www.diariocritico.com

Este mes entran en funcionamiento las ZBE en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes

Este mes entran en funcionamiento las ZBE en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes
Ampliar
(Foto: Ayuntamiento Madrid)
domingo 01 de enero de 2023, 19:00h

Ya queda menos para que entren en vigor las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en España. La Ley de cambio climático y transición energética aprobada en 2021 por el Gobierno obliga a todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes a tener áreas de circulación restringida para los vehículos contaminantes, una medida que entra en vigor en 2023 y que tiene el objetivo de reducir la contaminación dentro de los entornos urbanos.

El Ejecutivo aprobó el 27 de diciembre el Real Decreto que regula estas ZBE y que recoge unas directrices para implementar estas áreas libres de emisiones que siguen una senda progresiva: instaurar un transporte sostenible y libre de emisiones en las ciudades de cara a 2030 y, posteriormente, a 2050.

Pero, ¿a qué vehículos afectará esta nueva norma en 2023? ¿Qué ocurre si accedo a estas zonas? Te contamos las claves de esta normativa ambiental que afectará a miles de conductores en todo el país.

¿Qué son las Zonas de Bajas Emisiones?

Se trata de áreas delimitadas dentro de las ciudades donde se aplican restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos contaminantes para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire.

El objetivo del Gobierno es que las entidades locales definan unos objetivos para 2030 "medibles y cuantificables" para reducir las emisiones y los gases de efecto invernadero. Aunque su horizonte cercano está puesto en 2030, el objetivo es que en 2050 haya un parque de coches y vehículos comerciales ligeros sin emisiones directas de dióxido de carbono dentro de estas ciudades. Sigue, por tanto, la estela del Acuerdo de París de 2015, donde se fijaron unos objetivos mundiales de descarbonización.

¿Cómo reconocerlas?

Se podrán identificar por una señal vertical antes de la entrada en el tramo donde también figuran las etiquetas ambientales admitidas. Estas señales ya están instaladas en Madrid y Barcelona.

¿A qué ciudades afecta?

A las ciudades que tengan más de 50.000 habitantes y que, por tanto, incluyen en la lista a 149 municipios. Además, tal y como expresa en la ley del Ejecutivo, también se podrá aplicar a aquellos que tengan más de 20.000 habitantes que superen los valores límite de los contaminantes regulados en el Real Decreto de la calidad del aire.

¿Cuándo entra en vigor?

Esta normativa llega con el inicio de 2023 y, a partir de enero, las ZBE deberán estar operativas e ir acompañadas de acciones como fomentar el transporte público e impulsar la movilidad eléctrica pública y privada. Algunos gobierno locales se han quejado de que no han tenido margen de tiempo suficiente para aplicar esta normativa en sus territorios, un argumento que el Gobierno ha rechazado hasta ahora.

Así, como señala el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, "se prevé que a partir de 2023 se generalice a todas las ciudades de más de 50.000 habitantes la delimitación de zonas de bajas emisiones con acceso limitado a los vehículos más emisores y contaminantes".

¿Cómo sé si mi vehículo estará afectado por la norma?

En primer lugar, es clave conocer si se tiene una etiqueta ambiental de la DGT, algo que puede consultarse en la página web oficial del organismo. En orden de menor a mayor contaminación, son las siguientes:

  • Etiqueta 0 emisiones: de color azul, identifica a los vehículos más eficientes, loe eléctricos y los híbridos enchufables.
  • Etiqueta ECO: en su mayoría son vehículos de gas, híbridos o ambos.
  • Etiqueta C: de color verde, incluye coches y furgonetas de gasolina matriculados después de enero de 2006, y los de diésel matriculados después de enero de 2015.
  • Etiqueta B: de color amarillo, incluye a coches y furgonetas de gasolina matriculados desde enero de 2001, y los de diésel matriculados a partir de enero de 2006.
  • Sin etiqueta (o etiqueta A): el resto de vehículos, los de gasolina anteriores a 2001 y los de gasoil anteriores a 2006, son considerados como muy contaminantes y no pueden portar etiqueta de la DGT. Estos son los considerados más antiguos y contaminantes y actualmente no pueden acceder a las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona.

Según estos distintivos, se puede saber cuáles son considerados contaminantes o no y cuáles son sus restricciones. En todo caso, solamente los vehículos 0 y Eco podrán librarse completamente de estas prohibiciones.

Por ejemplo, el propietario de un coche con etiqueta B podrá acceder a la ZBE, pero deberá cumplir unas condiciones si quiere acceder a una de las zonas de especial protección, como la de Distrito Centro, aparcar en un parking, estar empadronado allí, tener la invitación de un residente o ir a un taller, entre otras, según la web de Madrid 360.

Cabe recordar que la norma aprobada por el Gobierno permite que, de forma excepcional, los vehículos de servicios públicos básicos como emergencias y servicios de basuras puedan acceder a estas zonas a pesar de ser contaminantes.

En todo caso, se recomienda consultar con antelación la información sobre movilidad y contaminación de la localidad a la que se piense entrar con el vehículo privado.

¿Se implantará un "peaje urbano"?

Será decisión de cada municipio, aunque, en todo caso, el Gobierno sí lo contempla como una posibilidad en sus directrices. Se podría aplicar por el hecho de entrar a las ZBE, con una cuantía en función de las condiciones del vehículo y con el fin de reducir el volumen de tráfico.

Va en la línea de lo que ya pidió en mayo un grupo de ecologistas para el entorno de Barcelona: cobrar una tasa de 4 euros diarios a los coches que entren a la ZBE y controlarlo mediante la identificación de cámaras.

En el caso de que las cámaras detecten a un vehículo que no puede acceder, se impondrá una sanción a su titular. En el caso de Madrid, las multas parten de 90 euros (con posible reducción por pronto pago) y, en Barcelona, de los 100 euros según su gravedad, como indica la web del ayuntamiento de la ciudad condal.

Por ello, para evitar estas sanciones es clave contar con la etiqueta ambiental, saber los horarios permitidos de acceso o aparcar en un parking dentro de la zona delimitada.

Madrid y Barcelona: los modelos que podrían ser la norma general

Aunque el Gobierno no establece en la ley qué vehículos están restringidos, sí ha publicado unas directrices a modo de guía para que las entidades locales diseñen sus modelos en la línea de los de Madrid y Barcelona, donde ya existen estas áreas desde hace años.

De ser así, las restricciones se centrarán en no permitir el acceso de vehículos contaminantes, es decir, los considerados como más antiguos y contaminantes y que no tienen una etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En Madrid, a partir del 1 de enero de 2023 se prohibirá el acceso y circulación de vehículos sin etiqueta ambiental (o etiqueta A) por la M-30, aunque sí lo permitirá para vehículos ligeros con etiqueta B. Para los vehículos que sí tienen distintivo ambiental, fija unos tramos horarios de acceso y requisitos como aparcar en un parking público o ser residente de la zona para evitar sanciones.

Ya en 2024, los vehículos sin etiqueta no podrán acceder ni circular por las vías públicas urbanas del municipio de Madrid. Y de forma progresiva, se pretendrá unificar las zonas de especial protección (Distrito Centro y Plaza Elíptica) en una única Madrid ZBE.

Por otro lado, la ZBE Rondes de Barcelona abarca 95 kilómetros cuadrados que incluyen la capital y municipios circundantes. En su caso, hasta ahora no pueden circular los vehículos sin etiqueta de lunes a viernes, de 7:00 a 20:00 horas.

En ambos casos, se controla con cámaras que identifican la matrícula de cada vehículo que entra y sale del área delimitada y, en cada caso, impone o no una sanción. No obstante, también hay excepciones, como ser un vehículo profesional, contar con una invitación de un residente, tener una plaza de garaje o aparcar en un parking público.

La normativa de las ZBE sigue una tendencia europea, ya que también hay zonas libres de emisiones en Londres, Bruselas, París y Berlín.

¿Cómo lo están implantando las ciudades españolas?

Hasta ahora, solo hay 20 municipios que, aparentemente, van a poder arrancar el año cumpliendo con la normativa. Entre ellos, los que ya contaban con sus modelos: Madrid capital y Rivas Vaciamadrid, seguidas de Fuenlabrada, Coslada, Alcobendas y Parla. También Barcelona ciudad, L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat y Sant Cugat del Vallès. A la lista se añaden Pontevedra (Galicia), y Pamplona (Navarra).

Por otro lado, hay otros que ya tienen sus modelos listos para que comiencen a operar en 2023. Se trata de Burgos, Ciudad Real y Talavera de la Reina (Castilla-La Mancha); Sevilla y Córdoba (Andalucía); Algeciras, Melilla y San Cristóbal de la Laguna (Canarias).

El resto de ciudades afectadas tardarán más en aplicar sus modelos. El Ayuntamiento de Zaragoza ha instaurado una ZBE provisional en el casco antiguo y en Navarra la ZBE abarcará su caso antiguo, donde se van a instalar sensores en la ciudad para regular su diseño. Hay ciudades más rezagadas, como Bilbao, donde tampoco han llegado al plazo y a comienzos de diciembre aún estaban diseñando el límite de su futura ZBE.

La ZBE de Valladolid afectará al 17% de los vehículos matriculados en esta ciudad que no cuentan con etiqueta mediomabiental, según la ordenanza presentada por su Ayuntamiento, que ha indicado que aunque entrará en vigor el próximo año, su intención es no sancionar hasta el 31 de diciembre del 2023.

Por otro lado, en Cartagena (Murcia) no se establece, hasta ahora, ninguna prohibición de circulación de vehículos, pero sí medidas para fomentar el transporte público.

Según Sumauto, en España hay alrededor de 11,5 millones de coches circulan por las ciudades que tendrán la obligación de tener una ZBE en 2023. De ellos, la medida afectará a casi 4 millones de vehículos en todo el país, que son los que no tienen el distintivo de la DGT.

Según su análisis, Canarias es la comunidad que tiene un porcentaje mayor de vehículos sin etiqueta, pero también tendrá impacto en Ourense, Ponferrada y León capital, donde cerca del 40% de su parque móvil no tiene distintivo ambiental y son ciudades con un parque móvil envejecido.

En el total nacional, Sumauto calcula que la medida afectará a 25 millones de personas, más de la mitad de la población española.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios