www.diariocritico.com

Pedro Sánchez

La campaña electoral ha acaparado el debate parlamentario en las Cortes, y en el primer pleno del Senado tras el adelanto, se han vivido momentos de tensión entre el presidente del Gobierno y los portavoces de ERC y el PP, Quim Ayats e Ignacio Cosidó. Además, el presidente del Senado, el 'popular' Pío García Escudero ha llamado al orden en varias ocasiones y ha llegado a decir que "estamos en el Senado, no en un estadio de fútbol", por los abucheos e interrupciones de los senadores.

"Nuestra aspiración es conseguir un Gobierno monocolor", ha proclamado el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. A su juicio, las encuestas coinciden en el "liderazgo" de los socialistas, por lo que aunque no descarta pactos poselectorales, confía en que Pedro Sánchez se mantenga en La Moncloa gobernando en solitario.

> Advierte a Ciudadanos: "Con la misma cuerda que hacen el cordón sanitario al PSOE, se atan a la ultraderecha"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alertó desde Extremadura de la amenaza de la ultraderecha en las elecciones generales del próximo 28 de abril. Sánchez hizo un llamamiento a la movilización ante los datos de las encuestas que colocan al nivel de participación como la clave para que gobierne el tripartito PP, Cs y Vox o haya una alternativa de izquierdas en la Moncloa.

El líder del PP, Pablo Casado, que se atribuyó ayer "haber conseguido que Pedro Sánchez tire la toalla" tras el anuncio de la convocatoria de elecciones generales el 2 8 de abril, ha vuelto a centrar en Cataluña su discurso en Zaragoza. "Hemos detenido la venta de España a los independentistas y ahora vamos a conseguir parar la que iba a ser una futura recesión en España", ha proclamado.

El veterano socialista Alfonso Guerra se somete este domingo a las preguntas de Jordi Évole en 'Salvados', en las que además de temas de actualidad como la crisis en Venezuela o el juicio del procés, deberá responder sobre el adelanto electoral de Pedro Sánchez. Guerra, habituado a desatar la polémica con sus declaraciones, hablará sin pelos en la lengua y revelerá si votará o no al PSOE de Sánchez el próximo 28-A.

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las elecciones generales, Pedro Sánchez ha presentado el lema para la campaña electoral del 28-A, una llamada a configurar "la España que quieres" en las urnas. Sánchez ha vuelto a erigirse en la alternativa frente a quienes "nos quieren colocar un cordón sanitario", en alusión a los anunciados vetos de Pablo Casado y Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha afirmado en un acto celebrado en Barcelona tras el anuncio de convocatoria de elecciones generales que “no se puede gobernar un país con quien quiere liquidar tu país, el único que todavía no se ha enterado es Sánchez”. El líder de Cs ha “aceptado el reto” de ser el próximo presidente del gobierno para “defender una España y una Cataluña de todos” y ha anunciado ante el público asistente que “Sánchez debe responder si respetará las decisiones judiciales o si va a conceder indultos a los golpistas”.

> Batacazo de PP y Unidos Podemos frente al auge de Vox

El PSOE ganaría las elecciones generales del 28 de abril según los dos primeros sondeos publicados tras la convocatoria del adelanto electoral. Sin embargo, ambos coinciden en que la fragmentación de la composición del Congreso daría la llave a los nacionalistas y a los pactos de Cs y PP con la ultraderecha de Vox que podrían arrebatar a Pedro Sánchez La Moncloa pese a ser el más votado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se ha desplazado a Sevilla, para participar en un acto con la lideresa andaluza, Susana Díaz, el día después de convocar elecciones anticipadas el 28 de abril. Como ya hizo en su discurso en La Moncloa, Sánchez ha cargado contra la "derecha" por bloquear los Presupuestos y se ha erigido en el "voto útil" para hacer frente a "la derecha que entiende una sola España en la que caben ellos y quienes piensan como ellos". Frente a los anunciados vetos del PP y Cs, Sánchez ha proclamado que "da igual que nos pongan un cordón sanitario porque lo van a quitar con su voto los españoles".

Pedro Sánchez desveló el gran secreto a voces en torno al adelanto electoral y confirmó que los comicios generales se celebrarán el domingo 28 de abril. ¿Qué nos jugamos en estas elecciones?, ¿qué panorama político dibujarán las urnas?, ¿volverá a haber un Gobierno monocolor o los pactos serán imprescindibles?, ¿qué papel desempeñará la extrema derecha en un país con dos bloques claramente definidos? Estas son algunas de las preguntas que se abren con la convocatoria de elecciones, que ahondarán más si cabe en la división entre los dos bloques políticos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha anunciado este viernes que habrá elecciones generales el próximo 28 de abril. Días después de que el Congreso, con los votos del PP, Cs y los independentistas, tumbaran el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, Sánchez ha decidido tirar la toalla ante la imposibilidad de gobernar. En su intervención desde La Moncloa, ha hecho repaso de los "logros" del Gobierno en estos ocho meses, y ha cargado contra 'populares', 'naranjas' y soberanistas, por "anteponer su interés al general".

Finalmente no pudo más y el presidente ha tirado la toalla. Pedro Sánchez ha decidido adelantar las elecciones generales y poner fin a la legislatura a partir del domingo 28 de abril, día en que se celebrarán los comicios. El rechazo parlamentario a sus Presupuestos terminó de tumbar al líder socialista y ha dado el paso de dejar Moncloa para someterse a las urnas, por mucho que las encuestas adelantan una victoria de una gran alianza de las derechas, conformada por PP, Ciudadanos y Vox.

El Congreso, por segunda vez en la historia democrática, ha tumbado los Presupuestos Generales del Estado antes de comenzar el trámite parlamentario. Esta derrota aboca al Gobierno de Pedro Sánchez a convocar elecciones menos de un año después de su llegada a La Moncloa. El presidente ha anunciado que será este viernes cuando confirme su decisión, y previsiblemente la fecha de los comicios, y en el PP han aprovechado para recordarle lo que le exigía a Mariano Rajoy si no lograba sacar adelante las cuentas.