www.diariocritico.com

Xavier Rius Tejedor, el "altre" indepe

lunes 24 de junio de 2019, 14:39h

A Xavier Rius Tejedor me lo presentó Abu Abdallah Muḥammad ibn Mūsā al-Jwārizmī en una de sus piruetas cibernéticas 1200 años después de su existencia: ahora se le llama el “algoritmo” de twitter pero es el espíritu de “al-Jwarizmi”.

Leí sus escritos y escuché sus videos: un indepe, me dije, pero es “altre indepe”, un independentista que observa la realidad sin vendas y descubre la patochada primero, la sandez luego y el sainete después de estos ultranacionalistas fabricados en serie como el Maneki-Neko.

Yo he sido “altre catalá” durante décadas y nunca me gustó el término. Cuando protestaba en los 80 por una definición tan racista, els convergents me decían que no, que al contrario, que era un término asimilador. Yo siempre decía que era como si Hitler hubiera llamado “altres alemans” a los judíos.

La cosa es que Rius es un independentista pero no le parece ni medianamente bien lo que están haciendo los prusesistas. Es decir, quiere la independencia de Cataluña pero ni sigue, ni cree ni tiene fe en el Yelowsumarinismo, un submarino amarillo repleto de majaderos como la Stultifera Navis. Su sentido común, palmario y doloroso, es un constante riego con agua fresca sobre las mentes recalentadas en amarillo de un grupo uniformado e intelectualmente abducido. No obstante, ni un grado baja la temperatura de su fiebre amarilla, esa ictericia mental que arrastran como el leproso su mal pero sin campana avisadora.

Con el independentismo, Lawrence Durrell me perdone, se pueden hacer tres cosas: amarlo, sufrir o hacer unas risas. Xavier tiene buen humor y sentido del espectáculo en este mundo sin matices en el que los supremacistas son los buenos y todos los demás los malos. Su manera de dar a conocer las atrocidades del independentismo es un envoltorio de humor, pero la chocolatina está dentro: no marra ni se arredra en su denuncia contra unos dirigentes racistas, manilargos, perdidos y que van improvisando a medida que la realidad les va cercando.

Ya no podemos hablar de “realidad” en Cataluña. Aquí la lepra amarilla lo ha contagiado todo y la Stultífera navis, la nave de los locos, se ha convertido en el buque insignia, la nave nodriza y la nao capitana de un pueblo manipulado, entristecido, cabreado y perdido en una ensoñación brumosa detrás de la cual no están ni Cornucopia ni Ítaca, solo el abismo de un precipicio insondable. Rius lo sabe, Rius con su humor y sus palabras muy serias señala al rey y dice que está en pelotas y los yelowsumarines contestan “Pelotas es un estado de Brasil”. Y así todo.

Ahora los lazis se han comanditado, algo que hacen muy bien a través de la red nodal de OberSchützes, Rottenführers y Oberscharführers que han establecido en cada barrio catalán, para silenciar a Rius, para acallar su voz porque en la aquiescencia amarilla su transparencia rebelde es un disolvente poderoso. Twitter está recibiendo docenas de denuncias de nazis amarillos que se sienten ofendiditos porque Rius se disfraza de Puigdemont con un mocho en la cabeza (tiene uno amarillo muy aparente y otro violeta que da mucha risa) y, de esta guisa, suelta verdades como puños y deja reflexiones tan pegadas al sentido común que ningún borrachuzo de ratafía, por más silla presidencial que le aguante su gordo culo, puede por menos que sentirse azuzado.

Rius es uno de esos periodistas en extinción que buscan la noticia en la calle, que recorre los escenarios con su móvil y su mente ordenada y brillante. Van quedando pocos. Sin temor y con riesgo físico retransmite lo que ve y percibe y luego lo escribe en su e-Noticias. Somos muchos los que le seguimos (fachas, claro; botiflers, claro; altres cataláns, claro) y leemos, aprendemos y hasta retwiteamos lo que dice. Su influencia es clara, tanto que los perros rabiosos buscan que le cierren la boca, que le amordacen y que sus reflexiones, ideas y pensamientos no vean la luz.

Hoy en Cataluña si pides examinarte de EBAU en castellano, te apuntan en una lista.

Hoy en Cataluña si una niña pinta una bandera española en primaria su profesora le da una manita de ostias.

Hoy en Cataluña las putas y los traficantes de droga son españoles, no catalanes.

Hoy en Cataluña si piensas por libre eres un cerdo fascista anticatalán.

Y los demócratas son ellos. Y los fachas somos los demás. Y a Rius ¿twitter le cerrará la cuenta?

@xriusenoticies

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Xavier Rius Tejedor, el "altre" indepe

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    52911 | Manuel Pascua - 26/06/2019 @ 10:26:40 (GMT+1)
    La verdad, Loky, que te entiendo porque estamos todos hasta los cojones de estos supreNazistas. Son legión las familias que se han ido de cataluña y yo me sumo en unas semanas: aquí no hay quien viva. Pero tampoco sé si la solución es que se salgan con la suya, al menos no sin darles buena leña policial y hasta del ejército si fuera necesario. Estamos hablando de algo muy serio: disentir en Cataluña o manifestar en voz alta que no eres lazi es meterse en problemas. Te echan del trabajo sin mayor explicación, los vecinos te escupen en la espalda (esta gentuza cobarde nunca va de frente, siempre por la espalda y en manada) y si pides en el instituto o colegio que tu hijo se eduque y examine en catalán, primero te dicen que no y luego te apuntan en una lista negra. Hoy día las conversaciones de los niños son fiscalizadas por la policía lazi del profesorado (https://www.lavanguardia.com/vida/20190620/463011082309/informecat-alerta-que-solo-14-de-conversaciones-en-el-recreo-son-en-catalan.html) y a los niños de preescolar se les obliga a cantar tonadas sobre presos politicos y un país llamado España en el que matan a los niños. Yo te entiendo, yo cerraría las fronteras, desviaría el Ebro para que desembocara en Castellón, expulsaría de España a todos los catalanes que no acataran la constitución de forma clara y unívoca y cobraría de una los 70.000 millones de euros que los catalanes deben al erario de España y a bancos españoles. Los otros 10.000 que se los perdonen los acreedores internacionales. Levantaría un muro aislante y cada vez que un catalán asomara la jeta por encima del muro o por el lado mar, le advertiría con dos tiros y sin reparos por acertar. Declararía nulos todos los contratos con cualquier empresa catalana y prohibiría cualquier pago desde España a Cataluña. Finalmente, prohibiría que volvieran a ser españoles en mil años. Pero al final, no puede ser: tenemos que ganar con la ley en la mano, con la constitución en la mano y con el ejército de nuestro lado, máxime ahora que la fase Mossos, exercit catalá está en marcha. La penúltima ha sido nombrar Conseller de interior a un tío que no tiene el graduado escolar y que todo su currículum se reduce a "¡Fue portero de discoteca!", un matón de barrio sin inteligencia pero paniaguado, un tipo peligroso y sin criterio, un bruto anormal que no distingue una ley de un zapato ni a un ciudadano de un mocoso discotequero. Este imbécil, Miquel Buch, es el encargado de convertir los Mossos en ejército republicano. En Moncloa lo saben, en Génova lo saben, en Villa meona de Galapagar lo saben, pero nadie hace nada. Hoy he leído un twit dirigido a Puigdemont que decía ¿Si alguien hubiera asesinado a Hitler en el 33 y nos hubiéramos ahorrado todo el dolor y los crímenes que siguieron, sería un héroe o un asesino? Pues eso, sería una buena solución pero entonces seríamos como ellos, repugnantes nazis. La ley es el único camino.
    52902 | loky - 25/06/2019 @ 15:16:05 (GMT+1)
    Sintiéndolo mucho por los "otros catalanes, lo cierto es que al margen del "proces" (o lo que sea), está otro proceso que tiene lugar en la mente de muchos miles de españoles a estas alturas; dar por amortizada a Cataluña. Preferimos una salida a la canadiense, por supuesto reforma constitucional incluida, que seguir con la matraca esta año tras año; más que nada, por la rapiña presupuestaria que supone mantener esos vicios políticos, más los desequilibrios en inversión que siempre tiene nombre propio: Cataluña, País vasco y Madrid. El resto de CC. AA. estamos hasta las narices, de este sistema presuntamente equilibrado, cuando todos sabemos que no lo es. Una vez hecha la reforma, que paguen ellos sus "butifarrendos", pero ni un puto euros más del resto de los españoles, y si se quieren largar, pues ADIÓS( o a la mierda, como prefieran).

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.