www.diariocritico.com

No lo deje demasiado tiempo

lunes 19 de marzo de 2018, 10:45h

¿Cubrir o no cubrir? Este es el dilema que, ante una estructura de pasivo en la que domina la financiación ajena a tipo variable, se plantea cualquier responsable financiero. Cuando el valor de una cobertura se asocia a las liquidaciones que genera, mirar por el retrovisor es demoledor, porque prácticamente nadie puede presentar una “hoja de servicios” donde la cobertura haya servido para otra cosa que para facilitar el acceso a un empréstito. Tras la crisis, los bancos condicionaban informalmente la concesión de nuevos créditos al cierre de una “cobertura” que pasó a ser un requisito inexcusable contra el que únicamente cabía aspirar a conseguir que el derivado fuese lo menos comprometido posible.

Quienes entonces, -los menos- optaron por pagar la prima de una opción (un CAP) llevan años disfrutando de la ausencia de liquidaciones que hubiesen superado en mucho la prima pagada. Pero comprometer en tiempos de escasez un importante desembolso que en función del nocional cubierto puede ser de centenares de miles de euros, no es algo que se acepte con facilidad en los Comités de Dirección y frente a un tentador SWAP vendido como de “coste cero”, cuando no edulcorado con opciones vendidas para reducir el “tipo fijo” (comercializados como swap subvencionados en sus infinitas variantes), era muy difícil, y continua siéndolo, comprometer el pago de una importante prima.

"Las ciudades más caras del mundo. La debilidad de dólar y libra sacan a N. York y Londres del Top Ten. Madrid y Barcelona mantienen el puesto 34"

Por si fuese poco, la generalización de tipos cero en los contratos de préstamo, ha desembocado en serios problemas de contabilización comprometiendo no pocas cuentas de resultados al no superar la supuesta cobertura los test de efectividad contables obligados por la NIC 39 y su variante actual la NIC 9 (aplicable a partir de 2018). Pocos préstamos escapan hoy de tener un mínimo en el Euribor (tipo cero), y sin embargo las liquidaciones de cualquier SWAP en sus múltiples variantes se efectúan sobre un Euribor que continua en negativo. ¿El resultado? La cobertura difícilmente es eficaz, y los auditores complican la vida a los responsables financieros, con la única alternativa de comprar un FLOOR a tipo cero, o que ambos miren a otro lado para evitar las consecuencias de reflejar en resultados el cambio de valor de lo que era una supuesta cobertura. Con tales antecedentes, la resistencia a efectuar nuevas coberturas es comprensible, más si una vez que se toma conciencia de las implicaciones de tener un tipo cero en el préstamo, la cobertura eficaz dispara su coste al tener que incorporar la compra de una opción (en este caso un FLOOR al 0%) al contrato de SWAP. Los márgenes implícitos aplicados por las entidades financieras –nunca abiertamente explicados, dando origen a sanciones de la CNMC- se suman al tipo SWAP y a la prima implícita de la opción, de modo que el tipo final comparado a un Euribor que continua en negativo, hace que cualquier planteamiento de cobertura por parte del responsable financiero a su Comité de Dirección, resulte obra de un valiente.

Más que en ninguna otra circunstancia, vuelve a ser necesaria la valoración de un CAP como método más eficaz de cobertura. Porqué, ¿van o no subir los tipos de interés? Más que probable. Ya lo están haciendo quienes pueden. Al ser Europa el área más rezagada, no aparece un sentido de urgencia, y puede ocurrir que la reversión de la QE tenga por efecto el alza de los tipos SWAP antes que el propio Euribor, de modo si aún no ha enfrentado el dilema, no lo deje correr demasiado tiempo.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.