www.diariocritico.com

Ciudadanos da 48 horas al PP para solucionar discrepancias y cerrar un acuerdo

> El PP relativiza los plazos y asegura que las negociaciones para la investidura de Rajoy siguen avazando

jueves 25 de agosto de 2016, 19:59h

Si el acuerdo entre PP y Ciudadanos no está cerrado para el sábado por la noche, la formación naranja considerará que no habrá acuerdo y volverá a la abstención. Esto es lo que ha anunciado este jueves Juan Carlos Girauta después de constatar que el PP no parece dispuesto a comprometerse a cuantificar económicamente las medidas sociales ni a ceder en nada en el bloque de reformas institucionales. El PP ha asegurado que las negociaciones continúan y que, si fuera por ellos, firmarían este mismo viernes.

Ciudadanos da 48 horas al PP para solucionar discrepancias y cerrar un acuerdo
Ampliar
(Foto: Ciudadanos)

La falta de avance en las negociaciones entre PP y Ciudadanos ha provocado que la formación naranja haya decidido establecer un límite máximo para cerrar el acuerdo de investidura. El portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha anunciado que se dan 48 horas -hasta el sábado por la noche- para concluir las negociaciones y firmar el documento.

Los escollos principales siguen siendo los mismos que los destacados este miércoles. En primer lugar, Ciudadanos ha criticado que el PP no quiera concretar económicamente algunas de las medidas acordadas. La formación de Rivera ha pedido que se pongan cifras, en concreto, al plan contra la pobreza infantil, a la ampliación de la educación gratuita al tramo de los 0 a los 3 años, a la igualación de los permisos de paternidad y maternidad, al complemento salarial y al refuerzo del plan contra el fracaso escolar.

En segundo lugar, Girauta ha confirmado que no ha habido avances en el plano de las reformas institucionales, después de que este miércoles Ciudadanos destacara que los populares se negaban a reformar las diputaciones, el Senado o el Consejo General del Poder Judicial.

La formación de Rivera había puesto sobre la mesa la posibilidad de eliminar o, al menos, modificar aspectos de estas instituciones, y el PP se había comprometido a plantear una oferta intermedia. Pero, según Girauta, los populares se han limitado a reiterar que no estaban de acuerdo con estas reformas institucionales y no han entregado ninguna contra-propuesta.

"Deseando" dar el sí

El portavoz de Ciudadanos ha remarcado que las 48 horas no suponen un ultimátum porque a ellos no les cabe ninguna duda de que los negociadores del PP "son gente seria" y les entregarán las cifras que piden.

Girauta tampoco ha hablado en ningún momento de escenificar una ruptura de las negociaciones y ha explicado que el límite se marca porque, en realidad, no queda más tiempo para cerrar los detalles del documento antes del debate de investidura.

"Queremos, deseamos, poder darle el sí a la investidura al señor Rajoy. Por favor, dennos motivos para hacerlo", ha manifestado el dirigente de la formación naranja.

"No hay bloqueo"

Como ya viene siendo habitual, la versión del PP ha sido más suave y optimista. En una comparecencia inmediatamente posterior a la de Girauta, Fernando Martínez-Maíllo ha aclarado que las negociaciones siguen avanzando y ha relativizado el plazo marcado por Ciudadanos.

Ambos portavoces además, han confirmado que el límite de 48 horas no se ha tratado durante la reunión, sino que ha sido algo que Ciudadanos ha establecido en su rueda de prensa.

El negociador popular ha quitado importancia a la cuestión de los tiempos y, por una parte, ha señalado que el plazo máximo para negociar es el mismo día del debate de investidura, el próximo martes 30. Pero, al mismo tiempo, se ha preguntado que por qué esperar 48 horas si pueden cerrar el acuerdo este mismo viernes.

Maíllo ha recalcado que ya están cerrando la redacción de unas 100 medidas económicas y sociales y que este jueves también han acordado algunas propuestas sobre regeneración política, más allá del pacto anti-corrupción firmado la semana pasada.

Sin embargo, también ha reconocido que se mantienen algunas discrepancias relevantes -como la del contrato único- y que, de momento, las medidas sociales que ha señalado Ciudadanos no cuentan con una dotación presupuestaria.

Maíllo ha recordado que el pacto incluirá un compromiso para respetar la senda del déficit pactada con Bruselas y que no pueden dotar económicamente propuestas de más gasto público que lo comprometan. Además, ha apuntado que primero hay que ponerse de acuerdo en el contenido y que de las cifras se habla al final.

Los partidos han estado reunidos durante todo este jueves para abordar las discrepancias pendientes sobre el bloque de reformas institucionales y pasar al asunto más fácilmente abordable, como el capítulo de 'España en el mundo'. PP y Ciudadanos habían acordado dejar los temas en los que no se había encontrado acuerdo para el final, por lo que se prevé que estos últimos días sean los más complicados.

Cambiar la fecha electoral

Por otra parte, los representantes de los dos partidos han sido preguntados por la propuesta del PSOE de reformar la ley electoral para acortar la campaña y que unas hipotéticas elecciones no cayeran el día de Navidad. Todavía quedan dudas sobre la capacidad y los posibles plazos para llevar esta propuesta a votación en el Congreso, aunque al final la ralentización o no del procedimiento dependería mucho del PP.

Girauta se ha limitado a señalar que Ciudadanos no tendrían ningún problema en apoyar esta medida.

La reacción del PP ha sido muy diferente, ya que han criticado a los socialistas por estar pensando ya en unos terceros comicios cuando ahora tienen la oportunidad de evitar las elecciones.

Maíllo no ha ahorrado en calificativos y ha señalado que la propuesta del PSOE es "triste", "decepcionante" y hasta "escandalosa".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios