www.diariocritico.com

Alejandro Escovedo: "Odio utilizar la palabra odio, pero odio a Donald Trump"

martes 21 de marzo de 2017, 14:13h
Alejandro Escovedo: 'Odio utilizar la palabra odio, pero odio a Donald Trump'
Alejandro Escovedo es uno de los músicos de rock más importantes de las últimas décadas, a pesar de su poco éxito comercial su carrera está llena de grandes momentos que hicieron que la Biblia del genero americana, 'No Depression' le nombrara mejor artista de la década de los años 90. Comenzó su carrera en la banda de punk, The Nuns, que fueron los teloneros del último concierto de los Sex Pistols en 1978, luego pasó a Rank & File, una de las primeras bandas de los que se llamó cowpunk que terminaría derivando en el término 'americana', a mediados de los 80 fundó True Believers junto a su hermano Javier, que, a pesar de su nula repercusión comercial, lograron tener admiradores a gente como Los Lobos o R.E.M., para comenzar su carrera en solitario en 1992 con el disco 'Gravity', marcado a fuego por el suicidio de su primera mujer. Tras sacar la que posiblemente sea su obra maestra, 'A man under the influence', recayó de su hepatitis C y estuvo a punto de morir al no poder costear el tratamiento. Un disco de tributo de varios compañeros como Lucinda Williams, Steve Earle o John Cale le salvó y su carrera se adentró en su etapa más prolifica hasta llegar al reciente 'Burn something beautiful' co producido y co escrito por Peter Buck de R.E.M. y Scott McCaughey de Minus 5.

Lo primero de todo, es un verdadero placer poder entrevistarte, tienes una carrera increíble con la revista 'No Depression' nombrándote mejor artista de la década de los 90, siendo un favorito de la crítica que siempre ha hablado maravillas de ti. Pero, a pesar de todo ello, no se ha visto reflejado en las ventas y sigues siendo un nombre desconocido para el gran público, ¿tienes alguna teoría al respecto?

Tampoco es algo que me preocupe demasiado, evidentemente, vender muchos discos te permite otras cosas, como poder hacer giras mucho más planificadas o viajar a hoteles más caros. Pero yo me metí en esto para pasármelo bien y tocar mi música no para vender millones de discos. Estoy muy feliz con lo que he conseguido, tengo una audiencia que conoce mi música y viene a verme en casi todo el mundo

Tu último disco, 'Burn something beautiful', tiene unas letras oscuras y pesimistas, con cosas como "no queda en nada de lo que creer" o "he visto días mejores, no me queda nada que decir", pero, a la vez, es uno de los más rockeros ¿crees que el rock and roll todavía puede ser la respuesta en estos tiempos difíciles que estamos viviendo?

Realmente me gustaría que así fuera, yo nunca he dejado de creer que el rock and roll nos puede salvar. Aunque también creo que si miras la letras dentro de su contexto lo que nos están diciendo es que esta es la vida que hemos elegido. Por ejemplo, mucha gente ha señalado una canción como 'I don't wanna play the guitar anymore' que es una canción que va sobre rendirse, como cuando tuve mi grave enfermedad y no toqué la guitarra durante un año y culpé al estilo de vida del rock and roll que había llevado por esa misma enfermedad, pero eso no me impidió salir de todo aquello pensando que el rock era, al mismo tiempo, la salvación.

Has trabajado con John Cale (de la Velvet Underground), Tony Visconti (productor de Bowie y T. Rex) y, en tu último disco, Peter Buck de R.E.M. ¿cómo surgieron estas colaboraciones?

Mi primer productor fue Stephen Bruton, luego vino Chris Stamey con el que hice 'Bourbonitis Blues' y 'A man under the influence', que creo que es uno de mis mejores discos, y entonces tuve la enfermedad, la hepatitis C, y mientras me recuperaba comencé a trabajar con John Cale en un tributo a Sterling Morrison, el guitarrista de la Velvet que acababa de morir, durante ese tiempo nos hicimos amigos y comenzamos a hablar mucho sobre música e hicimos varios conciertos. Entonces vino a Austin y le pedí que feura el productor de mi siguiente disco, 'The boxing mirror', y lo hizo. Fue un verdadero honor y me dio una perspectiva distinta sobre mi música, es uno de los más grandes.

Además de estos productores en tus discos suele participar gente muy interesante, sin ir más lejos en el último, colaboran Corin Tucker de Sleater-Kinney, Steve Berlin de Los Lobos...

Kelly Hogan

Exacto

Muchos de ellos vinieron a través de Peter (Buck) y Scott (McCaughey), eran amigos de toda la vida, así que fue un placer trabajar con ellos.

Hablando de eso, eres amigo de muchos músicos y, además, en más de una ocasión te han llamado un "músico de músicos" por la gran cantidad de colegas que han mostrado admiración por tu música, han hecho alguna versión o han colaborado contigo, gente como Ian Hunter de Mott The Hoople o Bruce Springsteen, ¿Cuá sería tu colaboración soñada?

Oh es una pena, la he perdido porque hubiera sido con David Bowie.

¿Lo llegaste a conocer a través de Visconti?

No, le conocí cuando estaba en The Nuns, en los tiempos en los que se juntaba con Iggy Pop. Yo conocía Iggy de sus tiempos en los Stooges a los que había visto varias veces en directo. Y la historia es que a Bowie y a Iggy les llegaban muchas cassettes de grupos de punk y de la Nueva Ola y los tres que más les gustaban eran los de Pere Ubu, Devo y The Nuns, así que al final le conocimos.

Y de entre toda la gente con la que has colaborado, ¿cuál es la que más ilusión te ha hecho?

Es muy difícil elegir... Lenny Kaye, Patti Smith, Springsteen fue muy generoso, todos han sido muy amables conmigo y me han animado a alcanzar más metas.

Recientemente ha dejado Austin por Dallas, ¿está cambiando algo en esa meca musical o hay otras razones?

Austin sigue siendo una ciudad muy interesante pero los precios se están disparando y se está volviendo muy difícil vivir allí para los artistas. Además nos estamos planteando venir a vivir a Europa, mi mujer y yo. Estamos totalmente enamorados de Cádiz.

¿Piensas que la música rock ha perdido el contacto con la audiencia más joven?

Creo que lo que está pasando actualmente con la música tiene que ver con el clima político en el que vivimos, con la dirección que la politica ha tomado en EEUU con Trump pero también en el resto del mundo, con los partidos de extrema derecha y el nacionalismo avanzando.

Hablando de Trump, ha tenido que ser particularmente duro para alguien como tú, que estuviste al borde de la muerte por una enfermedad para la que no tenías dinero sufuciente como para afrontar los costes (y una serie de artistas hicieron un disco de tributo a tu carrera para poder costearlos) ver como Trump lo primero que hacía al llegar a la Casa Blanca era cargarse el Obamacare ¿qué opinión te merece?

Mira odio utlizar la palabra odio, pero odio a Trump y sus políticas. Estamos intentando lograr un 'impeachment' contra él y que en un año o dos a lo sumo, se haya acabado su gobierno. No solo ha acabado en el Obamacare sino que también ha cortado cualquier tipo de financiación a las artes en América. Necesitamos combatirle y por eso creo que el rock and roll sigue siendo importante para oponerse.

Hay una historia que dice mucho sobre ti y es que en 2005, el entonces presidente, George W. Bush dijo que tenía una de tus canciones, 'Castanets', en su playlist y tu respondiste diciendo que no volverías a tocar esa canción mientras estuviera en su iPod o siguiera siendo el presidente, ¿qué harías si, esperemos que no lo haga, Donald Trump dijera algo similar?

(Risas) Si hiciera algo así creo que dejaría de tocar definitivamente. Pero tampoco creo que escuche ningún tipo de música, solo tuitea y ve 'Fox & Friends'

Vienes de una familia muy musical con tus hermanos mayores, Pete and Coke, siendo grandes percusionistas que han trabajado con Santana...

Y con Tito Puente, Mongo Santamaría...

Exacto y tu hermano Javier estaba con The Zeros y contigo en True Believers, y además tu sobrina es Sheila E, que trabajó con Prince en los 80, ¿habéis tocado alguna vez todos juntos?

Sí cuando éramos más jóvenes, además Pete y Sheila han tocado en el disco que hice sobre mi padre 'By the hand of the father'

Para terminar me gustaría preguntarte por una breve lista de tus discos favoritos

Esa es una pregunta muy difícil, pero diría 'Exile on Main Street', seguramente el 'Fun House' de los Stooges, 'Mott' de Mott The Hoople, 'Kind of blue' o 'Sketches from Spain' de Miles Davis, hay tantos discos, 'Paris 1919' de John Cale...

Tiene que ser magnífico el hecho de, a pesar de vender más o menos discos, poder haber grabado con algunos de tus héroes...

Eso vale más que todo, para alguien que como yo creció pensando que el rock and roll era como una religión, haber grabado con Tony Visconti, con John Cale, tocar con Patti Smith, que Iggy fuera a grabar algunas de mis canciones, eso es un sueño que lo compensa todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.