www.diariocritico.com
El 'incidente Robles': exigencias que supusieron la primera crisis para Sánchez
Ampliar
(Foto: PSOE)

El 'incidente Robles': exigencias que supusieron la primera crisis para Sánchez

viernes 08 de junio de 2018, 14:08h

Aunque Margarita Robles había sido una cara amable y valiosa para Pedro Sánchez hasta su llegada al poder, la jueza se convirtió en cuestión de horas o días en un problema para el nuevo presidente. El socialista, que había contado con ella como portavoz del grupo parlamentario y le dio toda confianza, se encontró con un conflicto grave cuando quiso elaborar el gabinete nombrando a los nuevos ministros.

Según cuenta 'El País', Robles exigió a Sánchez un superministerio de Justicia e Interior unidos, como en los tiempos en que ella fue secretaria de Estado de esa misma cartera agrupada con Juan Alberto Belloch como ministro. Ya en su día, durante los gobiernos de Felipe González, supuso un terremoto y un pequeño escándalo por tener demasiadas competencias en manos de una misma persona y posiblemente incompatibles desde el punto de vista ético.

Pero Robles quiso recuperar esas competencias más de dos décadas después y ser la superministra de Justicia e Interior, algo que Sánchez no estuvo dispuesto a aceptar. Como contraprestación, Robles entonces pidió controlar el espionaje nacional, representado por el CNI, lo que también le supuso un quebradero de cabeza al nuevo presidente. Finalmente, cedió y le dio el ministerio de Defensa con la competencia del espionaje, cosa que no sucedía desde antes de los tiempos de Mariano Rajoy, ya que formaban parte de las atribuciones de Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta el Ejecutivo.

Como todos pudieron ver, los nombres de los nuevos ministros comenzaron a circular desde el lunes, dos días antes de que fueran anunciados oficialmente por Sánchez. Pero pese a que las piezas clave de gente allegada a Sánchez como Carmen Calvo o José Luis Ábalos ya tenían cartera atribuida, faltaba saber qué pasaba con Robles. A muchos les pareció sospechoso que no se confirmase un ministerio para alguien tan cercano al presidente en estos últimos tiempos desde la oposición, pero ahora se entiende qué sucedió: se había atascado la cuestión y por eso también sólo se pudieron confirmar a última hora los nombres de los ministros de Justicia e Interior, Dolores Delgado y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente.

Nada fue del agrado de Sánchez, puesto que se considera que Delgado no mantenía buena relación como fiscal con la jueza Robles, siendo la primera cercana a Baltasar Garzón, alguien que compitió con Belloch en tiempos de Robles como secretaria de Estado en los 1990. También se explicaría así que su rostro no fuera precisamente el más entusiasmado en las fotos de estos dos días con el estreno del nuevo gabinete.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios