www.diariocritico.com

Autopista Ocaña-La Roda

El Ministerio de Fomento recurrirá ante la Audiencia Provincial de Madrid el auto del Juzgado Mercantil número 2 que insta la liquidación de una de las ocho autopistas en quiebra, la AP-36 Ocaña-La Roda, al rechazar el plan de rescate que el Departamento que dirige Ana Pastor ha presentado como propuesta de convenio, según informaron fuentes del Ministerio.

El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ha dejado en el aire el plazo de aceptación del plan de rescate de autopistas en quiebra que el Ministerio de Fomento presentó como propuesta de convenio de acreedores en el concurso de las radiales de Madrid R-3 y R-5, y que inicialmente concluía el próximo 16 de noviembre.

La autopista AP-36 Ocaña-La Roda, una de las que están en quiebra y que rescatará el Gobierno, propone a sus entidades financieras acreedoras aplazar 43 años, hasta 2057, el pago íntegro de su deuda de 522 millones de euros.

La ministra de Fomento planea crear una empresa pública

Hay una decena de autopistas con problemas económicos y financieros y seis de ellas se han declarado ya en concurso de acreedores. Entre las que tienen problemas hay algunas en Castilla-La Mancha. Se trata de la autopista Madrid-Toledo, la R-2 entre Guadalajara y Madrid, además de la autopista entre Ocaña-La Roda. El Ministerio que dirige Ana Pastor está pensando en poner en marcha una empresa pública para 'rescatar' a estas empresas. Fomento asumiría la titularidad de estas autopistas y también la deuda de unos 3.500 millones de euros que suman.

  • 1

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha insistido en que el Gobierno no dedicará ni un euro de fondos públicos a rescatar a las empresas concesionarias de autopistas de peaje que están en riesgo de quiebra -entre ellas algunas de Castilla-La Mancha-, si bien no ha explicado la solución se dará a este problema, ante el que el Estado tiene una responsabilidad patrimonial de 3.300 millones de euros.

Entre ellas, dos de Castilla-La Mancha

El Gobierno contempla abordar una "liquidación ordenada" de la decena de autopistas en quiebra si esta opción tuviera un menor impacto en las arcas públicas que rescatar las vías mediante la constitución de una empresa pública de autopistas.

Es la cuarta que lo hace

La autopista de peaje AP-36 Ocaña-La Roda ha solicitado el concurso voluntario de acreedores ante la "inminente imposibilidad" de afrontar los pagos de su deuda financiera, que asciende a 522 millones de euros y que vencía a finales de este ejercicio, según informó la sociedad concesionaria de la vía.