www.diariocritico.com

Bodas de sangre

Cuando, en los años 20 del siglo pasado, Federico García Lorca (1898-1936), comienza su vida literaria, las figuras de la dramaturgia que triunfan en España son las de Manuel Linares Rivas, Eduardo Marquina, Pedro Muñoz Seca, los her­manos Álvarez Quintero y, sobre todo, Jacinto Benavente que, en 1922, recibe el premio Nobel. Justamente el mismo año en que Lorca escribe su primera obra madura: 'Tragico­media de don Cristóbal y la señá Rosita'. La dramaturgia de Valle-Inclán aún no había salido del papel impreso y, quizás, el único referente próximo para García Lorca era Pérez Galdós, cuya obra dramática tenía un verdadero interés social y existencial.
  • 1