www.diariocritico.com
     27 de junio de 2022

Rosa Pereda

Que Pepe Caballero Bonald está cumpliendo años: 88, un número precioso, y los cumple en plena actividad. Y que desde esta columna le felicito con el cariño que sabe que le tengo, y la confianza de llamarle Pepe, que es como he llamado siempre a Don José Manuel.  

La Historia cambia según quien la cuenta, ya lo sabemos. Las mujeres hemos estado demasiado calladas, así que la mitad de la Historia está casi sin contar. Como si no la hubiéramos hecho, la Historia, digo. O padecido. Me hago esta reflexión al hilo de los dos libros con los que abro este nuevo curso de mis "Lágrimas" amargas: No quise bailar lo que tocaban, de Pilar Aguilar Carrasco, y El libro de mi destino, de la iraní Parinoush Saniee.