www.diariocritico.com
El Gobierno empieza a admitir que no cumplirá el déficit

El Gobierno empieza a admitir que no cumplirá el déficit

Medios gubernamentales admiten en petit comité que España no podrá cumplir con el déficit fijado para este año, que se sitúa en el 6,3 % del Producto Interior Bruto (PIB). Aunque, eso sí, aseguran a este diario e-Xclusivo que 'nos quedaremos cerca de la cifra fijada'. En todo caso, el Gobierno ya estudia pedir a Bruselas otra 'flexibilización' en el 'adelgazamiento' del déficit, basándose entre otras cosas en el 'balón de oxígeno' que ha dado a España la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Hasta hace escasas fechas, concretamente hasta el Consejo de Ministros del jueves 27 de septiembre, cuando se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado para 2013, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apuntaba radicalmente por el cumplimiento exacto del objetivo de déficit: a la pregunta de si se mantenía el objetivo de déficit, Montoro dijo, textualmente, "la respuesta es: año 2012, sí o sí. Cuando los ingresos están ahí y se tocan, eso da mucha seguridad".

Esa era la baza de Montoro, pero parece que la partida la está ganando otro sector económico del Gobierno que, al igual que Lagarde, opina que España debe mantener su intención de cumplir los objetivos, pero que es más fácil conseguir unos objetivos con un plazo mayor en vez de con mayor velocidad. En esa línea está, por ejemplo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, que reconoció en la cumbre del FMI en Tokio que la posibilidad de que "la Comisión revise un poco el calendario de reducción del déficit es algo que ya forma parte del planteamiento general".

Así las cosas, la estrategia española parece pasar ahora por 'subirse' a una corriente que se estaría gestando en diversos países de la UE para plantear la opción de que la Unión establezca unos plazos más largos para cumplir con los objetivos de déficit de determinados 'socios'. España apoyaría esas tesis, y medios gubernamentales consultados por diario e-Xclusivo tratan de argumentar frente a Bruselas -y especialmente frente a Alemania- que sí, que hay que reducir el déficit, pero que una política exclusiva de austeridad puede tener -y de hecho tiene- efectos de recesión, según reconoce hasta el Fondo Monetario Internacional.

En todo caso, estos planteamientos no se abordarán en firme hasta noviembre, cuando se conozca de verdad cuáles van a ser los ingresos fiscales -que pueden no ser tan optimistas como lo planteaba Montoro en septiembre-, y sobre todo cuando se vean las nuevas proyecciones de la Comisión Europea, tanto de crecimiento como de déficit público.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.