www.diariocritico.com

Las confesiones más sinceras de Fernando Simón en la entrevista de Évole

Las confesiones más sinceras de Fernando Simón en la entrevista de Évole
(Foto: La Sexta)
lunes 15 de marzo de 2021, 09:04h

El epidemiólogo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, fue entrevistado este domingo en el programa 'Lo de Évole'. Si bien no era ni mucho menos la primera entrevista al experto que asesora al Gobierno en la pandemia del coronavirus, sí suponía novedades tras superar la tercera ola.

Por ejemplo, vimos a un Simón mojándose en varios temas delicados y sincerándose sobre cómo se sentía tras este duro año de gestión de la pandemia. El científico confesó que no quiere ninguna notoriedad pública en el futuro y que lo ideal sería que en el futuro se le olvide. Prefiere que la gente se quede con que durante esta época se habló "en la televisión y en los medios de comunicación españoles" de "salud pública".

Quemado físicamente

Simón adimitió, también, que tras un año de lucha contra la covid-19 se encuentra "muy cansado" a nivel físico, pero aseguraba que no se bajará "del barco" porque "con estas cosas no se puede hacer de cualquier manera". Dijo estar "quemado físicamente" pero reflexionó: "Esto es cuestión de saber cuál es tu trabajo, aceptar hasta dónde puedes llegar y que si sigues siendo el responsable para hacer este trabajo, tienes que seguir haciéndolo hasta que esto acabe".

En cuanto a partidos políticos, Simón también se mojó bastante. Recuerda que convivió igualmente con el PP durante la crisis del ébola en 2014 y que ahora lo ha hecho con los ministros del PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, desmintió que haya tenido que hacer un papel político este año: "Más de divulgador que de científico, pero no de político".

Y preguntado sobre si le han propuesto ir en alguna lista electoral, el experto se rio, recordando que es "un bocazas" como para ser político. "No creo que lo vaya a ser nunca, yo no soy ni puedo. Ni creo que aguantara en el mundo político", confesó. Además, dio razones de por qué no: "Hay que tener una personalidad mucho más fuerte y una resiliencia individual mucho más grande".

De izquierdas o de derechas

Hablando sobre si es de izquierdas o de derechas, también Simón se mojó: "¿Tengo que decirlo? Creo que se me nota. Soy muy social. Tenemos que preocuparnos por las personas que tienen necesidad. Los que tienen las necesidades cubiertas, las tienen cubiertas; me preocupan poco. Creo que tenemos que evitar pensar que somos 2 grupos diferentes. Creo que somos una población y no entiendo cuando veo posiciones en las que parece como si los grupos más desfavorecidos fuesen de otra especie. Me parece inaudito que se pueda valorar a la población por el nivel económico que tenga. Y más sabiendo que el nivel socioeconómico de las familias tiene mucho que ver con el futuro de los hijos. Tenemos que conseguir romper el círculo vicioso".

Sobre la imagen que tiene en la sociedad, aseguró que "cientos y cientos de personas que me han parado en este último año y pico y sólo 2 me han dicho algo un poco desagradable".

Vacunas

(Foto: La Sexta)

Simón aseguró que no se ha vacunado aún, pese a algunas malas lenguas, y explicó: "Bueno, cuando me toque me avisarán. Iré como cualquier otra persona".

Por otra parte, defendió que "las vacunas van a empezar a llegar con muchísima más frecuencia y muchísima más cantidad a partir del mes que viene". Por eso, se mostró positivo e insiste en que la idea es que "el 70% de la población esté vacunada en verano".

La polémica con su sueldo

Évole pregunta también a Simón por la polémica de su sueldo, que se aseguró que era de 5.452 euros al mes más pluses. El epidemiólogo del Gobierno se mostró molesto: "No es bueno que con los funcionarios se llegue a este nivel de obsesión", explicó.

"Los funcionarios tienen que tener un trabajo y tienen que realizarlo ahora, pero tienen que seguir realizándolo los próximos años; y si dentro de equis tiempo vuelve a aparecer una epidemia como ésta y tenemos que poner a gente a trabajar en esta epidemia, si los funcionarios se han visto sobreexpuestos y se les han generado problemas es muy fácil que los funcionarios digan: pues esta pandemia que se la coma a otro...".

Los errores

Simón también dio explicaciones sobre por qué se cometieron tantos errores de cálculo sobre cómo de grave sería la pandemia en nuestro país. El experto cree que no le ha perseguido tanto que dijera en enero de 2020 que apenas habría contagios en España: "Lo cierto es que esas declaraciones el 31 de enero, en España fue cuando se diagnosticó el primer caso, el único caso que había en ese momento. Que fue de un alemán que había viajado a La Gomera de vacaciones".

Argumenta que "en aquel momento no había transmisión nada más que en China y era una transmisión muy controlada ya que ni siquiera en ese país había transmisión comunitaria". Pero sí reconoce que debió ser más prudente y no aventurar tanto datos futuros.

Simón también insistió en la polémica de las mascarillas. Évole le preguntó si no se recomendó a la población usarlas porque no había suficientes y el epidemiólogo explicó que por entonces no se sabía bien, pero que en todo caso debían usarla sólo los enfermos. Ahora, sin embargo, se obliga usarlas a todos los ciudadanos porque "no se sabe quién está infectado".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios