www.diariocritico.com

El Colectivo Democrático de Policías y Guardias llama mentiroso a Trapero por negar en principio haber recibido el informe de la CIA

> Acusa de desidia y negligencia a todos los cuerpos policiales por no ampliar la información y añade que si la amenaza hubiera sido a políticos en Cataluña, sí se habría tenido en cuenta

jueves 31 de agosto de 2017, 16:47h

Más madera es la guerra. La guerra dialéctica entre los tres cuerpos de seguridad en torno al teórico aviso de la CIA o algún servicio secreto, en mayo, sobre la posibiidad de un atentado en Las Ramblas barcelonesas, como finalmente ocurrió el 17 de agosto. A los intercambios entre Policía, Guardia Civil y Mossos se une ahora un importante grupo de los agentes de los dos primeros cuerpos: el Colectivo Democrático de Policías y Guardias Civiles, que ya cargó duramente con la actuación de los Mossos en el atentado. Y con una serie de argumentados puntos en los que descalifica parte de la la labor posterior de los Mossos y acusa a su Jefe de mentir. Pero no se libran los otros dos cuerpos estatales por no haber solicitado ampliación del informe o chivatazo de la CIA de mayo. Y cree que si la amenaza en vez de generalista hubera sido contra algún político en Cataluña, todos la habrían tomado en cuenta.

El Colectivo Democrático de Policías y Guardias llama mentiroso a Trapero por negar en principio haber recibido el informe de la CIA
Ampliar

Este grupo, que cuenta con gran fuerza en la Policía y en la Guardia Civil, afirma que la polémica sobre si fue la CIA u otra agencia distinta la autora del aviso es para ellos absolutamente secundaria. Porque si llegó por canales oficiales, la obligación de quienes la recibieron, CNI, Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos, "era gestionar conforme a sus competencias la información recibida".

En su comunicado, el Colectivo, como en la valoración de las actuaciones de los Mossos el 17 de agosto, les critica en su función de policía integral de Cataluña y dado que en la información recibida no existía ningún dato que permitiera investigar sino un aviso para adoptar medidas de autoprotección,
"estaban obligados a adoptar alguna decisión preventiva que brilló por su ausencia". Añadiendo que su responsable máximo, Josep Lluís Trapero, que hizo política independentista con la seguridad ciudadana, "mintió a los medios de comunicación señalando al principio que no se había recibido aviso".

Agregando que tampoco hicieron nada con la llamada del policía local de Vilvoorde (Bélgica), no interpretaron policialmente la explosión de Alcanar; que Trapero negó pocas horas antes de Cambrils que pudiera haber un segundo atentado y que no relacionó el muerto apuñalado en su coche tras superar un control con el atentado, "entre otros varios y graves errores imputables a su incapacidad para dirigir la actuación policial en tan graves acontecimientos".

Dimisión o cese fulminante

En definitiva, concluye el comunicado, "todo un cúmulo de graves errores que deberían llevar con una mínima valoración objetiva a Trapero, que hace de portavoz político–policial de los independentistas vestido de uniforme, a su dimisión o cese fulminante".

Este grupo no se olvida de que Policía Nacional y Guardia Civil deben explicar y acreditar documentalmente si dicha información recibida fue remitida a las brigadas de Información de ambos Cuerpos en Cataluña, y la atención prestada por las mismas al asunto, dando por hecho que fue remitida a los Mossos.

Sin olvidar que todos los cuerpos que recibieron la información de inteligencia debían haber tenido la iniciativa de solicitar la ampliación de la misma, con el fin de obtener cualquier indicio que permitiera la investigación: "No se puede actuar con tanta desidia y negligencia porque estamos ante asesinos que atentan indiscriminadamente contra la ciudadanía".

Porque, en otra de sus críticas más duras, seguramente compartida por los ciudadanos, estiman que "si la información hubiese sido sobre atentados contra cargos políticos de cualquier administración en Cataluña", están seguros de que todos habrían corrido a recabar datos para prestar escoltas y pelotear con los políticos que les conceden a los mandos policiales medallas, ascensos, coches oficiales y prebendas.

Un país de tribus policiales

No ocultan que la CIA o la agencia de inteligencia que remitió la información lo hiciera por separado a Policía, Guardia Civil, Mossos y posiblemente al CNI, evidencia la consideración que tienen de España: "Un país de tribus policiales y políticas en disputa en asuntos como el del terrorismo. A cualquier otro país se remite al organismo de coordinación fijado por ley, del cuerpo policial que corresponda, y ese organismo nacional, de Estado, es responsable de garantizar la canalización de la información a todos los demás".

En el caso que nos ocupa, concluye la valoración de este Colectivo, unos por otros, la casa sin barrer, y nadie será responsable de los errores que propiciaron un atentado del que de momento hay 16 víctimas mortales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios