www.diariocritico.com
     28 de noviembre de 2021

Irene Escolar

Puntual, disciplinada, serena, apacible, etérea, más que amable y con una dulce y permanente sonrisa dibujada en su cara, ya cerca de la treintena, Irene Escolar (Madrid, 1988), nos recibe en la Sala Negra de los Teatros del Canal. Apenas en dos horas tendrá que encerrarse en la caja de 6 x 8 metros con sus tres compañeros y 60 espectadores más para volver a representar Vania (escenas de la vida), de Rigola, su director fetiche. Siempre quiso ser actriz. Lo es desde que, a los nueve años, se subió al escenario por primera vez. Fue en Mariana Pineda, dirigida por Joaquín Vida. Su sino, de algún modo, ya estaba marcado por las estrellas porque Irene es ya la sexta generación de actrices de la familia -más bien la saga- de los Gutiérrez-Caba Alba. Es nieta de Irene Gutiérrez Caba, y sobrina nieta de Emilio y Julia Gutiérrez Caba.
  • 1