www.diariocritico.com

Iván al cuadrado

martes 01 de junio de 2021, 07:51h

Decía Mark Twain que la diferencia entre un mentiroso y un gato es que el gato tiene siete vidas y el mentiroso solo una. Iván Redondo es un cínico jesuítico criado en la derecha, ex-feligrés de Dios y refractario a cualquier concepto de ética y lealtad. Se sabe que su pasión son las series televisivas sobre política, El Ala oeste y Borgen, cuyos capítulos ve y revé cuaderno en mano para tomar nota de chascarrillos y diálogos que luego parafrasea con menos talento que Sorkin y, desde luego, con muy poco sentido de la oportunidad.

Este maquiavelo de seminario asesoró a Antonio Basagoiti en todos sus fracasos electorales y luego decidió que era el momento de abandonar Euskadi y buscar alguna plaza más facilona. Se fue a Cataluña y asesoró a García Albiol en su carrera a la alcaldía de Badalona con una de las campañas más sucias y racistas que se recuerdan (fue denunciada ante los tribunales) que culpaba veladamente a los rumanos de todos los males de la ciudad.

La desmedida ambición del espectador de series de tele no tenía bastante con una ciudad tercerona en una región levantisca y movió sus bártulos hacia Extremadura donde asesoró a José Antonio Monago, que no se fiaba mucho de su consejero, pero jerarquía obliga y se lo tragó con patatas y buena fortuna pues ganó la presidencia de la junta. Y como no es menester el traidor cuando es la traición pasada, Monago se deshizo elegantemente del poco ético estratega quien voló tanto y tan alto que intentó aterrizar en Génova 13 pero Rajoy, con su olfato especial para los problemas, se lo sacó de encima con dos palmaditas en la espalda. Despachado y despechado, el megalómano vicario acabó en el equipo de Pedro Sánchez y allí encontró su alma gemela: un hombre joven, ambicioso, con poca ética y ningún compromiso ni con el socialismo ni con la verdad. ¿Qué tú mientes? Pues tranqui, que yo vengo del PP donde aprendí que la mentira es dogma. Se besaron, se amaron y ganaron la moción de censura pactando con proetarras (Bildu), supremacistas (ERC) y manilargos (JxCat).

Aunque el pacto con Ciudadanos habría sido lo mejor para España, ni Redondo ni otro de los muchos aprendices de megalómanos españoles, Albert Rivera, estaban por la labor con lo que aquello no fue más que un escupitajo al cielo que cayó en la cara de Rivera. Y llegó octubre 2019, hace menos de dos años, cuando Redondo y Sánchez bordaron aquello de “Nunca pactaré con Bildu”, “las penas hay que cumplirlas íntegramente”, “Quim Torra es un supremacista”, “Quiero garantizar a la ciudadanía que la sentencia se va a cumplir, no habrá indulto.” Llegó, incluso, a prometer que traería a Puigdemont de Waterloo y lo sentaría ante la justicia. Ja.

Y ahora estamos a la vuelta de la esquina de un autoindulto (TS dixit) inoportuno e ilegal en la medida en que se concede grupalmente y no caso a caso como es preceptivo. En cualquier caso, es un fraude de ley que busca “comprar” el apoyo de los golpistas y los antiEspaña para (intentar) acabar la legislatura y colocarse en la parrilla de salida de la próxima. El PSOE debe tener en cuenta algo muy profundo: su estrategia la está definiendo un señor del PP educado en lo jesuítico y con un concepto de lealtad igual al de Judas. No parece bueno.

Redondo y Sánchez, dos ambiciosos sin compromiso social, tienen en sus manos la maquinaria poderosa del estado y la están poniendo a disposición de todos los que pretenden destruir nuestra forma de vida tal como la conocemos: Bildu, los independentistas racistas, Podemos y sus repúblicas sin peso específico. Es una lección que los electores deberíamos aprender y corregir porque una cosa es que un político nos mienta (es repugnante e inaceptable), nos engañe y le votemos (Rajoy, Sánchez) y otra muy distinta es que España y el poder del estado estén en manos de un maquiavelo de baratillo que toda su estrategia política se basa en las notas que toma de las series de televisión y al que no ha votado ni el Tato. Ni el Tato.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios