www.diariocritico.com

Sánchez y los barones del PSOE buscan cómo hacer creíble su ‘no’ a Rajoy

> Las discrepancias internas complican la ‘hoja de ruta’ que el candidato socialista presenta este sábado ante el Comité Federal

sábado 09 de julio de 2016, 00:02h

El PSOE se enfrenta este sábado en la reunión del Comité Federal al reto de hacer creíble su “no” a la investidura de Mariano Rajoy. Mientras el líder del PP, para variar, se toma su tiempo para sumar apoyos, a Pedro Sánchez los suyos -o sea, los de siempre- le marcan el camino de la abstención sin darse cuenta de que le están dejando sin discurso propio: si lo hace, la gloria será de Felipe González y, el papelón, comparable al de Albert Rivera explicando que su propio ‘no’ tampoco lo era del todo. La salida que algunos barones como Iceta o Armengol insinúan es una apuesta arriesgada, casi imposible de articular se mire como se mire, pero casi la única de que dispone el líder socialista para demostrar precisamente eso: su liderazgo.

Sánchez y los barones del PSOE buscan cómo hacer creíble su ‘no’ a Rajoy
Ampliar
(Foto: EP)

El gran error del debate abierto en el PSOE no es que se produzca, sino que condiciona y debilita la estrategia de su propio líder. El poderoso ‘lobby’ abstencionista pretende que Pedro Sánchez anuncie su posición -y de paso se suicide- antes de que Mariano Rajoy haya salido siquiera de La Moncloa para negociar, lo que por fin ocurrirá el martes que viene para su encuentro con Albert Rivera.

'Loable' consejo, por ejemplo, el de Josep Borrell de que, antes de torcer el brazo, se intente sacar al PP todas las concesiones posibles. Con la investidura garantizada de antemano, que no lo dude el ex ministro, Mariano Rajoy se podrá permitir, además, ser ‘generoso’. “O no”, como suele decir el sarcástico presidente del Gobierno en funciones. El único ‘no’, por cierto, que sigue en vigor.

Rajoy es el verdadero beneficiario, paradójicamente, de ese 'lobby' abstencionista del PSOE que, en el fondo, recurre al mismo argumento de la ‘responsabilidad de Estado’ utilizado desde la derecha para márcarle también el camino al líder de Ciudadanos. Rivera tiene que pactar y Sánchez mirar para otro lado si no quieren ser tachados, como mínimo, de irresponsables.

Miquel Iceta, Francia Armengol y Luis Tudanca, el ‘club de la Tramontana’ -se ha lucido Javier Lambán intentando descalificar a sus compañeros-, han salido en auxilio de su secretario general diciendo en voz alta lo evidente: que el mundo no se acaba en Rajoy y que hay alternativa, probablemente inviable, pero aritméticamente posible y como advierte la dirigente balear, los votantes del PSOE quizá no perdonen a los dirigentes del partido que ni siquiera lo intenten.

Como bien reitera cada vez que puede Antonio Hernando, el mejor conocedor de las negociaciones pasadas y presentes, el problema es el mismo que antes del 26J: cómo combinar PSOE, Unidos Podemos y C’s. O, mejor dicho, a estos dos últimos.

Dado que ahora PSOE y C’s no pueden afrontar un Gobierno en minoría con sus 117 escaños, mientras que socialistas y Unidos Podemos sumarían más de 150, se trataría de que Albert Rivera diera otro triple salto mortal y se abstuviera. Porque el soñado pacto a tres de Sánchez sigue siendo una quimera.

Un escenario lo bastante complicado sin recurrir, según las ha definido hoy Pablo Iglesias, a las “fuerzas catalanas”, o sea ERC y Convergència, y a las “fuerzas vascas”, o sea PNV y… Bildu. Sus votos o al menos su aquiescencia harían innecesario a Ciudadanos. Pero para un sector del PSOE tal posibilidad conduce poco menos que al apocalipsis.

Jorge Verstrynge, impulsor e ideólogo de Podemos, ha asegurado este viernes en La Sexta que le “consta” que el partido morado hará todo lo posible para evitar unas terceras elecciones, incluido el “sacrificio personal” de Pablo Iglesias. Lo tiene fácil: es el que menos tiene que perder y el que más puede ganar.

;

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.