www.diariocritico.com

La Europa irrelevante

lunes 13 de mayo de 2019, 11:40h

Las elecciones europeas estaban consideradas como una referencia en los pronósticos de este año. Faltan apenas dos semanas y si realmente tuviesen el peso que se les concedió a la hora de pronosticar, debería de notarse su presencia en crónicas y análisis. No es el caso y eso que es sobre todo la política lo que protagoniza los titulares de los medios económicos. Sea porque no se considera relevante, porque no atrae interés, o por lo complejo de su interpretación, lo llamativo es que estando tanto en juego, apenas tienen protagonismo. La participación a última hora de Reino Unido, interpretada únicamente en clave interna, encubre la delicada situación que atraviesa la Unión Europea alrededor de la cual el único consenso del que puede hablarse es el de que afronta años decisivos.

Uno de los fenómenos recientes que exigen más atención es el de la polarización. Es visible no solo por la creciente presencia de nacionalistas y populistas, sino a través de las posiciones de los líderes de los dos países más importantes de la Unión. Con un pie y medio fuera el Reino Unido, con Italia siendo considerada el elefante en la habitación y con un papel de España muy secundario, el duelo se ha visibilizado por el debate mediático entre la nueva líder de los democristianos alemanes y el presidente francés. Alemania considera un enfoque equivocado la defensa del salario mínimo europeo que defiende Francia, pero también la europeización de los sistemas de protección social, la mutualización de deudas o lo que denomina estatalización europea. Se enfrenta así la a veces caótica audacia reformista de los franceses frente al pragmatismo alemán.

La integración europea siempre ha avanzado a saltos. ¿Será esta vez diferente?

Tantas veces repetidos durante la crisis que estuvo a punto de destruirla, tres son los ejes en los que ha de descansar el éxito de la Unión Europea: la unión monetaria, la unión bancaria y la unión fiscal. De los tres depende la permanencia del euro, pero solo el primero continúa soportando el peso. De la unión bancaria, el pilar crítico lo constituye el fondo de garantía de depósitos y de la unión fiscal, un presupuesto europeo. Ni lo uno ni lo otro cuentan con el apoyo alemán. Hay quien recuerda con razón, que de no haber sido por la compra concretada a apenas dos horas de la apertura de las oficinas del Banco Popular, no hubiese sido suficiente la suma de todos los fondos de garantía de depósitos de la zona euro para hacer frente a las retiradas que hubiese sufrido la entidad. Un presupuesto “estabilizador” europeo como se pretende desde Francia, hubiese exigido hacer frente en plena crisis a transferencias por seguro de desempleo de decenas de miles de millones de euros -solo en España 30.000 millones- que hubiesen sido soportados en gran medida por contribuyentes de los países centrales. Tal riesgo moral necesita de muchos matices y reglas muy estrictas para llegar a ser aceptado por Alemania. Por si fuese poco, a estos problemas cíclicos sin resolver han de sumarse los estructurales: digitalización, clima, demografía, globalización.

No es extraño que equilibrados dirigentes políticos consideren dramática la actual situación europea, al tiempo que otros confían en que precisamente por eso, tras las elecciones y la experiencia del Brexit, el interés común se impondrá a las visiones más idealistas de unos y otros. En otro caso, no será fácil desmentir a quienes creen que la actual irrelevancia europea es el preludio a medio plazo de su desaparición. De lo que no cabe duda es que el asunto es serio.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.