www.diariocritico.com

Junta Directiva Nacional PP

> El resultado en las urnas marcará el nivel de tranquilidad en el partido hasta las generales

Como viene siendo costumbre, el presidente del PP, Mariano Rajoy, realizó ayer un discurso de temática económica y de carácter triunfalista, alabando la gestión de la salida de la crisis y sin autocrítica sobre la pérdida de apoyos. No es lo que le pedían en diversos sectores del partido, que si bien tampoco querían una gran revolución, sí pretendían algunos cambios e incluso sustituir a la secretaria general, Dolores de Cospedal. Pero Rajoy, famoso ya por no hacer grandes cambios e incluso ninguno, fue fiel a su estilo y tan sólo ha aparcado la crisis un tiempo. ¿Hasta el 25 de mayo?

- El PP obvia las críticas y repite la 'fórmula del plasma'
- Rajoy: ni planes de futuro ni autocrítica por las andaluzas
- En lugar de relegar a Cospedal, la elogia ante los críticos
- 'Otra oportunidad perdida', por Fernando Jáuregui

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido hacer este martes ante la Junta Directiva Nacional del PP un reconocimiento explícito a la labor de la dirección del partido y, en especial de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, quien, según ha dicho, ha tenido que lidiar con "situaciones muy complejas y muy difíciles".
 
El PP no tarda en sacar pecho con los datos del paro en un vídeo electoral

> El presidente ya dejó claro que pretende "pequeños ajustes" y que está "contento" por cómo funciona el partido
> El gran rumor que circuló ayer era que el gallego Feijóo sería el sustituto de Cospedal para poner paz interna

Aquí está la esperado Junta Directiva Nacional del PP. El presidente del partido, Mariano Rajoy, ya dejó claro ayer en una entrevista en RNE que haría, como mucho, "pequeños ajustes", y que está "contento" por cómo funciona el partido, adelantando pocas revoluciones. Y eso que el gran rumor que circuló ayer era que el también gallego Alberto Núñez Feijóo sería el sustituto de Dolores de Cospedal para poner así paz interna tras el enfrentamiento de la secretaria general con el sector crítico liderado por Javier Arenas. Hoy, conoceremos el resultado de esta contienda.

- Feijóo espera un cierre de filas con Rajoy y coincide en que no tocan cambios
- Rajoy promete sólo "pequeños ajustes" | Nadie espera anuncios novedosos
El PP no tarda en sacar pecho con los datos del paro en un vídeo electoral
El PP contraataca adelantando su programa, con menos impuestos y más medidas sociales

> Las elecciones generales rondarán el 20-N sin barajarse la posibilidad de aplazarlas a enero

Nadie espera anuncios novedosos en el discurso que dará este martes Mariano Rajoy en la primera Junta Directiva Nacional del PP en celebrarse desde hace dos años. Sin embargo, sí podría haber algún gesto para tratar de calmar las aguas internas que están multiplicando las discrepancias de cara a la estrategia electoral tras el batacazo andaluz. Si bien Rajoy ha asegurado que no hará "grandes cambios" en el Partido Popular, al ser preguntado por esta cuestión en una entrevista en Radio Nacional, sí ha admitido que podrían haber "pequeños ajustes".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado a los integrantes de la Junta Directiva Nacional del PP el próximo día 7, tras el paréntesis de la Semana Santa, para analizar la estrategia y perspectivas del partido ante el periodo electoral que tiene por delante. "Tendremos que corregir lo que haya que corregir", se limitó a decir jefe del Ejecutivo al ser preguntado esta semana por el cuestionamiento interno ante los negativos resultados de las andaluzas.

Junta Directiva clave en el PP para abordar el 'escándalo Bárcenas'

> No se descarta que el presidente lance un mensaje de apoyo al gallego Feijóo

El presidente Rajoy intentará este miércoles dar un impulso al PP, con menos actividad desde que a finales de enero salió a la luz la presunta contabilidad B de la formación, recordando que la prioridad del Ejecutivo y del partido son las reformas para salir cuanto antes la crisis. Tras la reunión, Rajoy no comparecerá ante los medios de forma directa, sino de nuevo por pantalla de televisión, como tras la polémica aparición que hizo un sábado justo tras estallar el 'escándalo Bárcenas'.

- El juez suspende las declaraciones de los supuestos donantes del PP

> Ni planes de futuro ni autocrítica por los resultados en Andalucía, repitiendo estrategia: no mover nada

Como viene siendo costumbre, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha realizado un discurso de temática económica y de carácter triunfalista, alabando la gestión de la salida de la crisis y sin autocrítica sobre la pérdida de apoyos. No ha anunciado por el momento cambios en el partido, como se le pedía, y ha advertido a su partido que no debe distraerse de los dos objetivos centrales del año 2015: consolidar la recuperación económica y trabajar para ganar las elecciones autonómicas y municipales, catalanas y generales.

El PP no tarda en sacar pecho con los datos del paro en un vídeo electoral

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, cree que "no es el momento de grandes cambios" a falta de menos de dos meses para las elecciones municipales y ha trasladado a la dirección autonómica del partido que lo que debe evidenciarse en la Junta Directiva de este martes, a la que acudirá, es el "cierre de filas" con el presidente, Mariano Rajoy.

Es verdad que Rajoy no parece demasiado aficionado a los ritos procesionales de Semana Santa, falta de afición que comparte con la mayor parte de eso que se llama 'clase política'. Pero ello no le libra de ser un penitente. No es la primera vez que escribo que el presidente del Gobierno es, acaso, uno de los personajes menos envidiables de España, algo que ya dijo hace un par de años un comentarista creo recordar que del New York Times. Desde entonces, la situación política no ha mejorado mucho para Rajoy, aunque sí, al menos para Rajoy, la económica: yo creo, por ejemplo, que las cosas se complican más y más -con mayúscula y con minúscula-en una Cataluña en la que una parte minoritaria, pero muy activa y vociferante, de la sociedad civil insta a la desobediencia a las leyes, pura y simplemente, tratando ahora de que sus futuros cargos municipales se desliguen de la obediencia al Gobierno central y a las Cortes, e incluso a los tribunales de Justicia 'españoles'.

Intervención en circuito cerrado tras la Junta Directiva del PP

> "España superó una crisis financiera y una de deuda, hemos sido capaces de aguantar"

Ni una explicación, ni una petición de disculpas, ni una referencia directa a Luis Bárcenas, que pasó de ser el 'tesorero y amiguito del alma' del PP al hombre invisible e innombrable. El esperado discurso de Mariano Rajoy, que lleva meses de auténtica mudez, se ha quedado en una especie de futura promesa de que este año será también muy malo, pero que en 2014 veremos los 'brotes verdes'. Ante la cúpula del PP, Rajoy ha defendido su política de recortes y se ha mostrado hasta mesiánico: "Tras pedir muchos sacrificios a los españoles, hemos evitado el rescate, hemos parado la caída".

>> Lea la intervención íntegra de Mariano Rajoy ante la Junta Directiva