www.diariocritico.com

OK boomer

lunes 03 de febrero de 2020, 13:54h

Si contestas con un twit de más de cien caracteres o intentando argumentar intelectualmente, la respuesta que recibes invariablemente es OK Boomer. Es una forma estúpida de despreciar a cualquiera que no pertenezca a la legión de ágrafos que conforman las hordas nacidas después del 99, aprox.

Todas estas personas han sido retratadas por la prensa como la generación “mejor preparada de la historia”, pero es una falacia absoluta. Para empezar, casi todos se han educado bajo ese engendro denominado LOGSE en el que para aprobar el único requisito era ir cumpliendo años. Para seguir, es la generación con mayor porcentaje de abandono escolar temprano de las últimas tres décadas y el ratio de quienes dejan de estudiar pasada la enseñanza obligatoria (18%) es precisamente el más alto de toda Europa (la media europea es de 11,7%). Por supuesto, el informe PISA corrobora estos datos con dolorosa certeza: estamos criando una generación de cenutrios con esmarfón sin comprensión lectora alguna e incapaces de sumar de cabeza.

Las carreras universitarias “antes” eran de cinco cursos lectivos en los que se aprendía no solamente la materia técnica específica, sino que también se profundizaba en otros temas con asignaturas aledañas que siempre ayudaban. Desde hace unos años las carreras se han reducido en un año y ya hay un montón de ellas que se cursan en tres. Por supuesto, el currículo escolar sigue la misma senda: nadie sabe ortografía (solo hay que leer cómo escriben en las RRSS), ni aritmética elemental (una división por dos cifras es un suplicio para cualquier menor de 30 años), ni historia (Franco fue un rey de España, Adolfo Suárez un constructor de aeropuertos), ni geografía (Almería es un pueblo de Galicia, Cataluña tiene dos provincias, el Guadiana es una montaña). Eso sí, todos conocen los nombres y pasos de los más de 50 bailes de Fortnite, un juegucho de móvil que está provocando más fracaso escolar que cerrar todos los institutos y colegios de España durante un año entero.

Toda esta patulea de analfabetos funcionales está ya escribiendo en medios de comunicación porque consiguen 500.000 seguidores en un día (ostie, pilotes) o millones en un video contando como “joder” (sic) a los vecinos (El Rubius) o esa mujerona vanidosa y amargada que atiende por Soy una Pringada y que, simplemente, odia: odia a los heterosexuales, odia a los trabajadores, odia a los escritores, odia a los arquitectos, odia a los españoles, odia los libros y ama Telecinco, lo que equivale a odiar todo lo que de bueno haya en los humanos. Los casos se multiplican más que exponencialmente y hay ya una generación convencida de que la Isla de las Tentaciones es arte felliniano y el grito Estefaníaaaa, versión hortero-moderna del grito de Tarzán, la mismísima Novena Sinfonía.

Ya tenemos alcaldesas como Ada Colau, incapaz de acabar segundo de filología pero youtuber adultescente con un canal que da más vergüenza que rabia. Sumemos que los líderes políticos de casi todos los partidos son pura mediocridad (salvemos a Aitor Esteban y a Pablo Iglesias como excepciones a la regla que, seguramente, confirman) al más puro estilo aquella Leire Pajín de infausto recuerdo, y esto sucede porque en un mundo en el que El Rubius o la Pringada ingresan cientos de veces lo que un científico o un profesor, no caben el conocimiento ni la cultura, solo la estupidez inmediata que tan rentable es para los que mandan hoy pero que van a dejar, no ya hambre, sino indigencia para mañana, pasado mañana y al siguiente. Con este panorama lo raro es que Vox no acabe arrasando con mayoría absoluta. En fin, la única esperanza que nos queda es que no hay mal que cien años dure ni cristiano que lo aguante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • OK boomer

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    54768 | Loky - 04/02/2020 @ 13:40:26 (GMT+1)
    De todas formas, es bueno poner el dedo en la llaga del que corresponda. Desde hace mucho tiempo, la educación más que una herramienta para hacer progresar la Nación, se ha convertido en arma arrojadiza entre derechas e izquierdas. Personalmente, abandoné el Turno de Oficio de menores, porque era descorazonador. En muchos casos, habría que haber impuesto la pena a los padres, no a los menores. Mirando a los políticos de ahora, la perspectiva no puede ser peor, están más ocupados a fabricar problemas que en solucionarlos. Saludos
    54767 | Pascuamejía - 04/02/2020 @ 13:04:35 (GMT+1)
    Pesimista y generalizador, injusto en definitiva. Quería señalar con el dedo que tenemos un problema serio de formación cuando comparo a nuestros sucesores con los de otros países europeos: la peor tasa de abandono escolar, unos resultados espantosos en PISA, el tercer país europeo en número de móviles... afortunadamente hay también muchos jóvenes preparados de verdad y trabajando en serio, pero nuestros promedios son nefastos y en eso entran en juego la falta de un sistema educativo sólido y exigente que se mantenga en el tiempo y el "apoyo institucional" a la falta de esfuerzo y compromiso. Me he dejado llevar por el pesimismo, pero es que oír a varios decir que Franco fue un rey o que el Guadiana es una montaña es, francamente, descorazonador y muy indicativo del sistema educativo que tenemos. De todas maneras, me enmendaré. Un saludo.
    54766 | Loky - 04/02/2020 @ 09:33:49 (GMT+1)
    Es un artículo pesimista, pero retratas bien a la gran mayoría de la peña, basta ver la mayoría de la programación de Tv, para intuir el nivel. De todas formas, también existe (y doy fe de ello) un buena cantidad de gente muy bien formada, que ha aprovechado sus oportunidades. Mi hijo tiene ahora 26 años, es ingeniero de caminos, habla bien italiano e inglés, y conoce algo de francés. Pues bien ya firmaba yo haber tenido su nivel con su edad. Terminó la carrera, y consiguió trabajo al mes (tuvo que correr a apuntarse en el paro, para que le hicieran el contrato). En fin, no son la mayoría, pero eso nunca ha pasado. De los treinta y tanto amigos de juventud, solo 2 terminamos carrera universitaria, y el resto se quedó por camino. Mi carrera es de 5 años, pero la de él es de 6 (4 civil+2 máster en caminos), y su nivel de idiomas está a años luz del que podría soñar yo. Tenemos gente muy bien preparada, pocos, pero buenos.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.