www.diariocritico.com
Arrimadas frena en seco las especulaciones sobre una fusión con el PP
(Foto: Congreso)

Arrimadas frena en seco las especulaciones sobre una fusión con el PP

lunes 22 de febrero de 2021, 09:24h

Muchos rumores han tenido lugar esta semana tras las elecciones catalanas del 14 de febrero. Tras la debacle electoral de Ciudadanos (pasó de 36 escaños a 6) y del PP (de 4 a 3), se especuló con que ambas formaciones estaban pensando en formas posibles de parar a Vox, que sigue avanzando como fuerza de la derecha.

Una de esas teorías apuntaban a la fusión entre ambos partidos, aprovechando unas palabras de Pablo Casado en su análisis de los malos resultados en Cataluña, que daban lugar a esta interpretación.

Pero en los últimos días, la presidenta naranja, Inés Arrimadas se ha encargado de ir asegurando a sus dirigentes del partido que no se va a proceder a esa fusión. Entre otras cosas, porque precisamente el proyecto de Arrimadas pasaría por 'centralizar' más si cabe a la formación y desmarcarse del PP.

Interpreta la presidenta de Cs que se sigue pagando en las urnas la estrategia de la anterior dirección, comandada por Albert Rivera, que quiso radicalizar su discurso y acercarse a PP y Vox desde la tan famosa foto de Colón. Hay que recordar que Arrimadas no estuvo en esa reunión de las derechas contra Pedro Sánchez y no posó en la foto, donde sí aparecieron pese a sus perfiles progresistas los dirigentes madrileños Begoña Villacís e Ignacio Aguado.

Los planes de Arrimadas

De hecho, los planes de Arrimadas es volcarse en las bases y retomar el contacto con los militantes, algo que dejó de hacer Rivera tras su acenso a la primera línea de la política. Cree la presidenta que fue la clave de su éxito en Cataluña cuando ella ganó las elecciones de 2017 y que el partido ha ido perdiendo apoyos en función de su alejamiento al PSOE para arrimarse a PP y Vox donde era necesario para gobernar, a cualquier precio.

Sin embargo, el liderazgo de Arrimadas está más que débil y discutido. El valenciano Toni Cantó pidió su dimisión tras el 14-F y los madrileños Aguado y Villacís le dejaron claro su malestar por el estado actual del partido. Por supuesto, tiene como enemigo personal a Francisco Igea, vicepresidente en Castilla y León y con quien rivalizó en las primarias para liderar Ciudadanos.

El problema (otros creen que es precisamente lo contrario) es que Arrimadas tiene un calendario electoral alejado, por lo que no podrá reformar su proyecto con respuestas positivas en las urnas. Las más cercanas serán las de 2022 en Andalucía, donde también manejan la vicepresidencia, por cierto. Será el primer gran examen para ella: si se debilita el partido naranja en beneficio de PP y/o Vox, su futuro estaría en peligro, ya que no se espera que llegase viva para las elecciones generales de 2023.

Mientras, espera impulsar proyectos progresistas tanto en las autonomías donde tiene peso como en municipios donde controla alcaldías o tiene influencia en ellas. Además, en Madrid, quiere apoyar iniciativas en el Congreso en la línea de los últimos meses, que Arrimadas considera que ha sido positivo para el partido, pese a las críticas por dar aire a Sánchez y Podemos en algunas ocasiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios