www.diariocritico.com

Las negociaciones entre PSOE y Podemos, otra vez en punto muerto

> El candidato a la presidencia tendrá que hacer un discurso sin referirse a un acuerdo programático cerrado

lunes 22 de julio de 2019, 07:49h
Sesión constitutiva del Congreso
Ampliar
Sesión constitutiva del Congreso (Foto: Congreso)

Este lunes al mediodía arrancaba en el Congreso de los Diputados el debate de investidura de Pedro Sánchez, mientras que su partido, el PSOE, y los socios necesarios para atar la presidencia, Unidas Podemos, han negociando a contrarreloj un acuerdo programático que no ha sido cerrado.

Al parecer, tras las fallidas conversaciones de la noche del domingo, la vicepresidenta Carmen Calvo y el dirigente de Podemos Pablo Echenique han seguido negociando esta mañana de manera discreta, sin los focos públicos. Lo hacían con prisas, antes del comienzo del debate de investidura, pero según confirmó Calvo, este encuentro ha finalizado de nuevo en punto muerto respecto a las negociaciones y el apoyo de Unidas Podemos a los socialistas.

Informaciones en los medios

Según 'Onda Cero', Podemos no ve suficiente la oferta de una "vicepresidencia simbólica" que lanzó el PSOE porque ya han renunciado a mucho: a que Pablo Iglesias esté en el Ejecutivo, a pedir ministerios de Estado -Interior, Exterior, Defensa, Economía, Justicia...- o a pedir un referéndum en Cataluña. "No paramos de encontrarnos más que excusas", asegura 'Onda Cero' que han contado sus fuentes de Podemos.

Casi en esa línea, la 'SER' asegura que las negociaciones estaban "estancadas", también citando fuentes del equipo negociador de Podemos. "En 48 horas, salvo el buen tono, no ha habido ningún paso y lo único que el Gobierno ha ofrecido a Podemos son responsabilidades simbólicas, no carteras ministeriales", se asegura desde este partido.

Qué ha pasado hasta ahora

Las comisiones negociadoras de PSOE y Unidas Podemos se reunieron durante todo el fin de semana pero la cita crucial comenzó la tarde del domingo, donde intentaron cerrar el programa común, con guiños a potenciales socios como Compromís, el PRC cántabro y el PNV. Dichas negociaciones comenzaron el mismo viernes, cuando se confirmó el desbloqueo por la renuncia de Pablo Iglesias a estar en el Ejecutivo, condición sine qua non que había impuesto Sánchez.

Todo parece indicar que el programa común intentará ser más social que nunca, con especial atención a la lucha contra el cambio climático, la desigualdad de género, el maltrato machista y medidas económicas con carácter social. En las negociaciones se está intentando separar lo que tanto les distancia de lo que les acerca. Cataluña es el gran motivo de fricción entre ambos partidos, pero Podemos se comprometió con dejar que se imponga la postura del partido más votado, el PSOE.

Según se pudo saber, Carmen Calvo, que lideraba el frente negociador socialista, se intenta que un proyecto de Presupuesto, con la base de lo ya acordado antes de las elecciones, sea el documento fundamental sobre el que trabajar. Pablo Echenique de Podemos lidera la comisión negociadora del otro frente.

El debate

Sánchez, el candidato socialista a presidente del Gobierno, será el primero en intervenir sin límite de tiempo y cuando finalice se suspenderá la sesión hasta las 16:00 horas, cuando se retomará el debate con la intervención de los representantes de los grupos parlamentarios en orden de mayor a menor según el número de diputados hasta las 20:30 horas. El martes 23 se reanuda la sesión parlamentaria a las 9:00 horas con la intervención del resto de portavoces de los grupos que no lo pudieron hacer el día anterior por falta de tiempo.

El presidente del PP, Pablo Casado, será el primero en replicar a Sánchez, el líder de Ciudadanos Albert Rivera y después los de Unidas Podemos-ECP-GEC, Vox, ERC, PNV, Grupo Mixto y por último le tocará el turno al portavoz del PSOE por ser el partido del candidato.

Tendrán 30 minutos en primera intervención y otros 10 para la segunda. Por su parte, el candidato tiene la posibilidad de responder de uno a uno o de forma agrupada, si bien esta fórmula es menos habitual.

Por último se procederá a la votación y cada uno de los diputados se decantará por un 'Sí', un 'No' o 'Abstención' pronunciándose de uno a uno de viva voz desde el escaño en orden alfabético. En esta primera votación, Sánchez necesitaría 176 apoyos para obtener mayoría absoluta en la cámara. Se espera que la votación esté lista aproximadamente a las 18:00 horas del martes.

Algo que está previsto que no ocurra -lo máximo serán 173 votos a favor- por lo que los diputados volverán al Congreso el jueves 25 de julio a repetir un nuevo debate pero con los tiempos acortados -10 minutos para el candidato y 5 para cada representante de los grupos- y una nueva votación tras la cual Sánchez saldría investido presidente si consigue la mayoría simple, es decir, más síes que noes. La votación debería ser a las 48 horas del anterior, por lo que a media tarde tendríamos presidente... o no.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.