www.diariocritico.com
La UE reclama a los Estados que tomen 'medidas inmediatas ante la primera señal de nuevos brotes'
Ampliar
(Foto: ECDC)

La UE reclama a los Estados que tomen "medidas inmediatas ante la primera señal de nuevos brotes"

jueves 24 de septiembre de 2020, 17:43h

La segunda ola de la pandemia del coronavirus azota con virulencia al continente europeo, con la 'vuelta al cole', la llegada del otoño y la temporada de gripe como telón de fondo. Ante el aumento de los contagios, de forma muy preocupante en algunos estados europeos, entre ellos España, la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, ha pedido a todos los estados miembro que estén "preparados para tomar medidas de control de inmediato y en el momento adecuado, es decir, a la primera señal de posibles nuevos brotes".

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades ha presentado su informe sobre la situación epidemiológica en la Unión Europea, que evidencia el aumento de los contagios desde finales de agosto en 13 países europeos, y nuestro país figura entre los de "alta preocupación", junto República Checa, Bulgaria, Rumania, Croacia, Hungría y Malta, debido a la presión del sistema sanitario.

Además de los siete países cuya evolución epidemiológica genera "alta preocupación", el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades ha citado a cita a Reino Unido (ya fuera de la UE), Francia, Austria, Dinamarca, Estonia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Bélgica y Suecia, por el aumento sostenido de contagios.

Gran parte de la transmisión se debe a reuniones privadas

Aunque ni la directora del Centro Europeo ni la comisaria de Sanidad se han referido directamente a España en su exposición, ante las preguntas de los periodistas, han explicado que en España y en "muchos países estamos viendo que gran parte de la transmisión se debe a reuniones privadas, grandes cenas familiares y de amigos, bodas...".

"La evaluación de riesgos actualizada muestra que las tasas de contagios han aumentado de manera constante en la UE y el Reino Unido desde agosto, y que las medidas tomadas no siempre han sido suficientes para reducir o controlar la exposición. Por tanto, es fundamental que los Estados miembros apliquen todas las medidas necesarias ante la primera señal de nuevos brotes. Esto incluye intensificar las pruebas y el rastreo de contactos, mejorar la vigilancia de la asistencia sanitaria pública, garantizar un mejor acceso a los equipos de protección personal y medicamentos y garantizar una capacidad sanitaria suficiente", señalan desde el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, ha señalado que "algunos Estados miembros están experimentando un mayor número de casos que durante el pico de marzo, por lo que está muy claro que esta crisis no ha quedado atrás".

"Estamos en un momento decisivo y todos tenemos que actuar con decisión y utilizar las herramientas que tenemos. Esto significa que todos los Estados miembros deben estar preparados para implementar medidas de control de inmediato y en el momento adecuado, a la primera señal de posibles nuevos brotes. Esta podría ser nuestra última oportunidad para evitar que se repita la primavera pasada", ha advertido.

La directora del ECDC, Andrea Ammon, ha insistido en que "hasta que no haya una vacuna segura y eficaz disponible, la identificación rápida, las pruebas y la cuarentena de los contactos de alto riesgo son algunas de las medidas más eficaces para reducir la transmisión", pero ha vuelto a apelar a la responsabilidad de todos los ciudadanos para "mantener las medidas de protección personal necesarias como el distanciamiento físico, la higiene de manos y quedarse en casa cuando se tengan síntomas compatibles con el coronavirus".

El informe señala que el impacto del aumento de las tasas varía de un país a otro. Mientras que en algunos países, el aumento afecta principalmente a personas más jóvenes (de 15 a 49 años de edad) resultando principalmente en casos leves y asintomáticos, en otros países el aumento conduce a más muertes entre los ancianos. "La situación epidemiológica actual plantea un riesgo cada vez mayor para los grupos de riesgo y los trabajadores de la salud y exige una acción de salud pública específica e inmediata", ha afirmado Ammon.

El ECDC ha pedido a los países europeoa que "fortalezcan las capacidades sanitarias y focalicen las acciones de salud pública en personas y trabajadores sanitarios médicamente vulnerables". Han recordado que es preciso mantener las medidas de prevención e higiene, emprender estrategias de prueba, rastreo de contactos, medidas de cuarentena, comunicación adecuada de riesgos y medidas de protección de la salud mental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios