www.diariocritico.com

La Diada influirá más que las elecciones vascas y gallegas

viernes 09 de septiembre de 2016, 09:47h

El Once de Septiembre o como dicen en Cataluñala Diada de l'Onze de Setembre, Diada Nacional de Catalunya, Día de Cataluña,Día Nacional de Cataluña, Fiesta Nacional de Cataluña, o simplemente el día que Gerard Piqué sale con su hijo a manifestarse dejando a Shakira en casa, se presenta este año un poco más floja que en anteriores ocasiones pero sigue con gran fuerza. Decía Mario Benedetti: “Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido” y parece que alguien en el Parlament se ha puesto como una moto haciendo todo lo que sea por incumplir la legalidad vigente, diciendo cualquier estupidez sobre los malvados españoles y sus leyes opresoras.

La Diada, la manifestación independentista, se acerca este año a los 300.000 inscritos, una cifra menor a la registrada el pasado año, cuando el 11-S coincidió con el inicio de la campaña electoral catalana. Por cierto, mucho nos quejamos de la repetición de elecciones generales, pero con tan solo mirar el calendario electoral a la Generalitat de Cataluña, los catalanes van a votar una vez tras otra, hasta que sale lo que quiere Artur Mas y Oriol Junqueras. Ante esta experiencia, más de uno ha tomado nota de lo que hay que hacer por si acaso.

Pero volviendo a la Diada, ésta conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas (¡ojo al dato!) al mando del duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española el 11 de septiembre de 1714. Esta victoria conllevó la abolición de las instituciones catalanas. Desde esta fecha no se tienen nuevas referencias hasta 1886 cuando fue prohibida la que tenía que celebrar el canónigo Jaume Collell, para evitar que se convirtiera en un mitin catalanista. Se recuerda esta fecha como la primera conmemoración de la caída de Barcelona y de los catalanes que murieron oponiéndose a Felipe de Borbón (el de entonces, claro) que fueron considerados mártires de la defensa de las libertades catalanas. Es curioso conmemorar un varapalo y más aún convertirlo en fiesta nacional, pero éste es uno de los muchos contrasentidos del independentismo.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, las dos entidades organizadoras del acto independentista, no andan muy convencidos de superar convocatorias anteriores, aunque ofrecen a los que quieran unirse que deben rellenar un formulario con sus datos personales……. No conozco ninguna manifestación en la que tenga que registrarse la filiación de sus participantes. Me imagino que luego entre los apuntados a la fiesta, sortearan una estelada-pareo que son muy útiles para ir a la playa, una foto dedicada de Pep Guardiola y la opción para presentarse al casting de Mira Quien Baila en versión catalana con sardana incluida. Pero esto no queda aquí. Para financiar la organización de esta manifestación, festejo o quedada, la ANC llama a los independentistas a comprar el llamado 'pack de la Diada', que incluye una bandera independentista para colgar en el balcón, una camiseta blanca con el número 11 en la espalda que bien parece un homenaje a Gareth Bale el jugador del Real Madrid, todo ello por el módico precio de 15 euros, con el objetivo de formar un "11 ganador" cual equipo de futbol, aunque más bien parece que en lugar de llamar a Puigdemont, están convocando a Zinedine Zidane para que les haga ganar su champions de estado libre asociado en Europa como diría Raül Romeva, el que no tiene un pelo de tonto. Ante esta propuesta, Florentino Pérez ha dicho que el señorío del Real Madrid está por encima de todo y le agradece el detalle a la CUP, pero que ese día Zidane no puede ir por estar en Valdebebas, si bien enviará al directivo Pedro López-Jiménez en su lugar, que ocupa el espacio de dos manifestantes y así pueden hacer cifra.

Pero esta Diada presenta otra novedad. Por primera vez en años, el expresidente de la Generalitat Artur Mas acudirá a los actos convocados después de sus lujosas vacaciones con yate y jet privado en Formentera, donde ha calentado motores con vistas a mezclarse con el pueblo llano, algo a lo que no está acostumbrado y le cohíbe un poco. “¡Es importante que estemos todos y todas! Nos reencontraremos", ha expresado moviendo su pelo bien cuidado con su flequillo erguido y no como el desparramado de su sucesor, que parece Harry Potter pero con cincuenta años.

En la hora de los acuerdos en la que nos encontramos, esta Diada puede ser el peso que desequilibre la balanza de fuerzas para optar al pacto de progreso que tanto proclama Pedro Sánchez. Para poner su granito de arena a la confusión, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, irá a la manifestación de las entidades soberanistas para "apoyar", alegando que "lo primero es defender la soberanía catalana, los derechos nacionales y sociales, y la legitimidad de las instituciones catalanas". "Estos son motivos de sobra para estar", ha explicado añadiendo que "Es mejor estar que no estar”. El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha anunciado su "voluntad de asistir a todos los actos”, también a la manifestación independentista del 11 de septiembre, al tiempo que ha avanzado que también participará en el acto que En Comú Podem celebrará en Sant Boi de Llobregat. Solo le falta tener ese día una trovada de peñas del Barça y otra de la comunidad de vecinos para completar una jornada irrepetible.

Esta indefinición de los grupos afines a Podemos y sus ambigüedades con el proceso independentista, serán un obstáculo a la hora de buscar una solución para sacar adelante un posible acuerdo de investidura. Si Pablo Iglesias, Domenech, o en definitiva Podemos, no dejan claro su NO a la salida independentista de forma rotunda y sin ambages, está claro que iremos a votar otra vez con las luces de Navidad en la calle. Rajoy con el caso Soria ya se ha lucido y poco se espera de sus intentos de alianzas con terceros que se han visto reforzados en sus posturas de oposición al ex candidato. Por su parte Ciudadanos tendrá su protagonismo en la Diada como todos los años y una vez más destacará su oposición al referéndum que proponen independentistas y las convergencias de Podemos, lo cual será un grave obstáculo para lograr el famoso pacto a tres (PSOE, Podemos y C`s) que proponen vía manifiesto un buen número de personas de diversas ideologías, unidas para poner fin a la gobernanza del Partido Popular y de Rajoy en particular. Nos queda la esperanza de que Albert Rivera diga digo, donde antes dijo Pedro/Mariano, y sus rotundos noes se tornen síes, como viene siendo habitual.

De todas formas, siempre nos quedara el video electoral del PP con sus dirigentes hablando catalán, que Carme Forcadell presidenta del Parlamento de Cataluña y miembro fundadora de Plataforma per la llengua pone día y noche para reivindicar con más fuerza si cabe sus intenciones independentistas, al ver como pronuncia el catalán Rafael Hernando. Después de tan cruel martirio, Carme, emocionada, escucha a Puigdemont tocando a la guitarra canciones de los Beatles y cantando en inglés con acento del Ampurdán Let it be, que es como lo de Hernando, pero con barretina escocesa.

JOSE JOAQUIN FLECHOSO

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios