www.diariocritico.com

El temor a una nueva crisis podría favorecer el voto más moderado

> España, primer banco de pruebas europeo para calibrar el alcance del ‘divorcio’ europeo

sábado 25 de junio de 2016, 12:57h

Gástate 20 millones de euros para que vengan los británicos y te arruinen la estrategia a cinco minutos del final del partido. Un ‘no’ en el referéndum convocado por David Cameron hubiera dejado las cosas como estaban y muchos confiaban en que no se desataría la tormenta del ‘si’ que ha estallado sobre las cabezas de los candidatos a escasas horas de que este domingo se abran las urnas. Una nueva crisis a escala planetaria ha ocupado el primer plano y sus consecuencias sobre el voto han elevado todavía más el nivel de incertidumbre. La opinión generalizada es que favorecerá las opciones más conservadoras; otros que quizá haya llevado el hartazgo de los ciudadanos demasiado lejos.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, dos formas de disfrutar de la jornada de reflexión.
Ampliar
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, dos formas de disfrutar de la jornada de reflexión.

El PP podría haber acertado en su estrategia de polarización de la campaña si realmente el Brexit favorece el voto más conservador. Poner el foco sobre Unidos Podemos ha acentuado su imagen como ‘refugio’ ante la que se avecina, un buen reclamo para quien prefiere no hacer ‘mudanza’ política en tiempos de tribulación. En Génova ven hoy más cerca ese 30% de votos.

Para el PSOE es el último clavo ardiendo al que agarrarse para no despeñarse por el precipicio del ‘sorpasso’. Hace 15 días, Pedro Sánchez partía como perdedor en la carrera electoral, ahora él también puede beneficiarse de la ‘campaña del miedo’ en su condición actual de líder del centro político, sin el sambenito de un Rajoy visto como ‘el señor de los recortes’ y la incógnita de si Unidos Podemos, sin experiencia de Gobierno y sin ‘cuadros’, sería capaz de gestionar una crisis como la que se cierne sobre las cabezas de medio mundo, no sólo las españolas.

Ciudadanos sería otro de los beneficiarios de ese hipotético aumento del voto moderado. El problema de los de Albert Rivera es el mismo que el de la coalición de izquierdas: la bisoñez de un partido demasiado ‘joven’. El ‘efecto Fernández’ de las grabaciones en el despacho del ministro del Interior pareció favorecerles en la recta final de la campaña, pero se ha desvanecido ante la magnitud del terremoto financiero.se

Un análisis menos ‘conservador’ cree, por el contrario, que el Brexit, o mejor dicho sus consecuencias, también favorecerá el voto del ciudadano ‘indignado’, harto de vivir en una crisis permanente, tanto económica como social. Como mínimo compensará el incremento que se atribuye a los partidos ‘tradicionales’ que, una vez más, en lugar de arreglar las cosas, las han empeorado desde el punto de vista de un sector de la población a punto de situar a Unidos Podemos como segunda fuerza política de este país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.