www.diariocritico.com
José Antonio Diez: 'León es lo que nos une y está, por supuesto, por encima de lo que nos separa'

José Antonio Diez: "León es lo que nos une y está, por supuesto, por encima de lo que nos separa"

viernes 05 de julio de 2019, 12:44h
Discurso íntegro tras la toma de posesión del nuevo alcalde del Ayuntamiento de León, José Antonio Diez

José Antonio Diez tomó posesión como Alcalde de León, con ilusión, ganas y el claro objetivo de “hacer de León la mejor ciudad del mundo. Estas fueron sus primeras palabras dirigidas a todos los leoneses.

“Leoneses, autoridades, compañeros y compañeras, amigos…

El pasado 26 de mayo, los leoneses pidieron cambio. Votaron y reclamaron que hagamos las cosas de otra forma, que prioricemos en lo esencial y dejemos al margen todo aquello que no hace más que complicar el buen devenir la ciudad.

A ello, prometo, voy a aplicar mi labor como regidor municipal durante los próximos años. Marcando la importancia de un proyecto para León que consiga hacer una ciudad más moderna, accesible, sostenible y cómoda, con oportunidades y futuro, y en la que todos, sin distinción, vivamos mejor.

A ellos, a todos los leoneses a los que representaré los próximos años van dirigidas estas mis primeras palabras como alcalde. Unas primeras palabras de agradecimiento y de orgullo.

Agradecimiento a todas las personas que nos dieron su apoyo el pasado día 26 de mayo para estar hoy aquí, liderando un proyecto de cambio para la ciudad;

Y a las personas que, de forma especial, han hecho que yo esté aquí hoy. Mi abuela Carmen y mi tío Nanete, Fernando, que me inculcaron los valores de servicio público y honestidad que me llevaron a dejar mi carrera profesional para dedicarme al trabajo por León. Y, por supuesto a mi esposa Mery, mis hijos María y Jose, y mis padres que, con su sacrificio y su tiempo robado, han estado siempre detrás de mí. Ellos son, sin duda, imprescindibles en todo. Asimismo quiero recordar hoy, con un reconocimiento especial, a todos los compañeros y compañeras del partido que me han apoyado y trabajado por una Alcaldía socialista.

Y, ahora que conmemoramos cuarenta años de municipalismo no puedo olvidar aquí el reconocimiento especial al primer alcalde de la democracia, Gregorio Pérez de Lera y sirva mi tributo a él como reconocimiento a todos los que han sucedido en el cargo. De cada uno de ellos tomaremos ejemplo para trabajar por León. Antonio, Emilio, Paco, Juan… Todos y cada uno, me consta, han luchado por la ciudad y quiero mostrar mi agradecimiento como leonés, y como máximo representante hoy de la ciudad, por su tarea.

Agradecimiento a los compañeros de corporación que, en las últimas semanas, se han ofrecido ya a trabajar por esta ciudad, y agradecimiento a todas aquellas personas que desde los más diferentes colectivos o asociaciones o, desde luego, desde el anonimato del vecino de la calle se han puesto a disposición para trabajar por el presente y el futuro de León.

Porque mejorar el presente y el futuro de León son, desde hoy, nuestro reto y nuestro proyecto.

Pero son también palabras de orgullo. Orgullo, también, de asumir el reto de gestionar esta ciudad para hacer que todas y cada una de las personas que aquí reside encuentre mejores condiciones de vida. Y para este fin pido, en primer lugar, ayuda y colaboración a todos los miembros de la corporación para trabajar unidos.

León es lo que nos une y está, por supuesto, por encima de lo que nos separa.

Os ofrezco diálogo, colaboración, responsabilidad, esfuerzo y dedicación plena a la tarea de trabajar para hacer una ciudad mejor, una ciudad en la que todos se sientan representados, escuchados y atendidos.

Asumimos el reto de intentar acabar con la sangría poblacional que está minando nuestra ciudad y que es, sin duda, el principal problema al que debemos enfrentarnos; de poner fin a las dolorosas cifras de desempleo; de sembrar las bases para mejores condiciones para las empresas y su personal.

El reto de difundir el orgullo de pertenecer a una ciudad bimilenaria que sigue recordando su legado sin perder de vista ese futuro; una ciudad que no ha de olvidar nunca su historia única, su pasado, sus características propias, su ubicación estratégica y, por supuesto, el papel que le corresponde en el desarrollo de esta comunidad y de este país.

Pero también una ciudad más limpia, más acogedora, más moderna y sostenible; amable con sus residentes y afable con sus visitantes. En definitiva, una ciudad mejor.

Ese fue el contrato que redactamos en un gran proyecto de ciudad y ese el objetivo que nos ponemos para los próximos años.

Un programa vivo, en el que pido la participación de los vecinos de León, el norte que debe guiar nuestras actuaciones y prioridades. Ellos y los valores que definen a los leoneses serán la brújula de este mandato, el servicio a los demás que no entiendo sin honradez, nobleza, solidaridad, equidad y justicia.

Con estos elementos trabajaremos por la gestión transparente de cada euro que entre y salga en el ayuntamiento de León, por la atención a los que más lo necesitan, por la adecuación de los barrios a mejores condiciones para los residentes, por proyectos de empleo, innovación y desarrollo; por la referencia internacional en turismo de calidad ligado a ese legado histórico-artístico que hemos de potenciar.

Requeriremos para todo ello, también, la colaboración del resto de las instituciones y creo que en, este proyecto común y positivo, todos aportaremos. Gran parte de las propuestas que han de regir el futuro de León pasan, irremediablemente, por el desarrollo desde otras administraciones. Ahí voy a ser el más leal colaborador pero, también, el más intransigente y reivindicativo cuando sea necesario.

Nunca como ahora ha sido tan necesaria la contribución de todos, el diálogo y el consenso. La composición de este pleno, con cinco formaciones políticas, y la experiencia de años anteriores nos muestran que no podemos permanecer aislados ni sordos a una sociedad que es, cada vez, más exigente y reivindicativa, nos reclama más puntos de acuerdo y menos disensiones y distracciones.

En las últimas semanas he repetido mi deseo de implantar una nueva forma de hacer política, un gobierno con todos, con grandes acuerdos y consensos en los grandes proyectos de ciudad que transciendan a la duración de esta corporación; con debate, escucha y diálogo y una participación que haga una ciudad mejor. De ahí, de este pleno que escucha a los vecinos, ha de nacer un proyecto de ciudad que sea la suma de las buenas iniciativas de los leoneses.

El empleo será, cómo no, uno de los ejes fundamentales de nuestra gestión porque es, sin duda, la principal preocupación de los leoneses. Nuestro objetivo es conseguir que si los leoneses eligen la emigración sea una opción voluntaria, pero que nadie se tenga que ir de esta tierra por cuestiones económicas.

Para ello, trabajaremos con los sectores económicos determinantes para retener y crear empleo: los vinculados al turismo y el comercio, las tecnologías de la información y la comunicación, los sectores logístico y biofarmacéutico y, por supuesto, la cultura. Nuestra cultura ha de ser un eje fundamental para la creación de riqueza y empleo.

En esta apuesta por León nadie quedará al margen. Y nuestro trabajo desde los departamentos municipales será exhaustivo para detectar posibilidades y soluciones. Nadie puede quedar excluido en una ciudad en la que la solidaridad y la justicia social son un eje.

Las personas mayores, la infancia y las personas en riesgo de exclusión serán otro pilar esencial de nuestro trabajo del día a día- Dedicaremos una concejalía exclusiva para las personas mayores que coordinará sus tareas con el gran área asistencial de Bienestar Social.

Nuestro empeño será, igualmente, una especial atención a los barrios y al funcionamiento de los servicios básicos, sin distorsiones ni demoras. Hemos de recuperar la imagen de una ciudad limpia, segura y, como decía, sostenible, cómoda y amable. Una tarea que no solo nos compete a los miembros de la corporación, se trata de un trabajo en el que hemos de caminar todos unidos y desde mi consideración y admiración con los trabajadores municipales quiero reclamar un esfuerzo más para mejorar los servicios prestados desde el consistorio, en todos los departamentos y áreas.

Se abren, desde hoy, unos meses muy intensos para poder ejecutar nuestros proyectos de mejora para León. Y, de nuevo, quiero reclamar apoyo de todos los leoneses para llevarlos a cabo. Como decía, no será fácil, pero tenemos una corporación con experiencia, formación y ganas para trabajar por y para los leoneses.

Hoy mismo comenzaremos en ese trabajo. Con fuerza, dedicación, honestidad e ilusión. Para hacer una ciudad mejor, para hacer una ciudad de la que todos nos sintamos orgullosos y partícipes. Para hacer de León la mejor ciudad del mundo. Viva León.

Gracias. Muchas gracias".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.