www.diariocritico.com

El PP pide tiempo para debatir en su Ejecutiva si acepta las condiciones de Ciudadanos

> El Comité Ejecutivo del PP se reunirá el próximo miércoles 17 de agosto
> Rivera se compromete a formar un equipo de negociación tan pronto como el PP apruebe las condiciones

miércoles 10 de agosto de 2016, 12:05h
Mariano Rajoy ha pedido tiempo a Albert Rivera para poder valorar las 6 condiciones previas exigidas por Ciudadanos para abrir una negociación. Los populares debatirán y votarán estas demandas en la Ejecutiva nacional del partido, que se celebrará el próximo miércoles 17 de agosto. Tras la reunión con el presidente en funciones, Rivera se ha comprometido a formar un equipo negociador inmediatamente después de que el PP acepte las condiciones.
El PP pide tiempo para debatir en su Ejecutiva si acepta las condiciones de Ciudadanos
Ampliar
(Foto: Ciudadanos)

La tercera reunión entre Mariano Rajoy y Albert Rivera ha estado rodeada por un ambiente de expectación, después de que Ciudadanos aceptara negociar su posición en la investidura si el PP accede a seis condiciones previas y se compromete a fijar una fecha para el debate. El cambio de posición de la formación de Rivera ha supuesto un "segundo paso" hacia el desbloqueo, en palabras del presidente en funciones.

El líder del PP le ha pedido a Rivera tiempo para valorar las exigencias y debatirlas en el Comité Ejecutivo del partido, que se celebrará el próximo miércoles 17 de agosto. Según ha explicado Rajoy, necesitan un margen para poder estudiar las propuestas, ya que algunas requieren cambios constitucionales y mayorías reforzadas.

El presidente en funciones no ha querido detallar cuál es su opinión sobre las exigencias de Ciudadanos o cuál va a ser su postura en el Comité Ejecutivo del PP, pero sí se ha comprometido a ser constructivo y a intentar evitar la repetición electoral.

"Haremos cuanto esté en nuestra mano para que pueda abrirse esa negociación política porque ese es el interes de los españoles y lo anteponemos a cualquier otra consideración", ha afirmado Rajoy desde el Congreso de los Diputados.

La ruta de Ciudadanos

"Estamos en stand-by a la espera de ejecutiva del PP", ha sido la definición dada por el dirigente de Ciudadanos sobre los siguientes pasos a tomar. Pero, a su vez, Albert Rivera se ha comprometido a formar un equipo negociador en cuanto los populares acepten las exigencias, ya que el proceso tendría que ser rápido.

Ciudadanos decidió este martes aceptar una negociación de investidura bajo seis condiciones previas, todas relacionadas con la corrupción y la regeneración politica. Además, Rivera ha exigido a Rajoy que fije ya una fecha y una hora para el debate en el Congreso como "condición logísitica" necesaria.

Las condiciones para abrir una negociación son la separación de cualquier cargo público imputado por corrupción; la eliminación de los aforamientos; la reforma de la ley electoral para establecer listas desbloqueadas, una mayor proporcionalidad y eliminar el voto rogado; acabar con los indultos políticos a condenados por corrupción; limitar los mandatos del presidente del Gobierno a 8 años y crear una comisión para investigar la presunta corrupción del PP.

Si los populares aceptan estas seis condiciones más una, se abriría otra fase de negociación donde Ciudadanos contempla hablar y proponer otros asuntos como la reforma educativa o la modificación del régimen de autónomos. Este miércoles, Rivera ha desvelado que también quiere plantear otros asuntos que han quedo fuera de las primeras exigencias, como la eliminación de las diputaciones, aunque no ha querido adelantar acontecimientos.

El presidente de la formación naranja ha aclarado además que, si se abre la negociación, ellos estarán "abiertos a todo", también a cambiar su posición en la investidura de la abstención al 'sí'.

La fecha de la investidura

El dirigente de Ciudadanos tampoco ha conseguido en este encuentro sonsacar a Rajoy una fecha para el debate de investidura. Rivera ha vuelto a reiterar que "cuanto antes mejor". ¿Y cuándo es eso? Según el líder de la formación naranja, se debería producir a finales de agosto o principios de septiembre para que de tiempo a aprobar el techo de gasto y los presupuestos generales.

Rivera ha aceptado que el PP se tome estos días de reflexión, también para marcar la fecha de la investidura, pero ha señalado que en cuanto el PP apruebe las condiciones, le gustaría volver a reunirse con el dirigente popular para fijar o al menos conocer cuándo será el debate. Fuentes de la formación han remarcado que el "después" de Rivera se refiere a un día después y no hasta que los populares se aseguren los apoyos de un tercer partido.

Rajoy sólo ha señalado que la fecha de la investidura no se fijará hasta después del Comité Ejecutivo, aunque sí ha comentado que le gustaría que los presupuestos fueran aprobados "en tiempo y forma", es decir, que estuvieran listos en septiembre.

Preguntado si estaría dispuesto acudir al debate en el Congreso sólo con el 'sí' de Ciudadanos -insuficiente para sacar adelante la investidura-, Rajoy se ha limitado a contestar "ya veremos".

Presión al PSOE

Por otra parte, Rajoy ha apuntado que existe una vía de comunicación abierta con Pedro Sánchez, ya que el líder del PSOE se habría comprometido a "escuchar" y atender las llamadas del presidente. Sin embargo, ha evitado concretar si intentará ponerse en contacto con el secretario general socialista en los próximos días para pedir una nueva reunión.

"Es evidente que yo puedo llamar a Sánchez en cualquier momento, pero lo que también es evidente es que si no cambia su posición, es imposible la investidura", ha apuntado Rajoy.

El líder de Ciudadanos también se ha referido al PSOE en tono de crítica y ha asegurado que, si Sánchez no quiere negociar, desde Ciudadanos se asegurarán de que algunas de las reformas defendidas por los dirigentes y votantes socialistas estén sobre la mesa.

No obstante, Rivera ha aclarado que algunas de las reformas estarían abiertas a otros partidos, especialmente al PSOE, ya que necesitarían más votos que los que suman PP y Ciudadanos. Es el caso de la reforma electoral, sobre la que Rivera ha dicho que lo deseable sería que contara con la aportación de otras formaciones.

Sobre la posibilidad de negociar con partidos nacionalistas si el PSOE mantiene su 'no', Rajoy ha asegurado que no es una posibilidad muy realista, mientras que Rivera ha descartado de pleno incorporar al acuerdo a quienes quieren "romper España".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios