www.diariocritico.com
Colau condena a la nueva izquierda catalana a un discurso cercano al independentismo
Ampliar
(Foto: Barcelona en Comú)

Colau condena a la nueva izquierda catalana a un discurso cercano al independentismo

lunes 13 de noviembre de 2017, 08:32h

El 54,18% de los militantes de Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa Ada Colau, votaron ayer a favor de que esta formación rompa el pacto de gobierno que mantenían desde hace un año y medio en el Ayuntamiento de Barcelona. BC decidió la semana pasada someter a votación su pacto con el PSC tras el malestar expresado por parte de sus bases por el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución decidida por el Gobierno central. A favor de romper el pacto votaron 2.059 personas, mientras que 1.736 (el 45,68%) lo hicieron en contra, en un censo de 10.000 inscritos, de los que menos de 4.000 acudieron a votar.

Colau aseguró ayer que esta ruptura ha sido difícil, pero que se ha hecho "con radicalidad democrática". La alcaldesa añadió que seguirá gobernando con objetivos concretos "y buscando acuerdos con todos los grupos". Además, agradeció a Jaume Collboni, portavoz del PSC en el Ayuntamiento, el trabajo conjunto al servicio de Barcelona. "Ojalá el PSC abandone pronto pactos con PP, Ciudadanos y Unión y recupere alianzas de izquierdas", concluyó la alcaldesa de Barcelona. El primer teniente de alcalde de la Ciudad Condal, Gerardo Pisarello, por su parte, destacó "los elementos positivos" del acuerdo con el PSC, truncado "por una situación extraordinaria". En su opinión, "si el PSC hubiera consultado a sus bases, la consulta de Barcelona en Comú no habría sido necesaria".

Muchas críticas

El que ha sido líder de Catalunya SíQueEsPot en estos dos años de legislatura catalana, Lluís Rabell, ha calificado la consulta de Barcelona en Comú a sus bases sobre el pacto en Barcelona con el PSC de "paripé demagógico promovido por gente que no se atreve a asumir sus decisiones". Un ataque a Colau que se interpreta como despedida de Rabell del entorno de una coalición hoy por hoy imposible de reeditar de una manera similar, aunque Podemos entre o no en ella. "Que me perdonen los adalides de la 'nueva política'. Una consulta sobre un pacto de gobierno en el que el gobierno 'no tiene opinión' pero no para de enviar mensajes contra los aliados es un paripé demagógico promovido por gente que no se atreve a asumir sus decisiones", dice Rabell en Twitter.

El primer secretario del PSC y candidato a la Generalitat, Miquel Iceta, lamentó ayer que las bases de Barcelona en Comú hayan optado por romper el pacto de gobierno con el PSC en Barcelona, y advirtió, "ya no podremos mirar como hacíamos hasta ahora a la gente de los comunes". En su opinión, Colau "se ha querido esconder y esconder su opinión, y dirá tal vez que la decisión la han tomado otros. Esto demuestra que puede ser la alcaldesa, pero no es la líder que Barcelona necesita". "Entre Barcelona y la independencia, Colau ha escogido la independencia. Entre la inestabilidad y la estabilidad, ha escogido inestabilidad. Entre un gobierno de izquierdas y doblarse a las exigencias de Trías y Bosch, ha escogido lo segundo", aseveró el dirigente socialista catalán.

En la misma línea, el líder del PSC en Barcelona y segundo teniente de alcalde, Collboni, lamentó la decisión de Barcelona en Comú señalando que, en estos momentos, "hacía falta reconstruir el país, no romper más cosas". La presidenta del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, por su parte, aseguró que Colau "ya prepara el pacto con los independentistas después de humillar al PSC", mientras que el del PP, Alberto Fernández Díaz, acusó a la alcaldesa de "hundir Barcelona, dividir a los comunes y hacerse independentistas". La CUP, por su parte, aplaudió la decisión si sirve para iniciar un proyecto "rupturista".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios