www.diariocritico.com

Los agresores de Samuel ya habían discutido con él en una discoteca 2 horas antes de la paliza

Los agresores de Samuel ya habían discutido con él en una discoteca 2 horas antes de la paliza
Ampliar
(Foto: Redes sociales)
viernes 13 de agosto de 2021, 13:21h

Semanas después se van conociendo nuevos detalles de la investigación del asesinato de Samuel Luiz Muñiz, el joven gay de La Coruña presuntamente agredido por motivos homófobos en una paliza grupal.

Según relata TVE, los presuntos agresores ya habían discutido con el joven en el interior de una discoteca unas 2 horas antes de la fatal paliza que acabó con su vida poco después.

Esto ha podido conocerse gracais a las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del local y ahora forman parte del sumario del caso.

Estas fotos prueban que tanto el grupo de amigos de Samuel como la pandilla de jóvenes que agredieron hasta la muerte al chico habían tenido un encontronazo anterior dentro de la discoteca, de nombre 'El Andén', ubicada en el Paseo Marítimo de A Coruña.

En ese momento previo hubo empujones entre ellos y en un momento tuvo que intervenir el portero de la discoteca. Esto demostraría que no fue una paliza fortuita como se explicó en un primer momento por una amiga de la víctima, que aseguró que Samuel fue increpado por primera vez cuando uno de los presuntos agresores confundió una videollamada del móvil con una grabación con la camára del dispositivo.

Los hechos investigados

Este presunto agresor estaba ya en el exterior de la discoteca con su pareja, con quien también habría discutido en el interior de una discoteca, y se informó que al creer que estaba siendo grabado por Samuel y su móvil, le increpó hasta terminar agrediéndole.

TVE explica que las cámaras de seguridad de la discoteca captaron el momento en el que llegaron a la discoteca los jóvenes Alejandro y Diego, que son, para la Policía, los principales responsables del crimen.

Una hora después llegaban Samuel y su amiga Lina y, a la 01:00 horas, 2 horas antes de la brutal paliza, es cuando ambos grupos se enzarzan en una discusión en los reservados del local.

Así que, con esta nueva tesis de investigación, se descataría la teoría de que todo comenzó con unas increpaciones en el paseo marítimo, entre personas que no se habían visto antes.

Se sigue investigando si se les puede imputar a los responsables, además de posibles delitos de asesinato, el agravante de delito de odio por la orientación sexual del fallecido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios