www.diariocritico.com

Unicef pide a Somalia prohibir todo tipo de mutilación genital femenina

Unicef pide a Somalia prohibir todo tipo de mutilación genital femenina
Ampliar
(Foto: EP)
miércoles 03 de agosto de 2016, 07:46h

El 'número dos' del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Somalia, Jeremy Hopkins, ha dicho este martes que el próximo Gobierno del país debería promover una ley que prohíba todos los tipos de mutilación genital femenina, en el país con mayor número de casos en el mundo.

El 98 por ciento de las mujeres entre 15 y 49 años en Somalia han sido sometidas a la ablación, o mutilación genital femenina, práctica que ha sido clasificada como una "violación de derechos horrenda" por Hopkins, que ha remarcado los peligros del ritual.

El ritual consiste en cortar el clítoris de la mujer y coserle la apertura vaginal. Casi siempre es llevado a cabo por médicos tradicionales que usan herramientas oxidadas y sin esterilizar, lo que conlleva un grave riesgo para la salud de la mujer.

A pesar de que ya existe un proyecto de ley en el Parlamento, parece que éste no se debatirá hasta el año que viene debido a las elecciones que se celebran este mes en el país. UNICEF se ha mostrado convencida de que eventualmente se aprobará, pero ha asegurado que los pequeños detalles serán cruciales.

"Nuestro enfoque es que la ley vaya despacio, no queremos correr el riesgo de que se politice", ha asegurado Hopkins. "Nosotros promovemos el total abandono de la mutilación genital femenina, (pero) una gran parte de la opinión pública somalí intentará instaurar una forma más leve del ritual", ha añadido.

La sociedad de Somalia se está moviendo a mutilaciones más moderadas que consisten en practicar pequeños cortes o en la eliminación parcial del clítoris, algo que UNICEF sigue criticando, además, algunas familias empiezan a acudir a clínicas profesionales, lo que provoca que se corra el riesgo de legitimar la práctica.

"Sigue siendo una violación horrenda de los derechos y pongo en cuestión la integridad de los profesionales médicos que llevan a cabo esas prácticas", ha asegurado Hopkins.

Arraigo en la sociedad

La mutilación genital femenina suele acarrear numerosos problemas de salud. En algunos casos, la mujer puede sangrar hasta la muerte o morir a causa de las infecciones posteriores. En otros casos, se pueden dar complicaciones en el parto en el caso de que sean madres.

A pesar de ello, el ritual está considerado por la sociedad como un requisito previo al matrimonio y las que no hayan sido mutiladas pueden enfrentarse al aislamiento social. Muchos incluso creen que la ablación es una obligación religiosa, aunque no se menciona en el Corán.

La región semiautónoma de Puntlandia, en el norte del país, ha creado un precedente en la lucha contra la ablación. A finales de 2013, varios líderes religiosos emitieron una fatua, una orden islámica, para poner fin a la práctica. Hopkins ha reconocido que fue un paso enorme y que hubiera sido inimaginable hace diez años.

UNICEF busca concienciar a la sociedad ya que mucha gente es consciente de los riesgos que el ritual acarrea pero aun así someten a sus hijas a él por miedo al aislamiento o a que no pueda encontrar marido.

Por ello, UNICEF busca que las comunidades abandonen la ablación de manera colectiva. Hopkins ha asegurado que alrededor de 120 aldeas y comunidades han abandonado la práctica, por lo que se está avanzando hacia una normalización de aquellas mujeres que no están mutiladas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.