qué esta historia me ha venido a la cabeza acordándome de Albert Rivera...

En la parte de escenografía del debate, Pablo Iglesias ha levantado el puño al abandonar la tribuna de oradores del Congreso, lo cual ha provocado que Fátima Báñez se santiguase de forma repetitiva, mirando a sus colegas opusimos con la cara desencajada, diciendo para sus adentros, que lo siguiente es la quema de conventos y la violación de monjas. A la ministra la coleta del diputado de Podemos le inspira maléficos pensamiento, pero si encima levanta el puño, es el desiderátum total.

Iglesias ha repartido a Rajoy y a Rivera sin parar y esto le ha permitido salir como líder de la oposición... a Rivera. Esto es una mala noticia para los firmantes del manifiesto del pacto a tres (PSOE, Podemos y C's) para regenerar la democracia, que ven cada vez más distante dicha posibilidad. El líder de Podemos ha roto puentes con los de naranja y ha destrozado la teoría del chicle de McGuiver para un posible acuerdo de otras fuerzas no alineadas con el PP, tendiendo puentes a los independentistas que no han hecho más que dejar claro que no quieren saber nada de España, nada nuevo en los partidos catalanistas, pero remarcado por el PNV, pues no olvidemos que el día 25 de septiembre, pasan los vascos por las urnas. Un error más de Iglesias, que siempre echa un borrón sobre un texto inmaculado.

El fin de fiesta de la sesión ha dejado perlas con tono de chulería como es habitual en el portavoz popular Rafael Hernando y su afrenta constante, que es además de imprudente (si busca el apoyo del PSOE) de una hipocresía manifiesta cuando esgrime argumentos sobre la corrupción. Mal embajador tienen los populares que emplean a través de su portavoz el mismo tono desafiante que en tiempos de mayoría absoluta cuando el rodillo de los recortes se aplicaba sin que nada ni nadie lo pudiesen impedir. Las seorias del PP han ovacionado las ocurrencias de Rajoy y las bravatas de Hernando, pero sus socios de pacto no han hecho el mas mínimo gesto de aplaudir, aunque Felisuco por hacer una gracia que rebajase la tensión del debate, estuvo a punto de repetir lo que dijo el 7 de noviembre de 2011 en un tuit: “Me gustaría q en el debate los candidatos sacasen la chorra y se la midiesen. Así tendría algo objetivo en qué apoyarme a la hora de votar”. ¡Y luego algunos hablan del pasado de Cañamero!

Estamos camino de que este partido acabe en empate a investiduras fallidas, algo que Pedro Sánchez buscaba como primer objetivo, con el fin de no incorporarse a la reciente historia de la democracia como el único candidato derrotado en un debate de esta naturaleza. Después de un empate, siempre viene la prorroga que durará en este caso hasta el 25 de septiembre con las elecciones gallegas y vascas. Si permanece el empate, se iniciara la tanda de penaltis y habrá que decir quién lo tira y quien es el portero. Llegado el caso, que llamen a CR7 que es un experto en tirar desde los once metros en momentos clave.

JOSE JOAQUIN FLECHOSO

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios