www.diariocritico.com

barco ochentero

> Por Carlos Martín, enviado especial, a bordo del barco


Atracamos en Livorno y deseosos de ver Florencia y Pisa. De nuevo toca coger el autobús para desplazarlos a Florencia. Casi 100km y una hora y media de carretera. No hay tregua para el sueño porque la guía nos va poniendo al día de lo que nos vamos a encontrar.

>Por Carlos Martín, enviado especial, a bordo del barco


Porque no solo de música vive el hombre así que camino a la excursión nuestra amable guía nos enseña Roma al completo. El autobús atraviesa la ciudad camino del Coliseo, después de admirar tan suntuosa obra desposeída del mármol que la recubría para adornar otros lugares de la Ciudad, repleta de gente todo hay que decirlo que casi no se puede caminar, nos subimos de nuevo al autobús para seguir admirando todos y cada uno de los monumentos que nos ofrece la Ciudad.

> Por Carlos Martín a bordo del barco

Cuarto día en el Barco Ochentero. Atracamos en Napoles recién salido el sol después de una noche tranquila de navegación. Otro día para disfrutar de los mejores canciones de los '80.
  • 1

-Por nuestro enviado especial Carlos Martín

Llegamos al puerto de Civitavecchia y dispuestos a ver la Roma imperial y majestuosa. Porque no solo de música vive el hombre así que camino a la excursión nuestra amable guía nos enseña Roma al completo. El autobús atraviesa la ciudad camino del Coliseo, después de admirar tan suntuosa obra desposeída del mármol que la recubría para adornar otros lugares de la Ciudad, repleta de gente todo hay que decirlo que casi no se puede caminar, nos subimos de nuevo al autobús para seguir admirando todos y cada uno de los monumentos que nos ofrece la Ciudad.

> Por Carlos Martín, a bordo del barco

Llegamos al puerto de Olbia en Cerdeña a las 8 de la mañana. Durmiendo se nota la maniobra de aproximación al muelle. Abro la ventana y veo tierra. Hoy tocan en el Barco Ochentero dos Artistas. Leblond y Un Pinguino en mi ascensor. Pero antes de todo hoy toca ver Costa Esmeralda y Porto Cervo y dar una vuelta por la Ciudad de Olbia. Visitas rápidas pero intensas.