www.diariocritico.com

La nueva belle époque

lunes 12 de diciembre de 2016, 10:11h

“Tras el Brexit, el mercado se recuperó en tres semanas; tras la victoria de Trump, en tres horas, tras el referéndum italiano, en tres minutos, ¿será en tres segundos tras el próximo desastre?” La cita corresponde a un contertulio ironizando sobre la subida bursátil del pasado lunes en respuesta al rechazo de la reforma constitucional en Italia. Ironía o no, lo cierto que es que las sorpresas cotizan al alza. Buenas o malas, siempre al alza. Visto así, esto de las finanzas parece un chollo. Hubo un tiempo, aunque ahora parezca estúpido, que sesudos analistas especulaban con el final de los ciclos económicos. Iba todo tan bien y durante tanto tiempo, que así aparentaba. ¿Acaso los mercados han sido capaces de superar la diferencia entre lo que es bueno y lo que es malo?

Un economista, no necesariamente brillante, que vea al mundo ahogado por inmensas montañas de deuda que no dejan de crecer y que interprete con preocupación lo que parece un paso atrás en toda regla de las grandes potencias (EE.UU. Reino Unido...) de los postulados que han configurado lo que se suponía el periodo destinado a acabar con la pobreza e incluso con los tradicionales ciclos económicos, lo tiene muy difícil en estos nuevos tiempos tipo Belle Époque. ¿Tiene usted preocupación por lo que ve y trata de actuar con prudencia porque no se fía?, es más, ¿intenta usted poner algún cortafuegos moderno tipo stop loss, siquiera por si acaso? ¡Ja! ¡Se va a enterar! Cuando rescaten a la banca italiana, que está hecha unos zorros, ni se le ocurra ponerse en el lado malo. Si la rescatan, que lo harán, saltándose todas las normativas que se han impuesto hace bien poco, que se las saltarán, será una magnífica noticia. Y si lo duda, se va a enterar, porque le va a costar dinero. Lo que está bien y está mal ha cambiado mucho. Por eso le vendrá bien releer en “El mundo de ayer” de Stefan Zwein, -nacido en plena Belle Époque-, el retrato de la Europa de aquellos años para compararlo con lo que ocurre un siglo más tarde.

Entre los emergentes vulnerables no aparece China, pero es una buena lista de posibles afectados por una apreciación del dólar

No merece la pena dedicar el espacio que queda a justificar porque los mercados están tan animados. Se ve. Tampoco a explicar porque cabe sospechar que se equivocan, porque los mercados no se equivocan nunca, -eso es de la clase de primer curso-. Al fin y a la postre, la Belle Époque se prolongó más de 40 años. ¿Recuerda las preguntas que en boca de un CFO proponíamos aquí mismo la pasada semana? Pues estamos en disposición de dar las respuestas. Lo crea o no. Lo primero a tener claro, es que lo negativo no cotiza. A partir de ahí, y perdido el miedo, esto es lo que va a ocurrir: 1) Los tipos de interés en EE.UU. van a subir. Empiezan esta semana y seguirán en 2017 dos o tres veces más. 2) La inflación va a repuntar. En EE.UU. de forma más sólida. En Europa, subirá, pero después bajará. 3) Con eso respondemos a lo del interés en los swaps. 4) Los metales corregirán, pero seguirán subiendo, beneficiándose de políticas fiscales expansivas 5) El petróleo también, y ni siquiera corregirá. 6) Los emergentes se verán castigados por la revalorización del dólar, pero se beneficiarán del aumento de la demanda mundial por el estímulo fiscal, unos más que otros –ver gráfico-.

7) El dólar se apreciará, porque el estímulo fiscal arrastrará a la FED a subir los tipos. ¿En Europa? Aquí no. Si acaso los de largo y más bien poco. 8) La existencia del euro se verá reforzada, porque ¿qué sería de Europa si no existiese el euro? 9) La guerra de aranceles no será tan escandalosa, porque los desequilibrios tardarán en aparecer. 10) Las bolsas subirán. En EE.UU. por la rebaja fiscal. En Europa por la política de estímulo monetario y por valoraciones. ¿Una nueva Belle Époque? Durante un tiempo. ¿Cuánto? Esa es la clave. Pero con permiso de China, puede que bastante. No para siempre, claro. Pero de eso ya hablaremos; no de la diferencia entre bueno y malo, sino entre corto y largo.

Jose Manuel Pazos
Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios