www.diariocritico.com
Feijóo, exultante, dice que no es 'salvador de nadie' y promete seguir al frente de Galicia 'hasta 2020'
Ampliar

Feijóo, exultante, dice que no es "salvador de nadie" y promete seguir al frente de Galicia "hasta 2020"

lunes 26 de septiembre de 2016, 07:40h

El dirigente popular gallego Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado que Galicia es "una excepción de la política española porque es un pueblo excepcional" y, tras lograr mantenerse como el único presidente autonómico con mayoría absoluta de España, ha subrayado que él no es "salvador de nadie, sino servidor de todos". "Y eso seguiré siendo hasta 2020", ha garantizado.

Ante decenas de simpatizantes y militantes, en una celebración en un hotel compostelano en la que también se encontraban su madre, su hermana y su pareja con la que espera un hijo para febrero del año próximo, Núñez Feijóo ha destacado las llamadas de felicitación recibidas, empezando por su jefe de filas, Mariano Rajoy, al que ha agradecido su participación en una campaña hecha "a la mitad".

Igualmente, ha dado las gracias por sus respectivas llamadas a sus rivales de PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, y En Marea, Luis Villares, y a varios dirigentes autonómicos, antes de aprovechar la presencia de decenas de medios estatales para lanzar un mensaje en clave galleguista: "No es a mí a quien tenéis que escuchar; os pido que le prestéis atención a Galicia porque este pueblo merece ser escuchado".

Dicho esto, ha prometido que "Galicia no se va a parar", sino que "seguirá avanzando desde el primer minuto", ha trasladado a Pedro Puy, con el que compareció, además de con Miguel Tellado (secretario general), que "volverá a dirigir" a un grupo de 41 diputados, y ha aprovechado para reiterar su mensaje de compromiso con la comunidad.

No en vano, frente a quienes le sitúan en la política nacional en un plazo indeterminado, ha insistido en que para él "no hay mayor honor que servir a Galicia".

"Hoy hablasteis vosotros, desde las ciudades y aldeas hablasteis libremente, desde la ilusión y la esperanza, desde las preocupaciones dijisteis que sí, que en Galicia sí", ha proclamado, al tiempo que, "de corazón", ha dado las gracias a todos los voluntarios, interventores, apoderados y miembros del equipo popular que echaron una mano a los populares en su campaña.

Con especial intensidad se ha dirigido a su "excelente equipo de campaña", del que una parte importante le acompaña desde 2009. También ha agradecido el trabajo hecho a los conselleiros que le han acompañado en los últimos cuatro años, al expresidente Gerardo Fernández Albor, por ser "una guía" en su compromiso con Galicia, así como a los cuatro presidentes provinciales, a Puy y a Tellado.

"Somos un gran partido que nació desde Galicia y que se consolidó en el centro derecha; un partido que fundó un gallego, Manuel Fraga, y que preside otro gallego, Rajoy; estamos llenos de gallegos", ha constatado, al tiempo que ha prometido que, una vez que ha recibido un grado de "confianza" tan elevado, por su parte no quedará "nada" que no sea "trabajar, trabajar y trabajar y responder con todo lo que sea capaz".

"Claridad y sentidiño"

Y es que, según Feijóo, a una confianza "tan alta" y a un "honor tan profundo" solo se puede responder "sirviendo a Galicia". A quienes le han votado, ha garantizado que cumplirá "cada uno" de sus compromisos y a quienes no, les ha trasladado que gobernará "para todos" porque lo "más importante" que "une" es "la esperanza de los gallegos" y, "por encima de todo está Galicia".

"En un día de tantas emociones", Feijóo ha rememorado la llamada que en cada cita autonómica con las urnas hacía a su "presidente", su padre, que falleció recientemente y que no ha podido hacer en esta ocasión, al tiempo que ha dado las gracias a su familia por su "comprensión". "Mañana", ha continuado, "es un día de trabajo para seguir reconstruyendo la ilusión de Galicia".

"Un lugar mejor para nuestros hijos, para los que nos han de suceder", ha continuado y ha defendido que él no ha ganado "nada", ni siquiera su partido, sino que "por encima de todo los gallegos decidieron lo que querían". Así, ha comprometido darlo "todo" de él mismo para que su victoria no sea "la de un candidato o de un partido", sino "la de un pueblo que habló con claridad" y "con sentidiño".

"Dije que yo no soy salvador de nadie y sí servidor de todos; y eso seguiré siendo hasta 2020, cuando finalice la legislatura", ha remarcado.

Feijóo ha subrayado que Galicia es "una excepción de la política española porque es un pueblo excepcional" y, aprovechando la atención mediática, ha pedido que se "escuche" al pueblo gallego, una demanda que ha sido muy aplaudida por los asistentes a la fiesta popular, entre los que se encontraban conselleiros, altos cargos y simpatizantes.

Sin olvidar que Galicia "se ha esforzado cada día en los últimos ocho años", ha remarcado que los ciudadanos de la comunidad quieren "estabilidad, avance y futuro". "Nuestra forma de compromiso con España es seguir siendo gallegos en esta España común y en Galicia usamos una frase que significa todo lo que tiene este pueblo, que es con mucho sentidiño", ha esgrimido.

Con una nueva mayoría absoluta bajo el brazo, ha subrayado que "no habrá bloqueos ni líneas rojas", que Galicia "no se va a parar y seguirá avanzando desde el primer minuto".

ELECCIONES GALLEGAS: El PP conserva la mayoría absoluta con autoridad repitiendo resultados

> PSOE 14; En Marea 10; BNG 6

Feijóo, exultante, dice que no es 'salvador de nadie' y promete seguir al frente de Galicia 'hasta 2020'
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios